25 de agosto de 2019
25.08.2019

Gonzalo Rodríguez López: "El Istac es una referencia seria y contrastada en esta era de las fake news"

El director del Instituto Canario de Estadística (Istac) destaca que el objetivo del instituto es "incrementar la difusión y la comunicación institucional de la estadística"

24.08.2019 | 23:06
Gonzalo Rodríguez López.

Gonzalo Rodríguez López?(Santa Cruz de La Palma, 1949) es el nuevo director del Instituto Canario de Estadística (Istac), cargo que depende de la Consejería de Hacienda. Rodríguez ha dedicado su vida profesional al área de los estudios sociológicos, es funcionario y profesor. Desempeñó el puesto de técnico en el Gabinete del presidente cuando Román Rodríguez ocupaba la dirección del Ejecutivo canario entre los años 1999 y 2003. El nuevo director agradece a Rodríguez la oportunidad y asegura que se "implicará en profundidad'" y se centrará en conocer las "demandas de la sociedad".

Nuevo director del Istac, ¿cómo se enfrenta al este nuevo reto profesional?

Ilusionado. Llevo toda mi vida de funcionario, desde joven he estado en el Instituto Nacional de Estadística (INE) y luego en el Instituto Canario de Estadística (Istac), de tal manera que llevo un largo recorrido en el tema de la recopilación, tratamiento y análisis de los datos. El mundo ha cambiado, pero tras el largo recorrido que llevo en mi espalda creo que estoy en condiciones de aportar al Instituto Canario de Estadística algunas claves complementarias.

¿Se esperaba el nombramiento o le sorprendió?

Desde luego me pilló por sorpresa. Estoy enormemente agradecido por la confianza que he recibido por parte de Román Rodríguez. Lo veo como un reconocimiento por lo que me implicaré en profundidad.

¿Qué se ha encontrado en estos primeros días al llegar al despacho?

Yo he ido siguiendo el devenir de la institución, los técnicos han hecho una gran labor, muy inteligente, muy trabajada. Habría que catapultar más el conocimiento de todo este trabajo. En una época como la que vivimos de las fake news el tema de los datos toma una relevancia especial. Ahora es muy importante tener una referencia numérica, seria y contrastada, que es la que puede ofrecer el Istac.

¿Criticaría algo de las direcciones anteriores?

Creo que todo trabajo es perfeccionable. Los distintos directores, en función de su capacidad y sus posibilidades, han ido haciendo una labor que no me parece criticable.

¿Dónde reside la importancia del Istac para Canarias?

Por un lado aparece como banco de datos. Por otro, proporciona a las distintas consejerías un apoyo técnico, metodológico y de investigación para mejorar sus propias estadísticas. Aportar determinado tipo de avances técnicos, sobre todo ahora que entramos en la época del big data y la inteligencia artificial. Se está trabajando mucho en el tratamiento de estos datos. Lo que no está haciendo el Istac, porque hay una línea roja, es la realización de encuestas de opinión, donde hay cocina de datos.

¿Cuáles son los objetivos que se ha marcado a la hora de dirigir el Instituto?

Mi intención es incrementar la colaboración y el aporte de información porque muchas veces no hay infraestructura de datos con los cabildos o con los ayuntamientos. Y establecer una relación bidireccional para conocer las demandas de todos los sectores de la sociedad. Hay muchísimo trabajo, hay nuevas estadísticas que hay que plantearse, por ejemplo las encuestas sobre el alquiler donde la fuente informativa son las inmobiliarias y seria ideal hacerlas desde un punto de vista neutro. El problema es que elaborar números sale caro, exige un grado de cuidado alto. Queremos incrementar la difusión y la comunicación institucional de la estadística y del número, para hacerlo llegar a la sociedad, a las consejerías, a los empresarios e incluso a la universidad.

Una de las críticas que ha recibido el Istac es la falta de actualización de los datos y la baja frecuencia de las publicaciones. ¿Intentará mejorar estas cuestiones a partir de ahora?

El retraso en la actualización de los datos a veces tiene que ver con las limitaciones de personal que ha habido, no por vaguería ni por desinterés. Además, muchas veces trabajamos con fuentes aunque haya datos que produzcamos directamente nosotros. Desde el Istac nos interesa reflejar los datos de manera diferenciada entre islas para poder hacer un análisis adecuado, lo cual nos encarece mucho el trabajo frente a otras comunidades que lo reparten por provincias. Esto dificulta toda la labor.

¿Tiene pensado contratar a más personal?

Ese es nuestro ideal, el problema es que con el déficit presupuestario que ha aparecido yo no se si el aumento será inmediato o no, pero vamos a intentar organizar el trabajo de la mejor manera posible. Queremos estimular a los propios técnicos, que yo se que se han estado dejando la vida en este tipo de historias.

Usted tiene una amplia carrera profesional vinculada a la estadística, ¿es la investigación sociológica ahora más compleja que antes?

Evidentemente, somos más y más distintos a la misma vez. Antes había un único modelo de refresco de cola y ahora hay ocho porque responden a los distintos segmentos de la sociedad, de tal manera que es una manera de ver la complejidad de la realidad sociológica. La gente muchas veces ni sabe por qué quiere las cosas. Es una historia compleja. El comportamiento social de elecciones me parece apasionante porque va cambiando con el tiempo.

Las redes sociales están por todas partes, ¿es posible hacer estudios sociológicos a partir de este tipo de medios?

Yo quiero apartar el tema del trabajo del Istac, pero es verdad que pueden servir, lo vemos en fenómenos como el de las elecciones norteamericanas. El tratamiento de lo que se ha llamado el big data te permite analizar determinados comportamientos. Hay que aplicar un análisis sociológico y probablemente la maquina no lo haga, de tal manera que el papel del analista social es importante. El tema del comportamiento en las redes sociales tiene además un lenguaje determinado, y desde el punto de vista generacional va cambiando. Hay un mundo apasionante de análisis en las redes. La gran ventaja que tenemos es que cada vez hay más datos y tenemos segmentos que se pueden ir perfeccionando.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España