12 de junio de 2019
12.06.2019

El PSOE aísla al Gobierno canario de las disputas locales con NC

Malestar entre los socialistas por las críticas de Nueva Canarias a los pactos en los municipios de Telde y Santa Lucía de Tirajana

12.06.2019 | 06:10
Noemí Santana (Podemos) con Román Rodríguez (Nueva Canarias) y Ángel Víctor Torres (PSOE).

Los pactos locales están generando serias fricciones entre el PSOE y Nueva Canarias (NC) que pueden hacer mella en el eventual pacto de izquierdas en el Gobierno canario. Los socialistas han acogido con malestar las críticas de los nacionalistas a que hayan formado alianzas en Telde y en Santa Lucía de Tirajana, sobre todo cuando desde el minuto uno de la negociación se les dijo a ?Nueva Canarias que harían acuerdos locales donde pudieran tener sintonía pero en el municipio teldense, por ejemplo, el pacto era prácticamente imposible. También convinieron desde el principio que no habría alianzas en cascada y que el Gobierno regional quedaba al margen de las presiones derivadas de los acuerdos en ayuntamientos y cabildos, e insisten en ello.

Pese a que NC ha manifestado que los pactos en Telde y Santa Lucía "tensionan a ambas organizaciones", en el caso de Telde los socialistas exponen que la candidata a revalidar la Alcaldía por NC, Carmen Hernández, "humilló" al aspirante del PSOE, Alejandro Ramos, durante el anterior mandato, y esos problemas no se pueden resolver en un día tras años de mala convivencia. Ramos será el próximo alcalde con el apoyo de Juntos por Telde, Ciuca y el PP. Desde el PSOE aseveran que NC sabía desde hace un mes que Telde era innegociable. Por eso no entienden las quejas.

En cuanto a Santa Lucía de Tirajana, según los socialistas el problema radica en que NC no suma con el PSOE. Esta última formación sostiene que ofreció a los nacionalistas que si lograban apoyos de un tercero no tendrían problema en respaldar a Dunia González. Pero ningún partido ha querido refrendar a la candidata de NC a revalidar la Alcaldía, después de que esta organización se haya mantenido cuarenta años en el poder, aunque con distintas denominaciones a lo largo de todo este tiempo.

Fuentes socialistas argumentan que no se les puede pedir a sus compañeros de ese ayuntamiento del sureste que miren hacia otro lado si, por falta de apoyos de otros partidos a NC, se les ha puesto en bandeja la posibilidad de gobernar.

Pero es que el enfado se acrecienta cuando desde la formación de Ángel Víctor Torres recuerdan que Nueva Canarias ha fraguado alianzas para desbancar a dos socialistas de las alcaldías de Pájara -un bastión del PSOE- y de La Oliva. También evocan no solo el trato a Alejandro Ramos en Telde sino cuando echaron a Juan de Dios de Teror o a Tomás Pérez de La Aldea en anteriores mandatos.

Alianza de progreso

Por ello, el PSOE insistió ayer en todas sus conversaciones con Nueva Canarias en que desde el primer momento se especificó, de forma cristalina, que lo que ocurriera en las alianzas locales, donde a veces pesan más las filias y las fobias personales que la ideología política, no tenía que afectar a la negociación del pacto de progreso que intentan conformar los socialistas con Nueva Canarias , Podemos y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) en el Gobierno regional, para descabalgar a Coalición Canaria (CC) tras 26 años en el poder. Los socialistas evidencian que han cumplido en todos aquellos ayuntamientos donde ha habido entendimiento, como en Las Palmas de Gran Canaria, San Bartolomé de Tirajana, Firgas o Ingenio.

El PSOE espera por tanto que los acuerdos locales no frustren ese hipotético pacto de "cambio" que tanto han pregonado estas fuerzas de izquierda durante la campaña electoral, pero si fuera así las combinaciones aritméticas pueden ser otras: los socialistas podrían gobernar tan solo con CC, o incluso con el PP y Ciudadanos, aunque también Nueva Canarias podría unir sus fuerzas con CC, en un supuesto acuerdo en el que estarían también los populares y Cs. De hecho estos dos últimos partidos han acordado ir de la mano en todas las instituciones que sumen y aunque su primera opción en el Gobierno de Canarias es intentar un pacto con el PSOE, no descartan un acuerdo con CC donde puedan estar NC o ASG.

Para el PP no hay líneas rojas y su intención es dar estabilidad y gobernar donde tenga posibilidades, tanto con el PSOE como con CC. Ayer fraguaron ya un posible pacto para que Coalición mantenga el Cabildo de Tenerife y el pasado lunes hicieron lo mismo en el Cabildo de Lanzarote aunque en este caso los populares apoyaron a la socialista Dolores Corujo, a cambio de que el PSOE respalde a Ástrid Pérez (PP) en el Ayuntamiento de Arrecife.

Este revoltillo de pactos se puede reproducir en el Cabildo grancanario. Al parecer el PP y Cs le ofrecieron al socialista Luis Ibarra, a las pocas horas de conocerse los resultados electorales, intentar desbancar a Antonio Morales (NC) de la Presidencia insular, explicó ayer Ibarra en distintos medios radiofónicos. Ibarra obtuvo ocho consejeros, al igual que Morales, aunque este último fue el más votado y, por tanto, será el presidente insular, pero cabe una posterior moción de censura si los apoyos de NC al PSOE se complican en el Gobierno regional. Los socialistas están dispuestos a respetar que esta institución siga en manos de Morales si Nueva Canarias respalda el pacto de progreso en el Ejecutivo que daría la Presidencia Ángel Víctor Torres, pero si no fuera así, ya dicen que Ibarra tendría las manos libres para negociar otros acuerdos. Ibarra asegura que no tiene ataduras para tantear otros acuerdos en el Cabildo, porque "por fin en Canarias ya se acabaron los pactos en cascada", aunque también afirma que actuará con lealtad a su partido. Si se reedita el pacto entre el PSOE y NC en el Cabildo grancanario quiere la Consejería de Hacienda, asevera.

Sobre las alianzas, Antonio Morales abogó ayer por seguir intentando "un pacto de progreso" en el Gobierno de Canarias, pero advirtió que "no a cualquier precio", por lo que reclamó a todos que hagan "los esfuerzos necesarios para que los compromisos se cumplan y se lleven a término".

Para Morales, las decisiones de Telde y Santa Lucía "tensionan situaciones entre organizaciones". Aún así, recalca que tienen "la obligación de reconducirlo todo, porque el compromiso es un pacto de progreso para esta tierra". Si bien "nadie ha hablado de pactos en cascada", sí se ha planteado "el respeto a los lugares donde los ciudadanos han confiado mayoritariamente en una organización", expuso. "NC ha respondido para que se consolide en distintos lugares un gobierno liderado por el PSOE, con doce ejemplos concretos", recalcó, entre ellos la capital grancanaria, San Bartolomé, Arico, Ingenio, Puerto del Rosario, el cabildo majorero o Valverde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook