Canarias

Malestar en un sector de AHI por las listas y la gestión insular

Los críticos se muestran seguros de que los candidatos serían otros si el voto hubiese sido secreto. Ocho fundadores exigen volver a los orígenes y censuran el trato que reciben.
Álvaro Morales, S/C de Tenerife
19/mar/19 6:24 AM
Edición impresa
Malestar en un sector de AHI por las listas y la gestión insular

Álvaro Morales, S/C de Tenerife

La Agrupación Herreña de Independientes (AHI) eligió el pasado jueves, en asamblea, a sus cabezas de listas a las generales (Senado) y regionales, insulares y locales. Lejos del consenso que pareció emanar de la reunión, toda vez que asistieron unos 250 afiliados (185 con derecho a voto) y solo hubo 7 abstenciones y 7 rechazos a la propuesta, el sector crítico, vinculado al histórico dirigente Tomás Padrón, siente un creciente malestar que puede derivar en movimientos internos.

Según fuentes de ese sector, uno de los motivos se debe a que, antes de la votación, se decidió a mano alzada si la propuesta se votaba precisamente de forma secreta o no. Ganó hacerlo a mano alzada, pero por muy poco margen, aunque la principal queja es que ni siquiera se analizó otra propuesta de candidatos planteada. Esto impidió, por ejemplo, que se votase que el actual senador, Pablo Rodríguez, repitiese a esa Cámara y no solo aspire a la Alcaldía de La Frontera, que fue lo aprobado. Ese puesto al Senado lo ocupará el alcalde de Valverde, Daniel Morales.

Además, la alternativa, asentada en votaciones previas en 6 de los 12 comités, incluía al diputado regional David Cabrera como candidato al Cabildo frente a Belén Allende, que fue, al final, la respaldada.

Para este sector, de votarse de manera secreta, y tal y como probó la votación previa, existían muchas posibilidades de que algunos de los candidatos no saliesen, con la relevante excepción del consejero de Agricultura, Narvay Quintero, que todos avalan como número uno al Parlamento de Canarias.

Este malestar se une al de Tomás Padrón y otros fundadores, que han firmado y difundido desde el 1 de este mes un escrito reivindicativo (al que ha tenido acceso El Día) de cómo y para qué surge la formación en los albores de la democracia, lo logrado, la situación del partido y del olvido, rechazo o desidia que sienten hacia sus personas y experiencia.

Se trata de 8 de los afiliados que ocupan los puestos de militancia del 1 al 10 (aparte de Padrón, suscriben el texto Juan M. Ayala, Sotero León, Juan M. Armas, Maximiliano Cejas, Eladio Mérida, Sergio Casañas y Pablo Álvarez). En el escrito, aseguran que lo más que les "entristece, como compañeros y amigos desde hace 40 años, es sentir y observar cómo emana y se fomenta desde responsables que dirigen nuestro partido una actitud negativa y de rechazo hacia los fundadores". En su opinión, es "ahora más que nunca cuando creemos justo que este partido nos muestre su agradecimiento y, sobre todo, respeto, y más aún al patrimonio político heredado de los que han dado todo por AHI. Todos han sido y son necesarios para mantener la cohesión, rumbo y sentido de este grupo humano".

Frente a esto, se sienten "cuestionados por nuestra pasada labor y despectivamente por nuestra edad, apoyándose e, incluso, usando frases ofensivas para referirse a nosotros, como: de los que no se quiere hablar en positivo, porque es negativo para el partido". Por eso, exigen, "al menos, respeto personal" y creen que "ningún compañero debería sentir la frialdad de la indiferencia; la misma indiferencia y abandono hacia nuestra Isla que nos movió a crear AHI".

el hierro