05 de junio de 2019
05.06.2019

Cruz Roja Canarias atiende a menos personas pero aumentan los casos complejos

El comité autonómico ha presentado este miércoles su memoria de actuaciones

05.06.2019 | 15:58
Antonio Rico y Mayte Pociello.

El comité autonómico de Cruz Roja en Canarias ha presentado este miércoles su memoria de actuaciones en 2018, año en el que la ONG atendió a menos personas que en los precedentes, aunque los casos revisten más complejidad y requieren de más ayudas.

Los presidentes de Cruz Roja en Canarias, Antonio Rico, y en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, Mayte Pociello, informaron de que 91.172 personas fueron atendidas por la organización en Canarias en su plan de intervención social, lo que equivale a más del 4% de la población de las islas.

Cruz Roja cuenta en Canarias con 12.526 voluntarios y 740 empleados, así como 66.831 socios, y dispone de 138 sedes, 312 vehículos y 45 embarcaciones.

En 2018 destinó 25 millones de euros a atender sus funciones, de los cuales el 42% provienen de subvenciones y convenios, el 34,5% de captación de fondos propios y el 19,5% de prestación de servicios.

La mayoría de personas atendidas, 68.785, estaban en situación de extrema vulnerabilidad y 35.28 recibieron alimentos distribuidos por la Cruz Roja enviados por la Unión Europea.

También atendió Cruz Roja a 9.668 mayores, 7.047 personas migrantes, 3.205 personas con discapacidad, 1.281 reclusos y 328 niños con dificultades sociales.

En muchos casos, los atendidos son personas con trabajo, pero empleadas en condiciones tan precarias que no les llega para disfrutar de autonomía personal, denunció Mayte Pociello.

De hecho, 3.789 personas participaron en 2018 en los proyectos de inserción laboral de Cruz Roja y 893 consiguieron empleo gracias a ello, pero solo el 32% de los contratados consiguieron condiciones razonables para valerse por sí mismos sin recurrir a las ayudas sociales.

"Desempleo, precariedad y vulnerabilidad" siguen siendo las prioridades de la actuación de Cruz Roja en Canarias, y "nuestro éxito será el día en el que no tengamos a quien ayudar", subrayó Mayte Pociello.

Además, "la pobreza se hereda", de ahí que haya que actuar para que los niños que han nacido y crecido en condiciones de vulnerabilidad durante la gran crisis necesiten apoyo constante para "salir de este bucle y esta miseria", apuntó.

El plan de salud es otra de las áreas prioritarias de Cruz Roja en Canarias, también enfocado a las personas con más vulnerabilidad, así como a facilitar alojamiento a personas que se desplazan a otra isla o a Madrid para recibir asistencia sanitaria.

Una de las áreas más conocidas de Cruz Roja es su presencia en planes de socorro y emergencias, y la ONG atendió a 14.893 personas, de ellas 12.540 en servicios preventivos acuáticos y terrestres.

Por los planes de formación de Cruz Roja pasaron 15.086 alumnos en un total de 1.179 cursos.

Además, Cruz Roja Canarias participó en 2018 en cinco programas internacionales de ayuda humanitaria y en cinco programas de cooperación al desarrollo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook