12 de julio de 2019
12.07.2019

El efecto dominó que aparta a Coalición Canaria del poder

Sus piezas claves empezaron a caer la misma noche del 26 de mayo hasta generar una situación de derrotismo que se ratificó el miércoles con la pérdida de los cabildos de Tenerife y La Palma

12.07.2019 | 04:09
El efecto dominó que aparta a Coalición Canaria del poder

Coalición Canaria supo que había perdido una de sus piezas más preciadas del mapa político de Tenerife antes de la medianoche del 26 de mayo. El recuento de votos en el municipio de La Laguna ponía en la casilla de salida a José Alberto Díaz: la suma de concejales del PSOE (7), Unidas Podemos (5) y Avante (2), a falta de la confirmación oficial, era la combinación con la que los socialistas podían volver a tomar el control de Aguere 26 años después: Elfidio Alonso sacó adelante una moción de censura contra José Segura en 1993.

Casi al mismo tiempo que José Miguel Barragán, secretario general de Coalición Canaria, manifestaba que su partido estaba en disposición de "explorar" las posibilidades de gobierno existentes en torno a la figura de Fernando Clavijo, CC perdía los cabildos de Lanzarote y El Hierro (AHI). Carlos Alonso (Tenerife), Nieves Lady Barreto (La Palma) y Lola García (Fuerteventura), en el otro extremo, se apuntaron unos triunfos con suspense (en varios casos el escrutinio final se demoró varios días) que estaban anudados a una posible moción de censura. Las negociaciones para dar forma a los distintos plenos municipales se solaparon con las conversaciones que se orientaron a constituir un pacto de progreso o de centroderecha en torno al ejecutivo regional. Ahí fue cuando Casimiro Curbelo se convirtió en una compañía deseada por Fernando Clavijo y Ángel Víctor Torres.

La misma tarde en la que las posibilidades de CC de formar parte del gobierno autonómico sufrieron un frenazo en seco -los nacionalistas se levantaron con los acuerdos rotos de una negociación que tuvo lugar en Las Palmas de Gran Canaria- Bermúdez apuraba sus últimas horas como alcalde capitalino. A la mañana siguiente Patricia Hernández hizo historia: se convirtió en la primera alcaldesa y, a su vez, en el primer representante del PSOE que agarraba el bastón de mando de la ciudad.

Coalición Canaria cedió el control en Santa Cruz de Tenerife y en La Laguna y siguió "desangrándose" en Adeje, Arona, Guía de Isora, Los Realejos, Puerto de la Cruz... Su bastión municipal más sólido era La Orotava.

Curbelo (ASG) terminó dentro del "pacto de las flores" y esa maniobra allanó el camino del PSC-PSOE hacia la presidencia del Gobierno de Canarias. El desplome de CC aún no era completo, en su agenda están anotadas las entregas de los cabildos de Tenerife, La Palma y Fuerteventura. La peor crisis de la historia de CC es fruto de este efecto dominó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas