22 de abril de 2019
22.04.2019

El Estado confisca medio centenar de propiedades a los narcos en Canarias

El Archipiélago es la cuarta Comunidad Autónoma en número de posesiones despojadas a las mafias desde la creación del Fondo de Bienes Decomisados por Tráfico Ilícito de Drogas.

23.04.2019 | 10:33
Dos policías escoltan un yate en el que se intervino droga.

El Estado se ha apropiado en los últimos meses de más de medio centenar de posesiones que los narcotraficantes tenían en Canarias. Casas, pisos, naves industriales, embarcaciones, vehículos y joyas que tras sentencia judicial firme ya forman parte del patrimonio nacional. Una serie de propiedades que se integran en el Fondo de Bienes Decomisados por Tráfico Ilícito de Drogas y Otros Delitos Relacionados, la bolsa de la que salen cuando el fisco consigue enajenarlas, ya sea por venta directa o a través de subasta pública. Los últimos traspasos en la Comunidad Autónoma han sido los de tres barcos, ocho inmuebles y un coche, ventas que han reportado a las arcas públicas cerca de medio millón de euros. Canarias es, de hecho, la cuarta región del país que más posesiones de los narcos ha aportado al fondo estatal desde su creación. La cercanía de Marruecos, uno de los países a la cabeza mundial en la producción y el tráfico de hachís, y el hecho de que las mafias hayan convertido el África Occidental en uno de sus grandes centros de operaciones son dos de las principales causas de que los popes de la droga tengan tantas propiedades en el Archipiélago.

A lo largo del año pasado fueron exactamente 55 los bienes que en Canarias pasaron a manos de Hacienda tras haber sido decomisados a los narcotraficantes. Se trata de siete embarcaciones, principalmente veleros; tres joyas de gran valor; 16 vehículos, mayoritariamente turismos de alta gama; y 29 objetos entre los que se encuentra prácticamente de todo: electrodomésticos, teléfonos móviles, muebles... Aunque el número de propiedades confiscadas a las mafias en las Islas se ha reducido paulatinamente en los últimos años gracias a la lucha policial y judicial, lo cierto es que el Archipiélago sigue entre las autonomías donde más patrimonio manejan los narcos. Hasta 2.129 posesiones adquiridas en su día con dinero negro procedente del narcotráfico han engrosado hasta la fecha el Fondo de Bienes Decomisados, según los datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Del Departamento que dirige María Luisa Carcedo depende la mesa de coordinación de adjudicaciones, que es el órgano encargado de velar por la buena gestión del fondo público. Esas más de 2.100 propiedades que las mafias tenían en las Islas, fundamentalmente en Tenerife y Gran Canaria y dentro de estas principalmente en las comarcas del sur, dan a la comunidad el dudoso honor de ser la cuarta con más decomisos a los narcos. Por delante, en el particular podio, solo están Andalucía, con la friolera de 15.279 bienes confiscados a los clanes mafiosos; Madrid, con 4.970; y Cataluña, con 2.232. Es decir, en Canarias se confiscan a los traficantes de drogas más propiedades que en la Comunidad Valenciana, con más del doble de población, o que en Galicia, donde no solo viven 500.000 personas más que en el Archipiélago, sino donde sufren, además, las dramáticas consecuencias de la ruta de la cocaína con Colombia.

El fisco ha hecho caja en las Islas en los últimos meses, exactamente 440.038 euros, con las subastas o ventas directas de tres embarcaciones, por un precio de 45.858 euros; ocho inmuebles, traspasados por 393.520 euros; y un coche, este último por un precio de solo 660 euros. Entre las enajenaciones recientes están también las de otros dos inmuebles por 420.184,1 euros; un velero, por 79.018,5 euros; y un coche, en este caso por 1.750 euros. Estos últimos expedientes se cerraron en 2017.

De los 2.129 bienes de las mafias de los que se ha apropiado el Estado en el Archipiélago desde 1996, 1.123 son casas, pisos, chalets, motos, naves, joyas o barcos que estaban en las islas de la provincia de Las Palmas. Los restantes 1.006 eran posesiones de los narcos en las islas de la provincia de Santa Cruz de Tenerife. En cuanto a los 55 decomisos del último año, son 37 en Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura (siete embarcaciones, 16 vehículos, una joya de alto valor y 13 objetos varios) y 18 en Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (dos joyas y 16 smartphones, muebles y electrodomésticos).

Las sentencias contra los clanes de la droga también dan lugar en muchos casos a la confiscación de dinero en efectivo, ya sea por fajos de billetes encontrados en los narcopisos o por sumas en cuentas bancarias. Aunque el Ministerio aún no ha publicado los datos exactos de los últimos años por autonomías, sí están los correspondientes al período 1996-2014. En esos 19 años, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad intervinieron en Canarias un montante de 13,5 millones. Entre 2015 y el año pasado la media anual ha sido de casi un millón. En toda España han ido a parar al fondo unos 312,6 millones en total, unos 20,7 millones de euros solo en 2018. La lucha contra los narcos en España reportó así cerca de 32,4 millones en decomisos en los últimos doce meses, esos 20,7 en efectivo y casi 11,7 por las enajenaciones.

Y ¿qué se hace con todo ese dinero? Los recursos del fondo estatal sirven, entre otras cosas, para financiar planes sociales de prevención y de lucha contra la droga. Se asigna una parte a las corporaciones locales, en el caso de Canarias a los cabildos insulares y los ayuntamientos, otra a los Ejecutivos autonómicos y otra para llevar a cabo programas internacionales. En el caso del Archipiélago se aprobó una subvención al Gobierno con cargo al dinero de la lucha contra los narcos de 235.000 euros. Una cantidad para ayudar a poner en práctica cinco programas sociales, entre ellos el Programa de actividades de prevención en el ámbito del ocio, tiempo libre y comunitario, para el que se aprobó la mayor subvención, 98.000 euros. Además, también se aprobaron ayudas a los cabildos de Lanzarote (20.358 euros), Tenerife (39.704) y La Gomera (79.397) para llevar a cabo sendas actividades. En el caso de Tenerife, el dinero se ha destinado para llevar a cabo el programa Empápate XIII, un proyecto de prevención y de promoción de la vida saludable entre la juventud.

Más de 6,5 millones de euros para las corporaciones locales

Los dineros del Fondo de Bienes Decomisados por Tráfico Ilícito de Drogas y Otros Delitos Relacionados sirven para llevar cabo numerosos programas de prevención del consumo de estupefacientes y de promoción de hábitos saludables, especialmente entre la población joven, a lo largo y ancho de todo el país. Solamente el año pasado se repartieron subvenciones entre las corporaciones locales (ayuntamientos y cabildos insulares en el caso de Canarias) por un montante global de 6,5 millones de euros. Una cantidad que sale tanto del dinero negro del tráfico de drogas decomisado a los clanes mafiosos (encontrado en efectivo en las cajas fuertes de los narcopisos o en cuentas bancarias) como de las subastas y ventas directas de las propiedades despojadas a los narcos (pisos, chalets, embarcaciones, coches y hasta naves industriales).

El fisco revende en los últimos meses en las Islas ocho inmuebles, tres barcos y un coche

Las autoridades intervienen cada año un millón de euros de dinero en efectivo de la droga

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook