31 de julio de 2019
31.07.2019

Los socios del PSOE dan la espalda al candidato socialista a la Cámara Alta

El Parlamento de Canarias designa a Pedro Ramos, Fernando Clavijo y Asier Antona como nuevos representantes de la Comunidad Autónoma en el Senado sin más apoyos que los de sus partidos

31.07.2019 | 01:12
Sobre estas líneas, el Parlamento aplaude a Asier Antona tras ser designado senador en representación de la Comunidad Autónoma; a la derecha, Fernando Clavijo en un instante del pleno.

El candidato socialista para representar a la Comunidad Autónoma en el Senado no recibió ayer ni un solo voto a favor de los socios del PSOE en el Gobierno regional. Pedro Ramos, que se ganó el derecho a ocupar un escaño en la Cámara Alta gracias únicamente a los votos de los 25 diputados del PSOE, no se granjeó los apoyos de ninguno de los otros tres partidos del cuatripartito que sostiene el Ejecutivo de Ángel Víctor Torres. Los cinco parlamentarios de Nueva Canarias (NC) votaron en blanco, como también los tres diputados de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), mientras que los cuatro representantes de Podemos emitieron votos nulos. Ramos, que ni siquiera estuvo presente en el Parlamento y que acompañará al nacionalista Fernando Clavijo y al popular Asier Antona como nuevo senador de designación autonómica, no suscitó así los apoyos de ninguno de los tres socios de su partido en el Gobierno canario.

Ramos será el primer representante raso de Canarias en la Cámara Alta, es decir, el primero designado senador sin antes haber tenido la condición de diputado en el Parlamento regional. Hasta ahora la Cámara autonómica nombraba a las tres personas que llevarían la voz de las Islas en el Senado de entre los diputados del Parlamento, pero el nuevo Estatuto de Autonomía introdujo la posibilidad de nombrar también a quien no ostente esa condición. Los tres partidos con más escaños eran los que tenían la potestad para proponer a los tres representantes de la autonomía en la Cámara Alta, es decir, el PSOE, Coalición Canaria (CC) y el PP. Si bien se daba por seguro que ni Clavijo, propuesto por CC, ni Antona, propuesto a última hora por los populares, obtendrían más votos a favor que los de sus correligionarios, más dudas había al inicio del pleno sobre si el cuatripartito apoyaría en bloque la candidatura de Ramos. Finalmente, los partidos del pacto de gobierno se dividieron y el candidato socialista tuvo que conformarse con los votos a favor de los suyos.

Y lo mismo ocurrió en los casos de Fernando Clavijo y Asier Antona. El que fuera presidente del Gobierno de Canarias hasta hace solo un puñado de días dará el salto a la política nacional con el único aval de 19 de los 20 diputados de la bancada nacionalista (la parlamentaria Cristina Valido se equivocó durante la votación y su papeleta se contabilizó como nula). Por su parte, el ya expresidente del PP canario solo recibió el voto favorable de los diez diputados populares. Los cinco parlamentarios de NC y los tres de ASG votaron en blanco; los cuatro de Podemos registraron votos nulos (junto con el de la nacionalista Valido); y los dos representantes de Ciudadanos (Cs) se abstuvieron. En otras palabras: ni uno solo de los tres nuevos senadores en representación de la Comunidad Autónoma recibió más apoyos que los de sus compañeros de partido.

Con todo, fue el expresidente quien se llevó las críticas por su nueva condición de aforado. Clavijo, investigado (antes imputado) en el Caso Grúas y salpicado por el Caso Reparos, ambos relacionados con su etapa en el Ayuntamiento de San Cristóbal de La Laguna, tendrá que ser juzgado ahora por el Tribunal Supremo, con lo que la causa del Caso Grúas, en la que se le imputan posibles delitos de prevaricación, malversación y tráfico de influencias en la gestión del servicio municipal de grúas, tendrá que pasar del juzgado de primera instancia que instruye el caso en el municipio de Tenerife al Alto Tribunal, lo que demorará su resolución. Y lo mismo ocurrirá con el Caso Reparos, en el que se investiga el levantamiento de reparos en la prórroga de contratos de servicios ya extinguidos en el Ayuntamiento por importe aproximado de 47 millones.

El mismo Clavijo aseguró poco antes de la votación que su intención, tal como ya había manifestado, era la de liderar la oposición a Ángel Víctor Torres, pero que su partido le había encomendado la tarea de representar a CC y a las Islas en la Cámara Alta. "Solo hay una justicia, da igual si estás o no aforado", aseveró el expresidente regional, lo que no le evitó las críticas de, especialmente, el PSOE y Podemos. En Podemos calificaron de "indecencia" el nombramiento como senador de Clavijo siendo investigado por la justicia y afirmaron, por boca de su diputado Manuel Marrero, que no era un candidato "digno". Por su parte, la portavoz parlamentaria de los socialistas, Nayra Alemán, afirmó que el expresidente "busca cobijo en Madrid para estar aforado". Más indulgentes fueron en los otros dos socios del pacto de Gobierno, sobre todo en ASG, cuyo líder, Casimiro Curbelo, rechazó que haya partidos (en referencia a sus socios de gobierno) que quieran ser "juez y parte". "Indudablemente que Clavijo tiene derecho a ser senador", subrayó.

Pedro Ramos, el protagonista ausente

Pedro Ramos hizo honor a su fama de actor secundario incluso en el día de su nombramiento como nuevo senador en representación de la Comunidad Autónoma. El socialista, tan influyente en las decisiones del PSOE (especialmente en su división tinerfeña) como desconocido fuera de las dependencias del partido, ni siquiera estuvo presente en la Cámara regional. Lo nombraron sustituto de Julio Cruz en la Cámara Alta (Fernando Clavijo hará lo propio con María del Mar Julios y Asier Antona con Jorge Rodríguez) sin que ello fuera suficiente para que el auditorio le pusiera rostro a uno de los fontaneros por excelencia de la política canaria. Tal vez el fontanero, en mayúsculas, de la política canaria. Así que más allá de los socialistas y de quienes con él han tratado, ni una palabra pudo escucharse de Ramos, al contrario de lo que ocurrió con Asier Antona, que pidió turno de palabra tras la votación para agradecer a los trabajadores del Parlamento, a sus compañeros de escaño y a la institución misma el trato recibido durante su estancia en la institución. "Fue bonito mientras duró", lamentó un Antona forzado por Génova a dar el salto a las Cortes Generales tras los malos resultados electorales y la errática política de pactos del PP canario, que lo dejó fuera del Gobierno regional. Eso sí, Antona sembró agradecimientos y también algún que otro mensaje entre líneas, como que no descarta estar en el Ejecutivo autonómico en el futuro, lo que de momento es un "deseo", como él mismo reconoció, frustrado. La marcha de Fernando Clavijo y Antona a Madrid deja a los dos principales partidos de la oposición, CC y el PP, sin sus hasta ahora líderes en el Parlamento regional, en el caso del popular líder también orgánico. Su adiós conlleva sus sustituciones por Jacob Anis Gadri, tercer candidato por la circunscripción de La Palma, en la que concurrió Antona, e Isaac Castellano, cuarto en la circunscripción autonómica, por la que se presentó Clavijo.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Mapa Coronavirus España

Mapa Coronavirus España