El Parlamento de Canarias impulsa el acogimiento familiar a menores migrantes no acompañados y la puesta en marcha de programas de formación para jóvenes entre 16 y 18 años. El Pleno de la Cámara regional aprobó ayer, por unanimidad, una proposición no de ley (PNL) presentada por Podemos para instar al Gobierno autonómico a fomentar dicha iniciativa, de tal forma que las familias ejerzan como tutoras para apoyar y acompañar a los menores en la integración, formación y desarrollo hasta su mayoría de edad.

María del?Río, que se encargó de defender la propuesta de Podemos, aseguró que "es un deber" de los gobiernos cumplir con los derechos humanos. La parlamentaria señaló que "nadie elige dónde nace", pidió a los ciudadanos a ponerse en la piel de quienes se embarcan en una patera o cayuco para huir de un "infierno" y recalcó que los menores no pueden ser "desatendidos".

El resto de partidos con representación parlamentaria coincidieron en que es necesario dar la mejor respuesta a la llegada de migrantes a las costas del Archipiélago y en la importancia de ofrecer la mejor atención a los menores migrantes no acompañados. Estos son "la cara más vulnerable" de la migración y los procesos de integración "no son los más adecuados", según se puso de manifiesto.