16 de junio de 2019
16.06.2019

Ecologistas en Acción conceden tres banderas negras al Archipiélago

Los activistas señalan el proyecto de Fonsalía (Guía de Isora), otro en la costa palmera y un tercero por la contaminación que sufren algunas playas localizadas en la isla de Fuerteventura

16.06.2019 | 08:38
Maqueta del proyecto del futuro puerto de Fonsalía.

La Bandera Negra asignada por Ecologistas en Acción a la mala gestión en la provincia de Santa Cruz ha recaído en el proyecto del puerto de Fonsalía, mientras que la costa de La Palma retrata con su bandera a la contaminación. En el caso de la provincia de Las Palmas, las banderas negras por contaminación y mala gestión están concentradas en la isla de Fuerteventura. En el Informe Banderas Negras 2019 presentado el pasado jueves en Santander, Ecologistas en Acción vuelve a hacer una revisión de la situación de la costa de todo el Estado español, recogiendo los casos más característicos del deterioro del litoral, otorgando dos banderas por provincia, una por contaminación y otra por mala gestión.

Con un total de 48, este documento pretende ser el contrapunto a las Banderas Azules que sirven de reclamo turístico y que han visto reducido su número en 25 unidades respecto al año anterior. El documento diagnóstico de este año viene vertebrado por la "turistificación", proceso que alude a los impactos que la masificación turística tiene tanto en el frágil litoral costero como en el tejido social y cultural de las ciudades y barrios. Canarias es citada reiteradamente en el informe como comunidad cuyo desarrollo basado en el "monocultivo turístico" impacta radicalmente en el territorio y el medio natural, dada la urbanización masiva, las infraestructuras asociadas y la presión antrópica. Modelo que pocas veces revierte en la calidad de vida de la población local, según Ecologistas en Acción.

La Bandera Negra a la mala gestión en la provincia de Santa Cruz ha recaído en el proyecto del puerto de Fonsalía, dado el "irreparable" impacto que su realización tendría, al estar enmarcado en la Zona de Especial Conservación Teno-Rasca, de un elevado valor natural, con la presencia de especies amenazadas de extinción como la tortuga verde, las praderas submarinas de sebadal, arrecifes costeros y una veintena de especies de cetáceos cuyo avistamiento constituye hoy la segunda economía en visitas de la Isla. Desde Ecologistas en Acción afirman que la realización de este puerto es incompatible con la conservación y con el desarrollo sostenible de la provincia, ya que en sólo 25 km de litoral ya existen cuatro puertos, y esperan que no se insista en la "sinrazón" que supuso el puerto de Granadilla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook