Canarias

El pacto frustrado de PSOE y ASG abarcaba el ámbito estatal e isleño

La negociación propició 2 borradores de acuerdo que fijaban el orden en las listas al 28A, se permitía a ASG y ASTF concurrir a escala autonómica e insular y se apoyaba el grupo de tres.
Álvaro Morales, S/C de Tenerife
18/mar/19 6:26 AM
Edición impresa

Álvaro Morales, S/C de Tenerife

El rechazo del PSOE canario el pasado miércoles a que, con tres diputados, se pueda disponer de grupo parlamentario propio cerró, de forma definitiva, cualquier posibilidad de pacto electoral entre los socialistas y la Agrupación Socialista Gomera (ASG) para los comicios generales del próximo 28 de abril. Esa opción, no obstante, había soliviantado a los dirigentes del PSOE gomero y había generado oposición en otros sectores del PSC, pero la negociación entre los dos partidos se llevó a escala estatal, con conocimiento del secretario general de los socialistas canarios, Ángel Víctor Torres, e incluía no solo el ámbito nacional para la cita del 28A, sino que se extendía también a las regionales, insulares y locales y al futuro político en Canarias desde una perspectiva progresistas.

Esa negociación, auspiciada por el secretario de Organización del PSOE y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con el beneplácito de Pedro Sánchez, y llevada por Casimiro Curbelo por parte de ASG, derivó en dos borradores en los que se detallaron los puestos en las listas al Congreso y Senado.

El segundo de esos textos, elaborado por ASG tras una propuesta inicial del PSOE y cuya página clave se reproduce en la imagen, indicaba que el número uno al Congreso por la Provincia tinerfeña debería ser del PSOE (hombre o mujer), mientras que, el segundo, sería de ASG (se comete el error "de transcripción", según Curbelo, de hablar de circunscripción de La Gomera). No obstante, y tras el revuelo que se produjo en el PSOE canario ante esa cesión, que se creía absolutamente desmedida en estas circunstancias, y más en la visión de los socialistas gomeros, Curbelo reculó y le planteó a Torres que estaba dispuesto a renunciar a ese segundo puesto.

El secretario general, de hecho, había dejado claro en El Día que nunca aceptaría ceder ese lugar al Congreso (es más que probable que recuperen ese acta sin necesidad de ningún pacto), pero el posible acuerdo ya se había enrarecido y dificultado en exceso, lo que se consumó con el rechazo al grupo de 3 escaños en la Cámara isleña.

Respecto al Senado, el preacuerdo redactado colocaba a un candidato de ASG de número 1, con el primer suplente del PSOE y el segundo, del partido de Curbelo. Esto tenía mucha lógica porque, en las dos últimas generales, así como en las locales de 2015, ASG ha arrasado en La Gomera y ha logrado meter con mucha holgura a su actual senadora en la Cámara Alta, Yaiza Castilla, que repetirá como candidata de ASG ahora.

El borrador, además, permitiría a ASG y a la Agrupación Socialista de Tenerife (ASTF), partido promovido por Curbelo y presentado en sociedad en 2 cenas en el norte y sur de la Isla este año, concurrir "con autonomía e independientemente a las administraciones de ámbitos regional e insular". Eso sí, tras los comicios "estudiarían las posibles alianzas que favorezcan la aplicación de políticas de izquierdas y una gobernabilidad estable".

La tercera cláusula se refería al grupo de 3 escaños (ahora se permite a partir de 4) y se justificaba en aras de "garantizar la presencia y la visibilidad de las políticas sociales en el Parlamento, afianzando (...) la continuidad de las iniciativas conseguidas en la legislatura actual".

El acuerdo estaba previsto que lo firmasen Santos Cerdán León, responsable de Política Territorial de la Federal del PSOE, Francisco Jesús Reyes Cubas por ASG y Ana Letisia Ventura Mesa por ASTF, pero el rechazo de gran parte del PSOE canario y el voto contrario a lo del grupo de tres actas lo ha impedido.