11 de julio de 2019
11.07.2019

Torres concreta sus compromisos sociales

El discurso del candidato se centrará en las políticas sociales y en los nuevos ingresos fiscales para poder desarrollarlas

11.07.2019 | 02:10

Ángel Víctor Torres desgrana hoy ante el Parlamento un discurso de investidura eminentemente social. Tendrá dos retos una vez designado presidente: modificar el presupuesto de este año para comenzar a aplicar sus compromisos y diseñar las cuentas de 2020 a la vuelta del mes de agosto. El secretario general del PSOE canario, Ángel Víctor Torres, se convertirá mañana en presidente del Gobierno canario con el aval de 37 diputados de cuatro fuerzas políticas del Parlamento. Hoy se inicia una sesión de investidura que ha generado mucha expectación porque se trata de un cambio de rumbo político después de 26 años consecutivos de gobiernos liderados por Coalición Canaria. Torres quiere aplicar una "política alternativa" a la de los nacionalistas y hoy en su discurso de apertura tendrá ocasión de detallar algunos de los principales aspectos de esa alternativa.

Sin duda alguna serán los temas sociales los que marcarán una parte destacada del discurso del candidato, no en vano tanto el PSOE como sus actuales socios han remarcado que las políticas sociales son el eje del pacto regional. La renta de ciudadanía, la dependencia, luchar contra la pobreza o las listas de espera e invertir más en educación son prioridades que marcarán la andadura del nuevo Ejecutivo.

"Nuestro programa no es de continuidad, sino que es alternativo y se priorizarán las mejoras en sanidad, educación o atención a la dependencia", ha dicho Torres. Y en el documento firmado en el llamado pacto de las flores se establecen claramente estos objetivos que serán desarrollados hoy en el discurso de investidura.

Nada más entrar en el Gobierno Torres ya tendrá dos retos sobre la mesa. El primero de ellos es el compromiso adquirido durante la campaña electoral de modificar el presupuesto autonómico en vigor para dotar con fondos propios a la pensiones no contributivas o a la educación infantil de 0 a 3 años, dos aspectos que criticó el PSOE a CC y que motivaron enmiendas a las cuentas nacionalistas, que fueron rechazadas.

El presupuesto ya lleva más de seis meses en vigor y Torres y su próximo consejero de Hacienda, Román Rodríguez, tendrán que hilar fino para realizar los cambios en las partidas sin que supongan menoscabo para otras consignaciones. Desde que se convirtió en líder de la oposición, Torres ha reiterado la necesidad de que la Comunidad Autónoma dote con fondos algunas de estas políticas, aunque no tenga competencias, como hacen otras regiones.

El segundo reto es el diseño del presupuesto de 2020 ya que a la vuelta de agosto se tendrán que diseñar las cuentas para que sean aprobadas en octubre y entren en el Parlamento en tiempo y forma. Será la oportunidad para el gobierno progresista de marcar sus políticas diferenciadas de las de CC. En este sentido, la inflexión para el nuevo Ejecutivo será la traslación al presupuesto de la política fiscal que quiere poner en marcha, de la que ya se han dado algunas pistas desde que se alcanzó el pacto y que hoy tendrá oportunidad de desarrollar el candidato presidencial.

En el documento del pacto de las flores se establece la necesidad de aplicar una política fiscal "justa y eficiente". Los partidos admiten que el desarrollo de las medidas de política social y la mejora de los servicios públicos implica un incremento del gasto y que éste vendrá no sólo de los recursos estatales, sino también de un aumento de los ingresos propios mediante la persecución del fraude fiscal, un mayor esfuerzo a los que más tienen y nuevos impuestos que el acuerdo denomina "medioambientales", entre los que se encuentra la tasa turística.

Ángel Víctor Torres es el segundo presidente socialista de Canarias, algo que sólo logró Jerónimo Saavedra en la primera legislatura autonómica 1983-1987 y en el bienio 1991-1993. Para alcanzar la Presidencia Torres ha tenido que hilvanar un acuerdo que estuvo varias veces a punto de naufragar en las semanas frenéticas de negociaciones que siguieron a las elecciones del 26 de mayo. Desde la campaña el candidato socialista había mostrado siempre sus preferencias por un gobierno de izquierdas similar al que le ha mantenido como vicepresidente del Cabildo de Gran Canaria con Nueva Canarias y originariamente con Podemos, hasta que la formación morada se rompió en la Corporación insular. Pero a nivel autonómico tenía un condicionante y era el de los tres diputados de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), que después de muchos tiras y aflojas por parte de Casimiro Curbelo, se inclinaron por el pacto de izquierdas.

Franquis, al Gobierno

Las quinielas del Gobierno situaban ayer al nuevo portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Sebastián Franquis, como consejero de Obras Públicas, Transportes y Vivienda del Ejecutivo. Secretario insular del PSOE grancanario, Franquis entra por primera vez en el Parlamento después de su trayectoria como diputado en el Congreso. Hoy y mañana el dirigente socialista grancanario ejercerá como portavoz de su grupo en el debate de investidura, pero fuentes socialistas indicaron que se podría convertir la próxima semana en consejero de Obras Públicas, por lo que tendría que dejar la portavocía en la Cámara. Cuando se eligieron a los responsables del grupo parlamentario la semana pasada se condicionó los nombramientos a futuros puestos en el Ejecutivo si alguno de ellos era designado para entrar en el mismo.

Franquis es un hombre de confianza de Ángel Víctor Torres y uno de los impulsores de su candidatura como secretario general del PSOE en las primarias de 2017. Si es designado al frente de Obras Públicas tendrá como principal reto retomar las negociaciones del convenio de carreras, un asunto que llevó como diputado.

Otro nombre que se confirma es el del economista Antonio Olivera como viceconsejero de la Presidencia, un puesto cercano al nuevo presidente al que asesorará en materia económica.

Según las fuentes consultadas, la expresidenta del Parlamento, Carolina Darias, toma cada vez más fuerza para convertirse en presidenta de la Autoridad Portuaria de Las Palmas, un puesto en el que sustituiría al dirigente del PP Juan José Cardona. Darias también ha sonado en las quinielas para hacerse cargo de Casa África en el caso de que José Segura deje la institución para asumir la presidencia de Puertos de Tenerife.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook