Canarias

Desciende la rentabilidad de la compra de vivienda para ponerla en alquiler

Santa Cruz y Las Palmas encabezaban en 2017 los índices nacionales, pero ahora se sitúan por debajo de la media Los precios del arrendamiento experimentan sus primeros retrocesos.
M.G., S/C de Tenerife
17/ene/19 6:19 AM
Edición impresa
Los precios del alquiler parecen moderarse en los últimos meses en Canarias./El Día

M.G., S/C de Tenerife

Comprar una vivienda para luego ponerla en alquiler continúa siendo un negocio rentable, pero algo menos que hace un año. El estancamiento de los índices de rentabilidad de esta inversión fue la tónica en las capitales de provincia españolas durante 2018, pero en Canarias experimentó incluso un cierto descenso, en consonancia con la moderación que han registrado los precios del arrendamiento en la segunda mitad del año pasado.

Aun así, Las Palmas de Gran Canaria y, sobre todo, Santa Cruz de Tenerife aún figuran en el grupo de ciudades donde más provechoso resulta adquirir un inmueble para después alquilarlo, según un estudio publicado ayer por Idealista. En la capital tinerfeña estas operaciones procuran un retorno medio del 7,2%, un rendimiento solo inferior al que se consigue en Lleida (7,6%). Las Palmas, por su parte, se sitúa en sexto lugar, con una rentabilidad del 6,5%.

Pese a seguir ocupando las primeras posiciones, los retornos económicos derivados de la inversión en vivienda ha disminuido en las dos capitales del Archipiélago, en especial en Las Palmas de Gran Canaria, que en 2017 registraba la mayor rentabilidad de las ciudades españolas, con un 7,7%. La caída en Santa Cruz de Tenerife ha sido algo más baja, puesto que ha pasado del 7,4% de 2017 al mencionado 7,2% del año siguiente.

De esta manera, las capitales canarias quedan por debajo de la media nacional en rentabilidad. El promedio del país se situó en el 7,4%, una décima más que un año antes. Los datos -tanto globales como autonómicos- ponen de manifiesto que la explosión de precios que ha vivido el alquiler de vivienda desde que comenzó la recuperación económica ha empezado a perder fuerza.

El año pasado concluyó con un alza de los precios que, sin embargo, remitió en los últimos meses. Según las cifras de Idealista, los pisos en arrendamiento se encarecieron en Canarias un 5,2% durante el ejercicio, aunque entre septiembre y diciembre descendieron un 3,5%. Sin embargo, las dos capitales no se han comportado de la misma forma, puesto que en Santa Cruz los precios subieron un 3,7% en el trimestre y en Las Palmas bajaron un 6,2%.

las claves

Frenazo. Los retornos económicos de la inversión en vivienda en España experimentaron un fuerte incremento en 2017 -un punto porcentual, hasta el 7,3%-, pero el año pasado se frenaron de golpe, con un ascenso de solo una décima -hasta el 7,4%-, según los datos del portal inmobiliario Idealista.

Más en Canarias. En las capitales canarias la situación ha sido más bien de retroceso. La rentabilidad ha pasado en Santa Cruz de Tenerife del 7,4% al 7,2% y en Las Palmas de Gran Canaria del 7,7% al 6,5%.

Los precios se moderan. De forma paralela, 2018 finalizó en las Islas con un aumento global de los precios del alquiler que, sin embargo, se redujeron en los últimos meses del ejercicio.

Más que los bonos. Idealista recuerda, no obstante, que la rentabilidad obtenida con estas operaciones inmobiliarias -comprar un vivienda para alquilarla- multiplica por cuatro, "en el peor de los casos", la que ofrecen los Bonos del Estado a diez años.