El ya expresidente del Partido Popular en Canarias, Asier Antona, celebró ayer su última Junta Directiva Autonómica del PP en un adiós en el que, como balance de su gestión al frente de la formación, aseguró que tuvo "más aciertos que errores" y "hoy [por ayer para el lector] "doy un paso al lado porque me lo pide mi partido, quien no solo me ha nombrado portavoz adjunto en el Senado, sino que la dirección nacional del partido me ha nombrado secretario general para dirigir la política autonómica del Partido Popular".

"Pido disculpas porque cuando se tiene la responsabilidad de dirigir un partido muchas veces se acierta y muchas se equivoca, y he tenido una máxima: acertar más de lo que me he podido equivocar, pero también me he equivocado y pido disculpas por ello, que nunca fue con la conciencia de hacer daño a nadie", resaltó.

"Uno en la vida comete muchos errores, pero yo me quedo con los aciertos, con el apoyo y el cariño que hoy toda la Junta Directiva Autonómica y los afiliados me han trasladado para seguir trabajando por esta tierra desde el Senado y en la dirección nacional del partido", añadió.

Antona aseguró que da "un paso al lado al frente de la Presidencia del PP en Canarias" para "asumir nuevos retos y responsabilidades" después de que el presidente del PP, Pablo Casado, anunciara que Antona será nombrado "portavoz adjunto del Grupo Popular en el Senado", afirmó Antona quien agradeció también a la dirección nacional que lo haya incorporado a esa ejecutiva para "coordinar la política autonómica del PP en toda España".

"Apoyo incondicional"

"Siempre estaré donde he estado militando desde hace más de 25 años: a disposición de mi partido, afiliados y de la dirección" que ahora en Canarias es asumida por la actual secretaria general, Australia Navarro, hasta que se celebre el congreso regional el próximo otoño. Antona aseguró a Navarro que "siempre" va a contar con su "apoyo incondicional y trabajo intenso" para que el PP de Canarias "siga creciendo y sea un orgullo".

Asier Antona no explicó si su dimisión al frente del PP de Canarias y su marcha a la Cámara Alta ha sido una decisión propia o una imposición del partido a nivel nacional tras el fracaso en las negociaciones con Coalición Canaria para que fraguara un pacto de gobernabilidad en la Comunidad Autónoma de Canarias o su posición de perfil, cuando no un claro apoyo tácito, a los consejeros díscolos del PP -ya expulsados de la formación- en el Cabildo de La Palma quienes, gracias al apoyo del grupo socialista en la institución insular presentaron, y ganaron, una moción de censura contra la presidenta nacionalista Nieves Lady Barreto para arrebatarle la Presidencia.

El ahora senador se limitó a señalar que tenía "la misma sensación" que siempre ha tenido en su vida política para añadir que había sido concejal durante un año y estuvo en el Congreso de los Diputados y después le mandaron al Parlamento; estuvo en el Parlamento y le dijeron que tenía que desarrollar su labor en el área de Salud en la Consejería de Sanidad. "Ahora estoy aquí y el PP me indica otras responsabilidades que asumo porque soy una persona disciplinada y cuando el partido me llama para otros cometidos, al partido, que tantas oportunidades me ha dado, siempre le digo que sí".

Lejos de asumir que ha podido ser apartado de la dirección del PP en las Islas por posible errores en su gestión en los últimos meses o discrepancias con la secretaria general Australia Navarro, Antona aseguró que se ha tomado la decisión con "mucha filosofía y deportividad" a la vez que reiteró su agradecimiento porque el partido le haya designado para asumir una de las portavocías en el Senado además de dirigir la Política Autonómica del PP a nivel nacional.