La oposición coincidió ayer en señalar la pertinencia de que el Gobierno canario tomar la iniciativa y asegure la llegada de las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica. Desde el grupo nacionalista, su portavoz, José Miguel Barragán, instó al Ejecutivo regional a acudir a los tribunales, mientras que su homóloga en la bancada del PP, Australia Navarro, recordó al presidente, Ángel Víctor Torres (PSOE) la necesidad de "anteponer los intereses de los canarios a los del PSOE".

"Nos parece lamentable la actitud de la ministra", señaló Barragán en alusión a la titular de Hacienda en el Ejecutivo central, María Jesús Montero. El también secretario general de Coalición Canaria (CC) relató cómo otras comunidades autónomas ya han hecho llegar sus exigencias a Pedro Sánchez en forma de reclamaciones en los tribunales. Una estrategia que, a su juicio, debería seguir también el Archipiélago.

Todo ello "sin perjuicio de que haya un acuerdo posterior y, por lo tanto, se pueda retirar esa petición judicial", aclaró, A ello añadió, en alusión directa al vicepresidente regional Román Rodríguez (NC), la tardanza en solicitar "una reunión urgente del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF)" al objeto de saber "si esos fondos van a llegar".

Desde el PP, Australia Navarro coincidió en la necesidad de convocar ese órgano -"hace más de un año que no se reúne", incidió- que reúne al Ministerio de Hacienda y a odos los consejeros autonómicos al cargo de las cuentas de sus respectivas regiones.

Además, cargó contra la tibieza que a su entender muestra el presidente Torres por ser del mismo partido que el Gobierno central en funciones. "Debe anteponer los intereses de los canarios a los del PSOE, por lo que también debe exigir al Gobierno de España que pague a las Islas lo que nos debe", expuso.

La portavoz popular extendió sus críticas a la mayor parte de los partidos integrantes del pacto que sostiene al Ejecutivo regional. Así, lamentó que los "socios populistas", en referencia a Podemos, "callen antes esta actitud de la ministra de Hacienda, que busca compensar el déficit que ha generado en la Administración General del Estado a costa de asfixiar a las comunidades".

De Nueva Canarias (NC), "al frente de la Consejería de Hacienda", aseguró que "miran hacia otro lado ante este atropello a los servicios públicos esenciales de todos los canarios".