07 de julio de 2019
07.07.2019

El sigiloso pero exitoso desembarco de NC en la provincia tinerfeña

A las alcaldías de Tacoronte y Tazacorte, los de Rodríguez, con su Frente Amplio, añaden ahora los cogobiernos de las capitales de La Gomera y El Hierro, así como de Hermigua y Valle Gran Rey

07.07.2019 | 03:00
NC-FA cogobierna la capital gomera con Libertad Ramos.

Es cierto que en sus siglas lleva la palabra Canarias y que su proyecto surge desde 2005, con lo que ya lleva un largo recorrido de 14 años. Sin embargo, el carácter eminentemente grancanario con el que nació Nueva Canarias, por mucha proyección regionalista que desde el principio dijera tener la formación de un Román Rodríguez muy distanciado desde entonces de CC, el parangón (más allá de situarse en el nacionalismo de centroizquierda) era fácil de hacer con los inicios de la Agrupación Tinerfeña de Independientes (ATI) (centroderecha), que tuvo su reflejo en 1983 y 1987 en La Palma (API), La Gomera (AGI) y El Hierro (AHI, si bien aquí surge en 1979).

No obstante, y salvo en Fuerteventura con AIC mientras compartía espacio con Asamblea Majorera (hasta que se unen en CC desde 1993), el insularismo que encabezó Manuel Hermoso no entró en ningún gobierno local en la Provincia de Las Palmas. Ahora, eso ha cambiado bastante en el caso de NC y la provincia tinerfeña, con un desembarco creciente que, desde el 26M, le ha dado más nivel de influencia y poder en El Hierro que a la mismísima AHI (algo totalmente impensable hace apenas unos meses y casi un sacrilegio histórico). Y lo mismo respecto a CC y el PP en La Gomera, donde los nacionalistas solo tienen 2 ediles (en San Sebastián y Hermigua), pero sin ningún peso decisorio, y donde los conservadores han pasado de 15 concejales en 2011 a ninguno tras la última consulta.

Por el contrario, NC, con su nomenclatura extendida con el llamado Frente Amplio (NC-FA) para incluir a más sensibilidades y, sobre todo, para atraer a exdirigentes de otros partidos molestos o ávidos de nuevas perspectivas, ha logrado ya dos alcaldías en Tenerife y La Palma: las de Tacoronte, ciudad de unos 25.000 habitantes, y la de Tazacorte. Además, cogobierna en la capital de La Gomera, San Sebastián, con dos concejales junto a los 5 de la Agrupación Socialista Gomera (ASG), pese a que al alcalde, Adasat Reyes, le bastaba con el único edil que tenía CC. Sin embargo, optó por repartir las áreas con los 2 de NC, que encabeza Libertad Ramos.

En Valverde, por su parte, NC-FA alcanzó un acuerdo histórico que le dio la alcaldía al socialista Antonio Ramón Chinea tras 32 años en los que se la habían intercambiado el PP y AHI-CC. El líder local de NC, Carlos Brito, por supuesto, lleva ya la primera tenencia de Alcaldía y da un cogobierno clave a NC en una isla en la que AHI ha vertebrado el poder casi desde 1979, con algunos periodos buenos para el PSOE, pero incluso con necesidad de pactar con el PP.

Los populares, por el contrario, cogobiernan ahora La Frontera junto a los socialistas, NC logró edil testimonial (de momento) en El Pinar, donde el PSOE revalidó su mayoría absoluta, mientras AHI ha perdido todo el poder, incluido su habitual senador desde 1989.

En La Gomera, el acuerdo en la capital de ASG con NC se repitió en Hermigua, con lo que dejaron sin premio a AdGomera, que había ganado los comicios en votos, empatando a 3 ediles con los de Casimiro Curbelo. Es verdad que, en este caso, NC bajó de 4 a 2 ediles respecto a 2015, pero la clave es que, en esos comicios, fueron en coalición precisamente con ADG.

Otro municipio gomero de gran relevancia en el que NC cogobierna, el mayor desde el punto turístico y en buena parte económico, es Valle Gran Rey. Eso sí, en este caso con polémica y con el alcalde socialista, Christopher Marrero, y la otra edil del PSOE, Sabina del Pilar Rodríguez, con un expediente de expulsión de su partido por desobedecer la orden del secretario general en las Islas, Ángel Víctor Torres, de no impedir el gobierno de ASG, que había ganado claramente en el municipio. En este caso, NC-FM recurrió al antiguo portavoz local de CC, Ángel Piñero, para encabezar su plancha y tampoco le obedeció, votando junto a SSP la Alcaldía para Marrero y poniendo en riesgo, solo de forma muy colateral, el pacto regional por el lógico enojo de ASG.

Esta participación en el gobierno de seis municipios de la Provincia tinerfeña, algo que jamás logró ATI ni AIC en la de Las Palmas en sus buenos años 80 o, incluso, en las elecciones de 1991, contrastan con el declive de CC y PP en La Gomera, que tampoco es baladí en El Hierro, donde solo los populares han conseguido ahora entrar en la gestión de La Frontera con su único edil y, sobre todo, por las malas relaciones del PSOE con UF en la parte final del anterior mandato. Sin duda, y aunque sin excesivo ruido, NC está cambiando el tablero político en, eso sí, un panorama muy plural y volátil de difícil predicción futura.

4 ediles y una Alcaldía en una ciudad tinerfeña

Sin duda, el resultado más espectacular de NC en Tenerife lo consiguió en Tacoronte, aunque es verdad que José Daniel Díaz, actual alcalde y exdirigente de CC desde muy joven, traía una trayectoria relevante desde hacía años que le ha permitido duplicar los concejales (de 2 a 4) y lograr el bastón de mando tras un pacto reafirmado con el PSOE y SSP que le deja en la Alcaldía 2 años. Eso sí, los ediles socialistas tienen expediente abierto de expulsión por no pactar con Cs, aunque la insular les instaba a incluir también a NC. Además, y en el lindero municipio de El Sauzal, NC entró con 3 ediles, si bien en coalición con Aisa. También tiene 2 concejales en El Tanque, aunque liderados por el exalcalde socialista Pablo Estévez. A su vez, entró en Tegueste con Ahora-Tegueste-NC y cogobierna en el inédito pacto de izquierdas.

Extensión por las 7 islas y nueva diputada majorera

La extensión de NC-FA por las siete Islas era uno de los grandes objetivos del partido para este 2019 y, al menos, lograron presentar candidaturas en la mayoría de municipios. Además, tienen representación en localidades que, como sus cogobiernos, eran impensables hace años, como Barlovento (1 edil) o Santa Cruz de La Palma (1), si bien su resultado más sobresaliente es la Alcaldía de Tazacorte, donde desde la nada alcanzó 4 ediles, ganó los comicios con un 29% de los votos y cogobierna en pacto con Unión Bagañeta (3). A esto se añade la diputada regional conseguida en Fuerteventura.

Pérdida de peso y escaño en Lanzarote por UPY

Ese escaño majorero compensa el perdido en Lanzarote, donde, sin duda, influyó la ruptura del acuerdo que NC logró en 2015 con Unidos por Yaiza, el partido que tenía de alcaldesa y diputada regional a Gladys Acuña, quien finalmente volvió a pactar con CC, si bien ya no pudo presentarse por una inhabilitación. Por supuesto, el mayor dolor lo sufrió NC en Gran Canaria, al perder un escaño, pero, sobre todo, al no renovar el poder en Santa Lucía (donde, bajo distintas siglas, gobernó los 40 años de democracia) y casi perderlo en Telde, municipios en los que el PSOE estuvo a punto de destrozar sus opciones de gobierno regional, si bien acabó absteniéndose.

7.194 votos (un 1,88%) al Cabildo de Tenerife

Otro dato llamativo, que ha pasado inadvertido para muchos y que no ha lamentado Pedro Martín (PSOE) al recordar que la ASTF de Curbelo le pudo arrebatar la presidencia del Cabildo tinerfeño con sus 1.609 votos, es que NC-FA logró la nada desdeñable cifra de 7.194 (1,8%) en esa institución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook