El Fondo de Desarrollo de Canarias (FDCAN) fue la gota que, a finales de 2016, colmó el vaso en las malas relaciones entre CC y PSOE y precipitó el pacto que entonces mantenían en el Gobierno regional. Hoy, el instrumento dirigido a incentivar el desarrollo económico de las ocho islas y a promover la creación de empleo vuelve a ser objeto de debate, si bien no tan traumático. El Ejecutivo, junto a cabildos y ayuntamientos, revisará el grado de ejecución de las actuaciones financiadas con el fondo y, si se concluyera que no ha resultado satisfactorio, redefinirá sus contenidos.

"Algunos mecanismos de financiación no han funcionado bien, como el FDCAN", aseguró ayer el portavoz del Gobierno, Julio Pérez, tras la reunión semanal del gabinete presidido por Ángel Víctor Torres. Según el también consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, hay administraciones insulares y municipales que han trasladado dificultades a la hora de ejecutar y justificar los recursos incluidos en el programa de inversión, lo que podría llevar, una vez "repasada" la situación, a introducir "alguna corrección".

Si se comprueba que el gasto no se ha realizado, añadió, será necesario "buscar fines en los que sí se gasten". El portavoz apuntaba, de esta manera, a la posibilidad de reorientar el FDCAN a otras actividades, en la línea de lo manifestado el miércoles por el presidente del Gobierno, quien había expresado su intención de destinar los recursos a actuaciones en materia social, sociosanitaria y educativa, tal y como habían defendido los socialistas cuando gobernaban en pacto con CC.

Desde los cabildos de Tenerife y Gran Canaria se ha acogido el nuevo planteamiento expuesto por el Ejecutivo con cierta cautela y con un llamamiento a que se actúe de acuerdo con las administraciones insulares y municipales, que son las que ejecutan los programas. El director insular de Coordinación y apoyo al Presidente del Cabildo de Tenerife, Aarón Afonso, reconoció ayer que en la isla no se han registrado problemas para desarrollar las obras y servicios del FDCAN y justificar la inversión, aunque tiene constancia de que no en todos los territorios ha sido así. "Estamos abiertos a las propuestas sobre la flexibilización de los plazos y la reorientación de las líneas, siempre en consenso con los cabildos y ayuntamientos", señaló Afonso, quien, precisamente, era el consejero de Presidencia del Gobierno canario cuando se rompió el pacto con CC.

Por su parte, el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales -que también preside actualmente la Federación Canaria de Islas (Fecai)-, expresó su confianza en que Ángel Víctor Torres convoque a los dirigentes de las corporaciones insulares para explicarles el nuevo enfoque que pretende dar el Ejecutivo a las actuaciones sufragadas por el FDCAN. "Esto tendrá que ser dialogado y pactado, porque parte de esos recursos son de competencia insular y local. Imagino que cuando se ponga la propuesta sobre la mesa se debatirá y seguro que llegaremos a un acuerdo", indicó Morales en declaraciones recogidas por Efe.

El nuevo rumbo del FDCAN puede toparse con algunas dificultades, incluso entre las administraciones gobernadas por quienes en 2016 defendían que los recursos debían invertirse en infraestructuras sociosanitarias y educativas y no en obras de acondicionamiento en calles y espacios públicos (de "plan de farolas y asfalto" lo calificó, tras su salida del Gobierno, la expresidenta Patricia Hernández). Las inversiones financiadas con el fondo tienen carácter plurianual, por lo que en muchos casos no resultará sencillo imprimirles un giro drástico. Por ello, Afonso pronostica que su redefinición será "limitada".

Lo que no ha avanzado el Gobierno de Canarias es si pretende revertir la atribución a los cabildos de la gestión de las políticas activas de empleo incluidas en el FDCAN, una medida que en su momento fue rechazada tanto por el Partido Socialista como por los sindicatos, partidarios de una coordinación regional en esta materia.

El proyecto de presupuestos, para el día 24

El proyecto de ley de presupuestos de la Comunidad Autónoma será aprobado por el Gobierno entre los días 22 y 24 de octubre, como mucho una semana después de que el Ejecutivo apruebe el anteproyecto, un trámite fijado para el día 17. El portavoz del Gobierno de Canarias y consejero de Administraciones Públicas, Julio Pérez, destacó que el Gobierno cumplirá con el calendario que se ha marcado, cosa que otras comunidades autónomas han advertido que les resultará difícil.

Sobre los contenidos concretos del documento económico, Pérez admitió que en la reunión del Consejo de Gobierno se había "hablado poco". El consejero puntualizó, en este sentido, que la confección de las cuentas genera una "discusión" y una "gimnasia mental" entre los once departamentos que conforman el Ejecutivo "para establecer las cantidades", al tiempo que la Consejería de Hacienda está "tratando de hablar" con cabildos y ayuntamientos para recabar sus necesidades.

Pérez recordó que la falta de un gobierno central estable que elabore su propio proyecto de presupuestos -aún están prorrogados los últimos que aprobó el PP- ha hecho que las autonomías deban afrontar este proceso "muy a ciegas".

En cuanto a la reforma fiscal que ha anunciado el Gobierno, el portavoz corroboró que incluirá la recuperación del medio punto rebajado al IGIC este año -con lo que pasará del 6,5% al 7%- y que no contempla, al menos para 2020, la tasa turística. Las deducciones y bonificaciones introducidas por el último ejecutivo de CC, por su parte, serán sometidas a un análisis que permita determinar "si hay que retocarlas o no". Algunas de ellas -como la deducción de 100 euros a las familias con hijos que cursen estudios- se mantendrán, mientras que en otras "habrá que medir su efecto y, si es necesario, corregirlas", avanzó Pérez. De una mayor "magnitud", añadió, es el debate sobre el Impuesto de Sucesiones, bonificado al 99% por el anterior gobierno.

Otros asuntos

  • 3,8 millones para libros de texto. El Consejo de Gobierno acordó ayer destinar 3,8 millones de euros al programa de adquisición y préstamo de libros de texto. Los fondos proceden del Estado y podrán ser invertidos una vez levantada la restricción que mantenía Hacienda, de forma que se unirán a los que aporta la Comunidad Autónoma para sumar un total de 7,3 millones. Del programa se benefician unos 72.000 estudiantes.
  • Reembolso de 6,2 millones a Fred.Olsen. El Ejecutivo aprobó también el reembolso de 6,2 millones de euros a Fred. Olsen como parte de la subvención al transporte marítimo correspondiente al segundo trimestre del ejercicio.
  • Directora de Relaciones con África. Nasara Cabrera Abu fue nombrada ayer directora general de Relaciones Económicas con África del Gobierno regional. Cabrera Abu es socióloga y ha centrado su actividad en el norte de África.