24 de julio de 2019
24.07.2019

Censura con un presidente sin partido

El Partido Popular notifica la expulsión de sus consejeros en el Cabildo de La Palma en un martes frenético en el que, además, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane acordó poner sueldo y áreas de gestión a Mariano Hernández Zapata

24.07.2019 | 01:59
Imagen de la presentación de la moción de censura por Zapata y Pestana.

La moción de censura contra Nieves Lady Barreto (Coalición Canaria) sigue adelante y salvo sorpresa mayúscula se debatirá hoy desde las 12.00 horas, después de que ayer se viviera un día frenético desde el punto de vista político.

La continuidad de la reprobación ha tenido la primera consecuencia drástica: el Partido Popular ha expulsado definitivamente a sus seis consejeros en el Cabildo de La Palma, cumpliendo con su principal amenaza. Teodoro García Egea, secretario general del PP y que curiosamente viajó en campaña electoral a La Palma para apoyar a Mariano Hernández, aventurando con acierto que "sería presidente", había insistido por activa y por pasiva tras las elecciones del 26 de mayo que CC era el "socio preferente" y que al PSOE, ni agua. O casi. Las advertencias del diputado murciano se hicieron ayer realidad, en una medida que sin embargo no evitará que Mariano Hernández Zapata, licenciado en Economía por la Universidad de La Laguna y con un postgrado de habilidades directivas en la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid, asuma desde este mediodía y a sus 36 años el mando de la institución insular, con el apoyo del Partido Socialista.

La expulsión fue registrada sobre las 13:00 horas por María Australia Navarro en el Cabildo de Tenerife, para que fuera remitida a la institución insular de La Palma a través de la Oficina de Registro Virtual. No solo afecta a los tres consejeros con afiliación en el PP, Carlos Cabrera, Raúl Camacho y el propio Mariano Hernández, sino que también, tal y como se refleja en el escrito firmado por José Ignacio Echániz, deja en el grupo de los no adscritos a las consejeras que acompañan a Zapata como independientes: Nieves Hernández, Raquel Díaz y Nayra Castro.

La única duda que al menos hasta ayer existía sobre el nuevo panorama político que se abre en el Cabildo de La Palma, una vez se vote la censura, es si los consejeros expulsados pueden asumir áreas de gestión y retribuciones de la institución insular, al ser considerados tránsfugas. No es una cuestión ni mucho menos baladí, ya que, al contrario, es un aspecto fundamental para determinar la propia operatividad del futuro gobierno y, por ende, de la administración. Existen diferentes interpretaciones jurídicas al respecto.

Desde el punto de vista orgánico, también está por determinar si la actuación del Partido Popular contra los que hasta ayer eran sus consejeros cumple con los procedimientos internos que marca este partido o, por el contrario, los afectados no han tenido derecho a la defensa.

La sensación, tal y como ocurrió con los consejeros del Partido Socialista en el Cabildo de La Palma en 2013, es que serán los tribunales los que tengan que aclarar las dudas que están sin despejar, aunque previamente, concretamente en el día de hoy, se debe conocer el informe de la secretaria de la institución insular sobre en qué situación quedan los seis consejeros no adscritos, y si sus derechos se ven de alguna forma reducidos, tomando como referencia la sentencia del Tribunal Constitucional que al menos anula una norma de la ley electoral contra los tránsfugas, de manera específica aquella que les impedía firmar mociones de censura. Otra valoración más confusa son los sueldos y si pueden o no dirigir consejerías.

Las dudas generadas han hecho que el Partido Popular en Los Llanos de Aridane haya tomado una decisión clave para proteger' los intereses de Mariano Hernández, primer teniente de alcalde y mano derecha de la alcaldesa, Noelia García. El PP gobierna en este municipio con mayoría absoluta y en el reparto de áreas distribuido en un primer momento, el próximo presidente del Cabildo de La Palma se quedó sin concejalías ni retribuciones.

Sin embargo, durante el día de ayer, a las nueve de la mañana, el Ayuntamiento celebró una sesión plenaria urgente en la que se aprobó la designación de Zapata como concejal de Hacienda, con nómina municipal. El acuerdo contó con el apoyo de todos los ediles del PP, en un aviso claro a Génova de que están de forma unánime con su primer teniente de alcalde, mientras que el PSOE optó por abstenerse e IUC votó en contra.

Los concejales de Coalición Canaria optaron por no presentarse a la sesión plenaria, en lo que supone una nueva estrategia político-jurídica. Y es que cada partido está jugando sus cartas, con los asesoramientos oportunos, para validar o anular acuerdos.

La idea nacionalista es que se revoque la sesión plenaria al entender que sus ediles supuestamente no han sido convocados en tiempo y forma. Los dictámenes al respecto del Consejo Consultivo de Canarias dan la razón en este caso a la alcaldesa, que avisó al portavoz de CC del día y la hora del pleno, en los mismos términos que se utilizó con el PSOE e IUC.

Mientras, el PP en Los Llanos de Aridane, por su parte, entiende que no se podría anular el acuerdo de las retribuciones a Mariano Hernández al haber sido acordadas antes de que fuera expulsado del partido. Es más, al Ayuntamiento no había llegado hasta ayer ningún escrito sobre la nueva situación del teniente de alcalde y ahora responsable de Hacienda.

Durante el debate y votación de la moción de censura se dará además otra circunstancia, y es que el Partido Socialista se presentará al pleno con un consejero menos de los que logró en las urnas el pasado 26M. La lista encabezada por Anselmo Pestana logró siete representantes, pero ya ha presentado su renuncia Alicia Vanoostende, que ocupará el área de Agricultura en el Gobierno de Canarias.

No es menos cierto que la participación de Vanoostende no era (ni es) indispensable para que Nieves Lady Barreto tenga que abandonar la Presidencia, ya que la moción de censura saldrá adelante, al menos es lo que está previsto, con seis votos del PP y otros tantos del PSOE, lo que supone la mayoría absoluta contra los ocho consejeros de Coalición Canaria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook