04 de agosto de 2019
04.08.2019

Arranca la legislatura con el Parlamento más caro de la historia

El gasto de personal aumenta en un millón de euros desde 2018. Algunos diputados autonómicos llegan a cobrar al mes 10.000 euros entre sueldo, dietas y complementos

04.08.2019 | 01:29
Ángel Víctor Torres en su discurso durante la sesión de investidura ante la mirada de los miembros del Parlamento.

La décima legislatura del Parlamento de Canarias arrancó el pasado 25 de junio y los presupuestos de este año ya reflejan que se trata del más caro de la historia. El aumento en el número de diputados en la Cámara legislativa ha impacto en las cuentas y los gastos de personal han subido más de un millón de euros desde 2018. De los 10.000.089 pasa a un total de 11.020.973 euros. El aumento del gasto ha sido de 1,2 millones desde 2015, cuando el presupuesto destinado al personal era de 9.823.233 euros.

Con la última reforma del sistema electoral canario, el número de miembros de la Cámara Baja aumenta en diez. Nueve de ellos salen de la lista regional y uno más por la circunscripción insular de Fuerteventura. La promesa inicial del poder legislativo fue que el cambio no causaría impacto en el presupuesto, pero la realidad es que de esos diez nuevos miembros, siete han pedido la dedicación exclusiva.

Esta situación implica que estos diputados cobren una retribución mensual de 3.965 euros y un extra en junio y diciembre de 1.982 euros. Estas cifras teniendo en cuenta que no ocupen cargos en la Mesa del Parlamento o sean portavoces de los grupos de la Cámara, lo que podría aumentar el sueldo en mil euros más.

Aquellos diputados que opten por acogerse a la dedicación exclusiva no podrán percibir ninguna otra retribución fija o periódica derivada del ejercicio de cualquier cargo público que resultase compatible con la condición de diputado del Parlamento de Canarias.

La última subida de sueldos se produjo en 2017, lo que supuso un aumento de 69 euros en las retribuciones, 828 euros más al año para cada diputado. En este nuevo curso se han mantenido las cantidades estipuladas en 2018, y "así continuará" según asegura Gustavo Matos, actual presidente del Parlamento de Canarias.

"Hay muchísimas administraciones que han subido sus retribuciones y nosotros no vamos a subirnos ni las dietas", aclara Matos, quien asegura que el Parlamento del Archipiélago es "pequeño" y se encuentra en la media "si lo comparamos con comunidades autónomas con la misma población que las Islas". El presidente subraya que es una de las "cámaras legislativas más baratas y de las que menos presupuesto manejan".

Dietas

Las dietas de los parlamentarios es otra de las cuestiones que más debate suscita entre los ciudadanos. Cada diputado cobra, a parte de su sueldo, una dieta diaria cada vez que acude a las reuniones establecidas, al pleno y a las comisiones. La cantidad varía según su cargo y según la isla de la que proceda. Los de las islas menores reciben mayores cantidades. El reglamento establece que la cuantía servirá para "afrontar los gastos de alojamiento y manutención". La dieta de un diputado (sin más cargos) varía desde los 60 a los 113 euros según su isla, y se cobrará la cantidad por cada comisión a la que acuda. Si al diputado le coincide la celebración de más de una comisión al día solo cobrará la cantidad una vez.

La variación de la cuantía según el cargo y el número de comisiones provoca que existan grandes diferencias entre aquellos diputados que tienen asignadas diez comisiones, que los hay, y aquellos que solo acuden a una comisión. Como consecuencia de esto, hay parlamentarios que en el mes de diciembre, con la paga extra y la suma de la retribución y el complemento mensual por el cargo que ocupa, pueden llegar a meterse en el bolsillo más de 9.000 euros. A lo que habría que sumar las dietas por comisión. Y en la misma Cámara, el mismo mes, habrá compañeros que reciban 6.000. Los cargos que incluyen complemento mensual son los de presidente, vicepresidente, secretario, presidente de grupo y portavoz de grupo. Y las cuantías van desde 500 euros hasta los 2.240.

El trabajo también es mucho mayor. Los grupos parlamentarios más pequeños tienen más complicado el reparto de comisiones, por lo que sus miembros suelen tener mayor carga de trabajo, pero cobran más dietas por ello. "Que un diputado tenga asignada una comisión u otra depende del grupo parlamentario, son los que deciden", explica Matos y subraya que la repetición de un diputado en las comisiones "no implica un gasto superior a la administración, que vaya uno y no otro a efecto del gasto parlamentario es el mismo", explica.

Los diputados que no opten por acogerse a la dedicación exclusiva no recibirán el sueldo mensual, pero sí se beneficiarán de estas "dietas y asistencias", de forma que por cada reunión a la que acudan reciben 74 euros los diputados y 127 euros si ostenta el cargo de presidente de comisión. Cantidades que son independientes a la procedencia del afectado. Y en dietas reciben cuantías que oscilan desde los 60 euros a los 113, dependiendo de las islas donde residan.

"La democracia tiene unas instituciones, y esas instituciones acarrean unos gastos y las sociedades modernas, en las que nos gusta estar, se permiten tener sus instituciones", reflexiona Matos sobre los gastos del Parlamento. A pesar de que el mes de agosto es inhábil y que el trabajo comenzará en septiembre, ya se conoce el número de comisiones existentes y la cantidad de miembros de cada una.

En esta legislatura existirá una comisión menos con el objetivo de "intentar equilibrar el presupuesto y compensar el gasto por el aumento del número de diputados", según indicó el presidente. Matos precisa que la comisión que se extingue no desaparece, sino que "se readapta", porque hay una consejería nueva, la de Transición Ecológica, que va a incluir Industria, Medio Ambiente y Energía. Habrá un diputado más en cada comisión, 17 en total. Con ello se alcanza el número máximo de miembros estipulado en el Reglamento del Parlamento de Canarias.

El presidente del legislativo quiere fomentar que la ciudadanía "valore el trabajo que se hace en las reuniones" y no se quede solo en lo económico. Asegura, además, que como ocurre en cualquier profesión, "habrá gente vaga y gente que se trabaje su sueldo día a día".

Casimiro Curbelo prefiere el sueldo de diputado

Casimiro Curbelo, fundador de la Agrupación Socialista Gomera (ASG) y máximo representante de esta formación, ha decidido acogerse a la dedicación exclusiva en la X legislatura. Esta decisión implica la renuncia a su sueldo como presidente del Cabildo Insular de La Gomera, institución en la que lleva al frente desde 1991. Desde la novena legislatura Curbelo escogió el sueldo de parlamentario. Su retribución es de 3.975 euros, más un complemento por ocupar el cargo de portavoz del grupo mixto de 1.045 euros, por lo que sumaría un total de 5.000 euros mensuales. A ello habría que añadirle el extra que recibe en los meses de junio y diciembre de 2.500 euros. Las dietas en su caso son superiores al ser un diputado procedente de una isla no capitalina. Por reuniones dentro y fuera de la sede del Parlamento, Curbelo recibe 160 euros en dietas y está en un total de cuatro comisiones. El ejemplo del presidente de ASG demuestra que el sueldo de diputado de la Cámara Baja canaria compensa al de otros cargos públicos, en este caso al sueldo de presidente del Cabildo de La Gomera.

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook