19 de septiembre de 2019
19.09.2019

Rompiendo el techo de cristal desde el taller

La ministra de Trabajo y el presidente del Gobierno canario visitan el centro de formación de Femete, que registra una cada vez mayor presencia de mujeres y aúna integración laboral y social

19.09.2019 | 00:58
La ministra y el presidente atienden a las explicaciones de los trabajadores.

No había estado en Tenerife Magdalena Valerio en su etapa como ministra de Trabajo, pero ayer, en apenas unas horas, tuvo tiempo de firmar el convenio para el desarrollo del Plan Integral de Empleo de Canarias (PIEC) y de llevarse una buena impresión de las políticas formativas que realizan algunas organizaciones empresariales. Durante su visita al Centro Integrado para la Investigación, Innovación y Formación de la Industria en Canarias, que gestiona Femete, Valerio tuvo la oportunidad de comprobar cómo actividades tradicionalmente masculinas han empezado a abrirse a las mujeres.

Es el caso de los proyectos de itinerarios integrados de inserción laboral relacionados con la energía solar térmica y la reparación de vehículos que la Federación de Empresas del Metal y las Nuevas Tecnologías ofrece en sus instalaciones de Los Majuelos. Al apreciar la presencia femenina en estos talleres, y también en la soldadura, la ministra reconoció estar "gratamente sorprendida" por la contribución de estas iniciativas para fracturar el "techo de cristal" que impide a las mujeres acceder a puestos de responsabilidad o a ciertas profesiones.

"Este tipo de experiencias debería valorarse más. Es integración laboral y social", señaló Valerio a los representantes de Femete, entre ellos su presidente, Alberto Villalobos, y su secretario general, José González-. La titular de Trabajo en funciones estuvo acompañada en su visita por el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres; la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas; y la consejera de Economía, Conocimiento y Empleo del Ejecutivo regional, Carolina Darias, entre otros representantes de las administraciones autonómica y central.

El recorrido por las instalaciones que la patronal del metal tiene en el núcleo lagunero se centró de forma especial en dos proyectos formativos, FormaSolar y FormaMotor, que proporcionan orientación, formación e inserción laboral a personas en exclusión social o en riesgo de padecerla y que están inscritas como demandantes de empleo. Ambas iniciativas están subvencionadas por el Servicio Canario de Empleo (SCE) y cofinanciadas por el Fondo Social Europeo. FormaSolar se desarrolla en el ámbito de la energía solar térmica y el mantenimiento de instalaciones de producción de calor. Entre sus quince participantes hay cuatro mujeres. En cuanto a FormaMotor -con tres mujeres entre sus quince participantes- se orienta al mantenimiento y la reparación de automóviles.

La formación es "la condición fundamental para generar empleo y luchar contra el desempleo y la economía sumergida", expuso el presidente de Femete. "Es nuestro compromiso con la sociedad a la que nos debemos", añadió Villalobos, quien expresó su agradecimiento a las administraciones públicas por el respaldo que prestan a la acción formativa de la federación. A juicio del dirigente empresarial, la colaboración público-privada es crucial. "Todos ganamos, especialmente los trabajadores y las trabajadoras, por la calidad del empleo y la competitividad empresarial", dijo.

Sin embargo, Villalobos también manifestó su inquietud por una posible subida de impuestos en Canarias, una medida que el nuevo Gobierno ya ha avanzado y que, según Femete, "no es la mejor acción", en un ciclo económico a la baja, para ayudar a las empresas a "superar la crisis que se viene encima". "En cualquier caso -añadió-, siempre nos tendrán a su disposición para hablar, dialogar y encontrar la forma de que todos salgamos mejor parados, minimizando los efectos negativos de la desaceleración".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook