05 de octubre de 2019
05.10.2019

La Intervención del Estado da luz verde a los fondos de la financiación autonómica

Canarias recibirá 223 millones de euros antes de las elecciones del 10 de noviembre

05.10.2019 | 04:07
El presidente Ángel Víctor Torres (izquierda) y el vicepresidente Román Rodríguez, ayer en el pleno del Parlamento.

Torres rechaza que sea una medida electoralista porque la había adelantado desde agosto.

La Intervención del Estado ya ha dado su conformidad al Ministerio de Hacienda para transferir a las comunidades autónomas los fondos del sistema de financiación autonómica, que para Canarias suponen 223 millones de euros. Tanto el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, como el jefe del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres, han confirmado que las entregas a cuenta estarán en las arcas autonómicas antes de la cita electoral del 10 de noviembre. "La certidumbre de que se van a transferir esos 223 millones es absoluta porque ha sido manifestado públicamente por el presidente del Gobierno en funciones, lo que supone una importante inyección económica y contamos con esos ingresos que se van a producir sí o sí antes del 10 de noviembre", aseveró ayer Torres.

La excepción que se ha buscado para salvar los reparos de la Abogacía del Estado es que no habrá Gobierno este año, por lo que no se genera un compromiso de gastos futuros por un Ejecutivo en funciones en el mismo ejercicio económico. Tanto la prórroga presupuestaria como la imposibilidad de formar Gobierno han generado incertidumbre e inconvenientes jurídicos al considerar que si había Ejecutivo antes de acabar el año se estaba comprometiendo su acción presupuestaria. Sin embargo, como no habrá ya Gobierno este año este escenario ya no tiene efecto.

Lo cierto es que las entregas a cuenta llevan más de cinco meses de retraso y la presión de las comunidades autónomas sobre el Estado era cada vez mayor porque se trata de fondos que van a cubrir el gasto de los servicios públicos esenciales y los desfases que producen la prestación de los mismos. Las dudas de la Abogacía del Estado primero y las de Hacienda después estaban exasperando a aquellas regiones que se encuentran en una situación financiera más alarmante como Cataluña, Valencia o Andalucía. De hecho son estas tres las comunidades que más fondos van a recibir de los 4.317 millones que se van a repartir, ya que solo entre las dos primeras supone el 56% del total.

Ángel Víctor Torres recordó ayer que el pasado 29 de agosto se reunió con la ministra de Hacienda en Madrid y al acabar el encuentro dijo "con claridad" que las entregas a cuenta estaban garantizadas y que el Ministerio buscaría la fórmula para que, en caso de que hubiera elecciones, esos fondos se pudieran transferir. Torres celebró que ahora lo haya dicho el presidente del Gobierno en funciones y lamentó que le acusen de electoralista por la cercanía del 10 N. En este sentido, insistió en que cuando lo dijo el Gobierno de Canarias no estaban convocadas las elecciones, por lo que "nadie nos puede acusar de electoralistas", dijo.

El retraso acumulado y la falta de concreción del Ministerio de Hacienda en las últimas semanas ha provocado una fuerte polémica política que se ha mezclado con el periodo preelectoral que se vive. Las comunidades que no están gobernadas por el PSOE han acusado al Gobierno de Sánchez de utilizar las instituciones y los recursos de las autonomías de forma "electoralista" y Cataluña ha amenazado con los tribunales.

La reclamación de las regiones

Las comunidades autónomas reclaman a Hacienda 4.500 millones aproximadamente, que es la diferencia entre las entregas a cuenta derivadas de la prórroga de los presupuestos del año 2018 y las entregas que les corresponderían con las estimaciones de ingresos actualizadas.

La diputada de CC en el Congreso, Ana Oramas criticó ayer que "un dinero que hasta ahora se retenía intencionadamente con excusas e informes ad hoc de la Abogacía del Estado ahora, en período electoral, milagrosamente se desbloquea". Para Oramas "el anuncio de Pedro Sánchez demuestra que antes no es que no se pudiera, es que no se quería; porque si se puede hacer ahora se podía haber hecho en julio y, sin embargo, se prefirió llevar a las comunidades autónomas a una situación insostenible". Algo que "es de una gravedad extrema" porque "se ha estado jugando a hacer política con los servicios básicos y esenciales, sin importarles las repercusiones que esa medida tiene para los profesionales públicos y la ciudadanía en general".

Los 223 millones de euros que recibirá Canarias en las próximas semanas servirán para atenuar parte del déficit de las arcas autonómicas. Fuentes de la Consejería de Hacienda estiman que las reducciones fiscales aprobadas por el Gobierno de CC más las medidas adoptadas en material de personal han producido un desfase aproximado de 482 millones de euros.

De esta forma, con los 223 millones de euros que se reciban ahora de la financiación autonómica junto a los 170 millones de retención de créditos aprobados recientemente por el Ejecutivo regional, podrá disminuir el pasivo hasta alcanzar los 89 millones de euros. De esta forma, aseguran desde el departamento de Hacienda, se mitiga buena parte del déficit excesivo al que puede llegar la Comunidad Autónoma al cierre del actual ejercicio económico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook