23 de junio de 2019
23.06.2019

El nuevo Gobierno de Canarias sube impuestos, crea renta social y revisa la Ley del Suelo

El documento firmado por los líderes del Partido Socialista, Nueva Canarias, Podemos y ASG prevé aplicar una tasa turística, crear tributos ecológicos y revisar el proyecto del muelle de Agaete

23.06.2019 | 01:15
El nuevo Gobierno de Canarias sube impuestos, crea renta social y revisa la Ley del Suelo
El nuevo Gobierno de Canarias sube impuestos, crea renta social y revisa la Ley del Suelo

La lucha contra la pobreza y la exclusión social en las Islas será la prioridad para los cuatro partidos que integrarán el nuevo Gobierno de Canarias: PSOE, Nueva Canarias (NC), Podemos y Agrupación Socialista Gomera (ASG). Para financiar estas medidas sociales se prevé la supresión de deducciones fiscales y el incremento de tipos, sin concretar, y nuevos tributos medioambientales.

El primer documento firmado por los cuatro partidos prevé aplicar una tasa turística con carácter finalista para financiar la mejora de las infraestructuras públicas vinculadas al negocio alojativo. Este tributo ha sido defendido por NC y Podemos, y rechazado por los empresarios.

"Hay que ver de qué manera se gravan nuestros servicios para que nuestro medio ambiente siga teniendo la sostenibilidad que actualmente tiene", declaró ayer el presidente de NC, Román Rodríguez, tras la firma del documento. "Se hará de la mano del sector" y es algo que se aplica ya en muchos sitios. Esta tasa está mundializada. No nos estamos inventando nada. El objetivo es revertirlo en la mejora del lugar del destino, no solo nuestras calles y plazas, sino también los espacios naturales y el patrimonio cultural".

Buena parte de las medidas contenidas en el documento firmado ayer suponen un enmienda a la labor del Gobierno de Fernando Clavijo. Un claro ejemplo lo constituye el Pacto por el Territorio que el nuevo Gobierno de Canarias pretende "consensuar" y que desembocará en una revisión de la Ley del Suelo. Esta norma, aprobada en la pasada legislatura, contó con el voto favorable del PSOE, cuando formaba parte del Gobierno, y fue ampliamente contestada por NC y Podemos.

El pacto para la gobernabilidad se firmó ayer en Santa Cruz de Tenerife, junto al Reloj de Flores del parque García Sanabria. Lo rubricaron los secretarios regionales socialista, Ángel Víctor Torres; y de Podemos, Noemí Santana; y los presidentes de NC, Román Rodríguez, y ASG, Casimiro Curbelo.

Bajo la denominación de Pacto de las Flores, en alusión al lugar en el que se concretó, el documento recoge ocho ejes programáticos y establece que el reparto de áreas en el nuevo Ejecutivo, que "gobernará para las ocho islas, sin desequilibrios", será "paritario" y contará con diez consejeros sin contar al presidente y el vicepresidente.

El nuevo organigrama se conocerá a partir del próximo martes, al igual que la composición de la Mesa del Parlamento. Lo que sí se sabe es que ASG ocupará las áreas de Turismo, Industria y Comercio.

Sobre el contenido del documento, la renta de ciudadanía que se implantará es una demanda que en reiteradas ocasiones los firmantes del acuerdo plantearon sin éxito al gobierno saliente. Se recoge en el artículo 24 del Estatuto aprobado en noviembre y está dirigida "a sufragar los gastos básicos de quienes se encuentran en situación de pobreza o de vulnerabilidad económica".

También en ese ámbito, PSOE, NC, Podemos y ASG impulsarán un plan integral de vivienda que desembocará en la creación de "un importante parque público" de inmuebles destinados a servir de morada a "las familias de escasos recursos que sean desahuciadas".

La Sanidad, la Educación y la Dependencia recibirán sendos impulsos, lo que, admiten los firmantes, derivará en un incremento del gasto que habrá de cubrirse con uno de los ingresos de igual tamaño. Para ello, anuncian un aumento de la intensidad en la persecución del fraude fiscal, así como exigir "un mayor esfuerzo a los que más tienen". Cuantifican en 300 millones la relajación de la presión fiscal en la pasada legislatura. "Aunque algunas deducciones fiscales o reducción de tipos impositivos las compartimos, otras nos han parecido desacertadas", exponen, por lo que proponen replantearlas para conseguir que las rentas más altas contribuyan más.

Además, el nuevo Ejecutivo creará tributos "ecológicos o medioambientales", iniciativa esta última que vinculan "principalmente a la puesta en marcha de un Plan Integral de Lucha contra el Cambio Climático".

En el capítulo de obras públicas, darán prioridad al mantenimiento y mejora de las infraestructuras existentes, "así como a la construcción" de las que resulten más "urgentes". Sin embargo paralizarán "proyectos sobredimensionados y cuestionados socialmente". Un precepto que, como explicitan, tiene el nuevo muelle de Agaete en el punto de mira. Este proyecto, que ya ha cubierto varias fases, se revisará.

En lo que respecta a las relaciones con el Estado, el acuerdo introduce en su literatura una novedad sobre el pasado inmediato. Se prescinde de la exigencia y se escoge el término "negociación" a la hora de conseguir que lleguen a las Islas los más de 900 millones de euros que el Estado, sentencia del Tribunal Supremo mediante, debe pagar por la suspensión unilateral del convenio de carreteras durante el primer Gobierno de Mariano Rajoy (PP). La dulcificación del tono se entiende con facilidad por la presencia del PSOE?al frente de ambas administraciones, central y regional.

Otra cuestión a negociar con Madrid es "el uso del superávit" que tienen las regiones que han cumplido "los objetivos de déficit, deuda y pago a proveedores". Una línea de presión que tiene el marcado acento de NC, que en el pasado ya ha insistido de manera reiterada en esta cuestión, que ayudaría a paliar el incremento del gasto previsto.

La firma de ayer deja atrás "días muy duros" de acuerdos casi cerrados que, al final, se convirtieron en papel mojado. El pacto marca, según Casimiro Curbelo (ASG), "un antes y un después" para las Islas.

Por su parte, el próximo presidente del Ejecutivo regional, Ángel Víctor Torres (PSOE), agradeció la "valentía" de las otras tres formaciones que han dicho sí al cambio político en Canarias, tras décadas de gobiernos de CC, y advirtió: "No nos van a doblegar en la defensa de Canarias".

Aseguró al respecto que serán "exigentes" con la Unión Europa y Madrid, y detalló que Pedro Sánchez le ha manifestado estar "contento y feliz" por que el PSOE pueda estar al frente de la comunidad autónoma.

En esa misma línea, el líder del PSOE canario remarcó que "tiene la lealtad de todos" -un mensaje claro para los que quieren ver debilidades en la unidad de los cuatro partidos-, y tendió la mano a la oposición, en este caso CC, PP y Cs, para que ayuden y colaboren en su doble tarea: fiscalizar la acción del gobierno y que el interés general esté "por encima de intereses partidistas". "Este gobierno no les va a fallar. Sean exigentes con nosotros", sentenció.

Por su parte, Casimiro Curbelo reconoció que el de ayer era "un día especial", en el que se marcaba un "antes y un después" tras 26 años de gobierno de CC, y remarcó que este acuerdo de gobierno es un compromiso "serio" que tiene "vocación de estabilidad" para los cuatro años. Asimismo valoró que el trabajo se va a centrar "de forma clara" en las personas más necesitadas.

"Vamos a hacer historia en la gobernabilidad de Canarias. Haremos cosas que van a sentar precedente en este Archipiélago", añadió el también presidente del Cabildo de La Gomera.

En esta línea se mostró una eufórica y sonriente Noemí Santana, diputada electa y secretaria general canaria de Podemos. "Lo hemos conseguido. Por fin se abre una era progresista que no deje a nadie detrás", enfatizó. "Vamos a tener un gobierno que será reflejo de lo que es nuestro pueblo: peleón y valiente", puntualizó.

Román Rodríguez, presidente de Nueva Canarias, hizo hincapié en que por primera vez forman el Ejecutivo canario cuatro formaciones distintas. No obstante, aseguró que todas ellas dejarán a un lado las "discrepancias y matices", porque inician una tarea "extraordinariamente importante".

También alertó de que los ciudadanos "no les perdonarían" que este acuerdo fracasara, y dijo que trabajarán para tratar de "acabar con el victimismo", aunque apuntó que necesitan el apoyo tanto del Ejecutivo central como de Bruselas.

Los ocho ejes

  1. Lucha contra la pobreza Entre otras medidas, se instaurará por ley, de manera urgente, la Renta de Ciudadanía que establece el artículo 24 del nuevo Estatuto de Autonomía, dirigida a sufragar los gastos básicos de quienes se encuentran en situación de pobreza o de vulnerabilidad económica.
  2. Potenciar servicios esenciales El objetivo es reducir los tiempos de espera para recibir atención sanitaria (quirúrgica, especialidades o pruebas diagnósticas) a la media del Estado. Se reforzarán y mejorarán los recursos humanos e infraestructuras públicas que permitan ir reduciendo paulatinamente los servicios sanitarios actualmente privatizados. También se trabajará por la educación como principal instrumento en la lucha contra las desigualdades.
  3. Igualdad de género Se consolidará el Instituto Canario de Igualdad, ampliando su presupuesto, su ámbito de competencias y la dotación de recursos humanos.
  4. Creación de empleo Se promoverá una política económica que favorezca un crecimiento económico sólido, en pro del cambio de modelo productivo, y la creación de empleo de calidad que reduzca las desigualdades y fortalezca la cohesión social. Dicha política económica deberá tener muy presente el sobrecoste que implica la doble insularidad. También se promoverá un plan canario de empleo y se fomentará la modernización del sector turístico. También se regulará por ley la vivienda vacacional.
  5. Cambio climático Se promoverá un plan integral de lucha contra el cambio climático. También se planteará consensuar un pacto por el territorio y en ese contexto revisar la Ley del Suelo.
  6. Regeneración política Se comprometen a desarrollar la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública y a aprobar las normas de buen gobierno. Además, la Radio y Televisión Canaria dejarán de ser la voz de un partido o un Gobierno y mantendrán una conducta ejemplar en cuanto a la exquisita imparcialidad.
  7. Política fiscal Se potenciará la persecución del fraude fiscal, a través de la Agencia Tributaria Canaria, para lograr que tributen los que no pagan, y se exigirá un mayor esfuerzo a los que más tienen. También se dará un mayor protagonismo a la imposición medioambiental. La introducción de los tributos ecológicos o medioambientales va a ser una tarea de la próxima legislatura.
  8. Canarias-Estado Se defenderán las singularidades canarias como región ultraperiférica en la UE, determinados criterios para la reforma del sistema de financiación autonómica, el cumplimiento del REF en los próximos Presupuestos del Estado (PGE), el desarrollo y cumplimiento del nuevo Estatuto de Autonomía y la autorización para el uso del superávit de las comunidades autónomas cumplidoras.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas