Canarias

Vivienda ha paralizado en los dos últimos años 430 lanzamientos

Las actuaciones se han realizado en el marco del programa "Canarias + Viviendas X Familias", dirigido a asesorar y mediar con quienes se enfrentan a un desahucio o un desalojo.
José D. Méndez, S/C de Tenerife
23/ene/19 6:30 AM
Edición impresa
EUROPA PRESS

José D. Méndez, S/C de Tenerife

Durante los últimos dos años, el Gobierno de Canarias, a través del Instituto Canario de la Vivienda, ha paralizado 436 lanzamientos judiciales (282 en 2018) por desahucios y se han buscado soluciones para las familias afectadas en recursos habitaciones temporales, a través del programa "Canarias+ViviendasXFamilias" (C+VxF), mediante el cual se presta asesoramiento y mediación a quienes se encuentren en riesgo habitacional, desahucios, desalojos y otras circunstancias de posible exclusión residencial.

Según la directora del Instituto Canario de la Vivienda, Pino de León, este programa forma parte del nuevo Plan Canario de Vivienda 2019-2022, en proceso administrativo y jurídico para su aprobación y puesta en vigor.

De León aclaró que desde hace meses mantiene reuniones, tanto con entidades bancarias como con la Sareb, con el fin de abordar la disponibilidad de viviendas por parte de la sociedad de gestión de activos en los municipios canarios para integrarlas a una bolsa para atender a las familias más vulnerables. La partida financiera asciende a 11,6 millones de euros.

"La intención del Gobierno es adquirir en torno a 180 pisos con el objeto de incorporarlos a una bolsa de viviendas destinadas a la atención inmediata de aquellas familias que se encuentran en situación de emergencia habitacional que puede venir derivada de una situación de desahucio o desalojo inminente", matiza de León.

En caso de un lanzamiento, se actúa de forma conjunta con los ayuntamientos, a través de cuyos servicios sociales se informa al Instituto Canario de la Vivienda de las situaciones de lanzamiento. Es el ayuntamiento la entidad que hace la propuesta de las familias que más urgencia tienen para acceder a una vivienda. Una vez conocida y estudiada la situación de la familia, se busca una solución que puede ser, o bien una vivienda de segunda adjudicación o bien por una vivienda a través del programa "Canarias+ViviendaxFamilias".

El caso de Yanira y Josué, una joven pareja de Ofra con un niño de 3 años, está de actualidad por la amenaza del lanzamiento de su vivienda, previsto para mañana, jueves. El Instituto Canario de la Vivienda (Incavi), donde aseguran haberse enterado del caso el lunes -piden "que la gente se ponga en contacto con nosotros si necesita ayuda"- ha presentado un escrito en el Juzgado solicitando el aplazamiento del desalojo. Además, la familia ha sido incluida en el registro del programa "Canarias+ViviendasXFamilias" para buscar una solución duradera. Yanira acudió al Incavi ayer por la mañana y aseguró que el desalojo estaba paralizado por un escrito del Ayuntamiento de Santa Cruz. Fuentes municipales explicaron que "no se ha podido activar el protocolo antidesahucios, pionero en España, porque no se trata de un lanzamiento hipotecario de una entidad financiera, sino de un problema entre privados en el marco de un impago en el mercado libre del alquiler. Una administración pública no puede ni debe interferir en ello". Añadieron las fuentes que "no consta ningún escrito al Juzgado. El alcalde (José Manuel Bermúdez) sí ha dado instrucción al IMAS y a Viviendas Municipales de buscar un arreglo". Al respecto, subrayaron: "La pasada semana los afectados tuvieron una reunión con la trabajadora social de la UTS de distrito. Además está en marcha el proceso para que ella tenga un trabajo de seis meses dentro del Convenio de Empleo Social. Por so se ha elaborado un informe favorable desde esta instancia". Ahondaron más: "A esta familia, en contra de lo que se ha dicho, se la viene ayudando con PEAS de alquiler los años 2016 y 2017. En 2018 renunciaron, probablemente por estar cobrando la PCI y tener rendimientos del trabajo. Además, los Servicios Sociales les han propuesto el recurso del piso de emergencia social para familias pero lo han rechazado. Con el trabajo de ella, más la PCI de él y alguna ayuda más que podría pasar por reactivar las PEAS que ya recibieron en su día, la idea es que puedan afrontar el pago de un alquiler asequible".

Búsqueda de viviendas

"La búsqueda de viviendas para situaciones de emergencia habitacional es una de nuestra principales prioridades", enfatiza la directora del ICAVI, Pino de León, quien, además, aclara que, "a las negociaciones con las entidades bancarias, hay que sumar otras acciones que está llevando a cabo el Ejecutivo canario, como son los acuerdos de cesión de suelo con los ayuntamientos, el incremento de las partidas para las ayudas al alquiler y la paralización de los casos de desahucios o lanzamientos judiciales, así como las rehabilitaciones edificatorias y las áreas de renovación urbana".

Otras vías de actuación

De León insistió asimismo en la búsqueda de otras vías de actuación, "como serían los acuerdos con las entidades bancarias para la creación de una bolsa de alquiler. Todo ello siempre con el fin de incrementar los recursos habitacionales para las familias en situación de vulnerabilidad o con riesgo de padecerla y reducir en la medida de lo posible el enorme impacto social negativo que ha generado la crisis en el ámbito concreto de la vivienda".