Bancos del Tiempo, economía del bien común, monedas locales, procomún... Son conceptos con los que nos hemos familiarizado en los últimos años y que se inscriben en una nueva forma de entender la economía, basada más en la cooperación que en la competencia y que ha empezado a funcionar en entornos locales.

Varios colectivos y entidades de las Islas que defienden y practican esta idea se han agrupado en el Foro Social de Economía Social y Colaborativa de Canarias, una plataforma que ayer se presentó en sociedad en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife.

Los promotores de esta iniciativa aseguran que, tras los primeros movimientos de este nuevo modelo, "nada volverá a ser como antes". El modelo económico y productivo tradicional "está agotado", señaló Víctor Hernández, de la plataforma Arca de Babel, quien describió las principales características del sistema que viene a sustituirlo: centrado en las personas y las comunidades, fundamentado en la colaboración, alejado de la acumulación financiera, sin intermediarios y con libre acceso a la tecnología. Todo ello, afirmó, precisa de un marco institucional que lo regule, por lo que el Foro reclama la implicación de los poderes públicos.

Las entidades fundadoras del Foro de Economía Social y Colaborativa son Commonomia, Red de Innovación Social, el Banco del Tiempo de Tenerife, la asociación Economía del Bien Común, la Universidad de La Laguna -a través de su Cátedra de Economía Social y su grado en Emprendimiento- y el Área de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, además de la Real Sociedad Económica y Arca de Babel. Su intención es poner en marcha en breve una plataforma de "crowdfunding" (micromecenazgo).