06 de noviembre de 2019
06.11.2019

Un trabajador del Cabildo de Lanzarote cobra el sueldo durante 26 años sin acudir a su puesto

Fernando Ruiz, que costó 1,5 millones a las arcas insulares y ejerce de conservador jefe en la Fundación César Manrique, justifica su situación por un acuerdo institucional

06.11.2019 | 13:12
José Juan Ramírez, en primer término, a la izquierda, y Fernando Ruiz, en el centro, con gafas oscuras, ayer, en el Charco de San Ginés.

El conservador jefe del museo de la Fundación César Manrique (FCM), Fernando Ruiz, ha cobrado su sueldo los últimos 26 años (entre 1993 y 2019) del Cabildo de Lanzarote , a pesar de no desempeñar su trabajo en esa institución sino en la fundación que lleva el nombre del artista lanzaroteño, con el que colaboró entre mediados de los años 80 y 1992, año de la muerte de Manrique.

El coste que ha supuesto para las arcas de la corporación insular la contratación de Ruiz desde 1993 hasta hace unos meses ha sido de 1,5 millones de euros, cantidad en la que se incluyen las retribuciones y los gastos de Seguridad Social, según el documento al que ha tenido acceso este periódico.

Ruiz desempeñó diversas funciones como técnico superior en el Departamento de Cultura del Cabildo, detalló ayer elperiodicodelanzarote.com , que adelantó las irregularidades de su situación laboral.

El responsable de conservación de la FCM comenzó a trabajar en el Cabildo en julio de 1986 con un contrato temporal de seis meses, que fue prorrogado por el mismo periodo de tiempo en cinco ocasiones, hasta un total de tres años. "Entre julio de 1989 y el 3 de abril de 1990 no hay contrato", tal y como se desprende del informe sobre el vínculo laboral de Ruiz con la corporación insular solicitado en marzo de 2019, coincidiendo con el año del centenario del nacimiento de Manrique, por la Presidencia de la institución, en ese momento en manos del nacionalista Pedro San Ginés.

El 3 de abril de 1990 el Cabildo nombró a Ruiz personal laboral fijo y ese mismo mes solicitó excedencia por un plazo de doce meses debido a que el trabajo al que pensaba dedicarse era "incompatible" con su puesto en el Departamento de Cultura.

El Cabildo accedió a la petición de Ruiz de excedencia por un año y también a la ampliación de la misma que pidió por dos anualidades más, hasta 1993. La entonces consejera insular de Cultura, Sebastiana Perera, del PIL, consideró que "no existe inconveniente en que se acceda a la petición del interesado".

La inauguración de la Fundación no fue hasta marzo de 1992, seis meses antes del fallecimiento de Manrique, pero el artista había creado esa institución cultural unos años antes.

En febrero de 1993 la FCM pidió al Cabildo que estudiara la posibilidad de que una vez Ruiz se incorporase a su puesto en esa administración, pudiera pasar a desarrollar sus funciones en la FCM en comisión de servicios.

Sin embargo, en marzo de 1993, el asesor jurídico de Recursos Humanos del Cabildo aclaró que no es posible porque "el Convenio Colectivo de la actividad del señor Fernando Ruiz Gordillo, no prevé la posibilidad de la comisión de servicio, por lo cual no es posible la fórmula que se insinúa en el escrito para que este señor prestara sus servicios en la Fundación solicitante". Es más, prosigue el escrito, "podría interpretarse como una sesión ilegal de trabajadores prevista y sancionada en el Estatuto de los Trabajadores". Recursos Humanos insiste en que "legalmente entendemos que no existe posibilidad de que este señor pudiera prestar sus servicios una vez incorporado al Cabildo en esa Fundación ni en ningún otro lugar ajeno al Cabildo".

En noviembre de 1993 la Fundación le comunica al director del Departamento de Cultura de la institución que "conforme a lo pactado [Ruiz] viene desempeñando sus funciones satisfactoriamente en esta Fundación desde el 2 de abril del año en curso, lo cual se lo hago saber para los efectos que procedan".

Una década después, en junio de 2003, el Cabildo envía un escrito a Ruiz para que se reincorpore a Cultura, pero la notificación no es posible porque no se encuentra en su domicilio. Tampoco tiene éxito la notificación el mes siguiente en la Fundación dado que Ruiz se encontraba de vacaciones.

Sin justificación


En el Cabildo no consta solicitudes por parte de Ruiz de vacaciones, asuntos propios ni otras peticiones, a excepción de las excedencias ya citadas y dos bajas médicas, una entre 2006 y 2007 y otra entre 2010 y 2011. La corporación insular tampoco tiene "acto administrativo alguno" que "acredite y acceda" a que Ruiz desarrollara sus funciones en la Fundación". Por ese motivo, el Cabildo le requirió a que en un plazo de cinco días presentara documento acredidativo con el fin de aclarar "la situación administrativa por la que este Cabildo le autorizó a desempeñar sus funciones en a Fundación César Manrique".

El propio Ruiz explicó ayer a este periódico que "no es verdad que lleve 26 años sin pasar por el Cabildo" y precisó que "en su día hubo un acuerdo" para que pudiera desempeñar su labor en la Fundación. Entre otros órganos, Ruiz fue representante de la Fundación en el Consejo de la Reserva de la Biosfera de Lanzarote durante más de quince años y es miembro de la Comisión de Patrimonio Histórico del Cabildo desde su creación y de la comisión Centros de Arte, Cultura y Turismo de la EPEL- FCM.

Aclaró que desde "junio o julio de este año" no cobra su sueldo del Cabildo porque está "en excedencia". Añadió que "no hay nadie en el Cabildo, incluido Pedro [San Ginés, que gobernó entre 2009 y 2019] que no conozca mi situación".

La polémica surgió este año en medio de la confrontación por los actos del centenario de Manrique. Admitió que se enteró de que su situación laboral es "irregular con la misma sorpresa que dice Pedro que se enteró". No obstante, recordó que hace un año se reunió con el jefe de Recursos Humanos del Cabildo para hablar del asunto", a pocos meses de su jubilación. Ruiz reconoce que "era trabajador del Cabildo que desarrollaba la actividad en la Fundación César Manrique, fruto de un acuerdo entre la Fundación y el Cabildo después de que me dijeran que fuera a trabajar a la Fundación para desarrollar mi actividad".

Entre 1993 y 2019 la Presidencia del Cabildo la han ostentado, en distintos momentos, miembros del PIL, PSOE, PP y CC sin que se hubiera regularizado la situación de Ruiz. El presidente de la FCM, José Juan Ramírez, eludió ayer pronunciarse al respecto. "No es el momento", dijo tras asistir a los actos de descubrimiento de la placa con el nombre de su padre, José Ramírez Cerdá, en el parque al que el alcalde de Arrecife entre 1955 y 1960 da nombre en la capital, y la que denomina Avenida César Manrique el paseo que circunda el Charco de San Ginés.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook