03 de noviembre de 2019
03.11.2019

Sin cambios en las deducciones en el tramo autonómico del IRPF

Establece un límite de renta para la bonificación por los gastos de enfermedad Los beneficios fiscales previstos son 87,8 millones

02.11.2019 | 23:08

El cuatripartito mantiene en el presupuesto de 2020 las mismas deducciones fiscales autonómicas que en las cuentas aún vigentes. Pese a que en los inicios de la revisión fiscal los principales dirigentes del Ejecutivo habían apuntado la posibilidad de eliminar deducciones del tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el hecho es que se mantienen todas y la estimación es que aumentan los beneficios fiscales hasta los 87,8 millones de euros el próximo año.

La única novedad que se introduce es la referida a la bonificación por gastos de enfermedad y sanitarios, en la que se introduce un límite de renta, de tal forma que los que se podrán beneficiar de esta deducción son los que declaran en el IRPF ingresos hasta 39.000 euros si la declaración es individual y hasta 52.000 euros si es conjunta. Esta bonificación es la tercera de la que más se benefician las familias tras las deducciones por contribuyentes minusválidos y mayores de 65 años y por alquiler de vivienda habitual.

Según se refleja en las memorias del presupuesto, será en las declaración del IRPF de 2019, a realizar en el año 2020, cuando se aplicarán los beneficios fiscales que se aprobaron en las cuentas autonómicas de este ejercicio, como son la deducción de medio punto del tipo marginal de la tarifa autonómica, aplicable a los tres primeros tramos de renta pero que también afectan al resto y la ampliación de la deducción aplicable a las familias numerosas.

En la previsión realizada sobre la estimación de los beneficios fiscales del presupuesto de 2020, la suma de estos beneficios para los contribuyentes se eleva a 87,8 millones de euros frente a los 82,8 de este ejercicio. El alquiler de la vivienda habitual es el que más coste le supone a las arcas autonómicas, ya que la suma de las deducciones se eleva a 24,8 millones de euros. Las bonificaciones por contribuyentes discapacitados y mayores de 65 años suman 22,4 millones, mientras que los mencionados gastos por enfermedad se elevan a 12,3 millones de euros.

Otras deducciones destacadas son las referidas a gastos de estudios -5,2 millones-, por familia numerosa -5,3 millones-, por inversión en vivienda habitual -5,5 millones- o por gastos de estudios en infantil, primaria, secundaria, bachillerato y FP grado medio -5,4 millones-.

En relación con el coste de reducir medio punto la tarifa autonómica para los contribuyentes de los dos primeros tramos de la base liquidable general, se estima que ronda los seis millones de euros tomando en cuenta los datos provisionales referidos a la declaración de la renta del ejercicio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook