EL GOBIERNO colonialista español y sus socios autonomistas en Canarias no saben qué hacer para decirle al pueblo canario que siguiendo con España hay futuro nuevo para Canarias si se llega a convencer a las Naciones Unidas de que los canarios no quieren la independencia, sino explotar sus riquezas turísticas y marinas y seguir viviendo como hasta ahora.

Hay unos manejos y viajecitos estos días a las Naciones Unidas y visitas a la IV Comisión para intentar engañar a este organismo de que los canarios quieren ser europeos y no africanos y que quieren participar en las instituciones coloniales y en votaciones electorales como las autonomías españolas, aunque también quieren explotar las riquezas marinas existentes en el mar que rodea las Islas.

Hay un plan de enviar a un grupo de canarios a las Naciones Unidas representando a una susodicha plataforma del mar canario, que ha ido por los ayuntamientos donde mandan los autonomistas para que firmen un documento bien amañado a ver si convencen a la IV Comisión de que se invente una fórmula que se salte por encima la Convención sobre el Mar de Montego Bay de 1982, y aquello que dice que los archipiélagos de un Estado no tienen sino doce millas alrededor de cada isla y solamente los Estados archipielágicos son los que tendrán aguas interiores, ZEC, es decir, zona económica exclusiva, que hoy en día se extiende a trescientas cincuenta millas y son los que podrán establecer las medianas con los Estados colindantes.

Para ello Coalición Canaria (CC), con el apoyo del gobierno de Madrid y una Plataforma del Mar, fabricada expresamente, están moviéndose como locos para presentar un plan ante las Naciones Unidas, fabricado en Madrid, a ver si pega en Nueva York, y se están buscando padrinos Estados por todas partes, a ver si pueden inventarse un adendun-ley para conturnar la Ley de Montego Bay y poder explotar las riquezas marinas que pertenecen al pueblo canario.

La ONU fijó la fecha del 13 de mayo de 2009 como plazo último para los países que poseen una fachada marítima o una plataforma continental para que puedan extender su plataforma más allá de las doscientas millas de ZEE y llegar hasta las trescientas cincuenta como tiene Canadá, Chile, Ecuador y Perú, entre otros. El gobierno marroquí, que actualmente tiene su ZEE de doscientas millas, ha decidido extenderla a trescientas cincuenta millas en su parte atlántica, ya que actualmente la plataforma africana termina en las islas de Lanzarote y Fuerteventura, en cuyas cercanías y en sus fondos se encuentran grandes cantidades de gas, petróleo y arenas bituminosas, como hemos escrito en este periódico hace años. Marruecos, pues, con toda tranquilidad, va a aumentar su ZEE, ya que España, como potencia colonial sobre Canarias, no tiene sino doce millas alrededor de cada isla habitada, por ser este territorio un archipiélago de un Estado y no un Estado archipielágico, que es quien, una vez constituido en Estado independiente (es decir, la República Federal Canaria), en base a la Convención de Montego Bay de 1982, podría discutir con nuestro vecino, Marruecos, para el establecimiento de una mediana, ya que nuestro archipiélago, el más cercano de todos los archipiélagos africanos, está separado de nuestro continente por 96 km.

La fecha del 13 de mayo de 2009 fue muy importante para todos los Estados con plataforma marítima, ya que estos serán los más ricos y potentes del mundo, debido a que en los territorios continentales se han ido acabando las fuentes de los metales fundamentales para el desarrollo de la industria moderna. El fondo marino es el futuro, pues estos fondos están llenos de los llamados nódulos polimetálicos. Los nódulos de mayor interés económico contienen manganeso (27-30%), níquel (1,25-1,5%), cobre (1-1,4%), cobalto, hierro, silicio, aluminio, sodio, potasio, titanio, bario, etc. Los nódulos se encuentran en los sedimentos de los océanos, tocándose unos con otros y recubren más del 70% del sedimento.

Estos nódulos fueron detectados y dragados por vez primera al suroeste de las Canarias el 18 de febrero de 1873 por el navío británico HMS Challenger, el cual dio la vuelta al globo para examinar y determinar la riqueza de los fondos marítimos. Asimismo, fueron denominados impropiamente como "nódulos de manganeso", en razón del alto porcentaje de este metal (15 a 25% de manganeso y 15 a 25% de hierro).

Esto lo saben Madrid y los autonomistas de CC y otros grupos políticos que pululan en las Islas. Hoy en día, ante la escasez de materias primas estratégicas y las guerras existentes en las zonas mineras, las multinacionales mineras creen que es el momento de iniciar la explotación en los mares que rodean Canarias. La Sumitomo Netal Minning Co. Ltd. y otras multinacionales en contacto con el gobierno de Rabat, especializadas en explotaciones "off shore" están en contacto con dicho gobierno, ya que Rabat solicitó a tiempo la ampliación a trescientas cincuenta millas de su ZEC, pues así los fondos marinos de esta colonia de Canarias quedarían por la ley internacional bajo control marroquí y podría explotar los sedimentos marinos más allá de las islas de La Palma y El Hierro. Marruecos sabe que España no va a dar por las buenas la independencia a Canarias, por lo que va a autorizar a las multinacionales que van a extraer esos nódulos polimetálicos sin temor a la intervención de la metrópoli española, lo cual tiene muy preocupado a Madrid en estos momentos. Por eso se está buscando a un grupo de canarios traidores domesticados para que vayan y vengan a las Naciones Unidas diciendo que ellos quieren solo más autonomía, pero nunca la independencia, pues entonces Madrid perdería el chollo.

En Canarias, el actual gobierno autonómico sí sabe todo esto y está dispuesto a todo con tal de conservar su poder. Madrid va a otorgar ayudas y créditos especiales para callarlo y distraer su atención: la cuestión es que se hable de campos de golf, de turismo, de playas gays, de ayudas al carnaval, así como hablar también mucho de energías alternativas para que los canarios no empiecen a reclamar el gas y el petróleo que les pertenece, y sobre todo que nadie hable de los inmensos nódulos polimetálicos y su posible explotación en beneficio de Canarias. En estos días, los partidos españoles instalados en Canarias, los monárquicos y realistas PSOE y PP e incluso IU, se encargan de engañar a los canarios para que no hablen de soberanía e independencia, puesto que a España le interesa que sigamos siendo una colonia para mantener sus planes internacionales. Madrid no puede permitir que el pueblo canario reflexione y reclame sus justos y legítimos derechos nacionales, y al periódico que apoye estas tesis, como EL DÍA, el de más tirada en Canarias y que publicó durante seis meses el Anteproyecto de una Constitución para nuestro futuro Estado (septiembre de 2007 / marzo de 2008), pues leña con él y ataques a través de radios PSOE instaladas en la isla San Borondón, y periódicos alimentados con los fondos reservados del gobierno colonial.

A título de ejemplo, Canarias independiente sería un país con enormes posibilidades, con una ZEE de trescientas cincuenta millas, como pasa con Chile, por ejemplo. Este país tiene 756.626 km2 de territorio y está rodeado de pequeñas islas e islotes, hecho que le ha permitido ampliar su plataforma continental de doscientas a trescientas cincuenta millas de ZEE, lo que hace que Chile tenga un lecho marítimo de 4.633.615 km2, superando en más de seis veces su territorio continental. En Canarias se puede dar este caso, ya que al ampliar la República Federal Canaria su plataforma y ZEE estableceríamos la mediana con Marruecos y estableceríamos fronteras marítimas con Portugal, por el norte, que en ese momento recuperaríamos las islas Salvajes, y Madeira no podría tener sino doce millas alrededor por ser un archipiélago de un Estado, y con Mauritania por el sur. El mar y sus riquezas todas nos pertenecen, pero hay que luchar por ellas, ya que ahí está el futuro de nuestras próximas generaciones.

El Congreso Nacional de Canarias (CNC), brazo político del Movimiento de Liberación Nacional de Canarias, el MPAIAC, ha repetido muchas veces cuál es la realidad de esta colonia, que lleva seis siglos sometida a España, y nos extrañamos de la actitud negativa de Coalición Canaria, que sigue haciendo creer a nuestro pueblo que en tanto que colonia tenemos algún derecho sobre nuestras aguas marítimas. No basta encargar un informe, pagado, preparado y adaptado a sus falsas ideas para servir la política de CC, como el que le encargaron al profesor de la Universidad de La Laguna D. Juan Francisco Martín Ruiz, que inventa unos derechos que no existen, ya que Canarias es una colonia y no un Estado archipielágico, y termina su informe diciendo, en su amañado estudio especialista de veintiún páginas bien pagadas, intentando soslayar las leyes internacionales y diciendo con indudable mala fe universitaria que "la Convención de 1982, al no reconocer a los archipiélagos de Estado los derechos archipielágicos de trazado de líneas de base perimetrales, supone un obstáculo casi insalvable para la delimitación de los espacios marítimos del archipiélago canario, de modo que tanto el gobierno de la nación como las fuerzas políticas de Canarias deberán crear el marco adecuado para la convocatoria de una nueva convención "sectorial" sobre el Derecho del Mar de los archipiélagos de Estado para modificar la legislación internacional vigente de cara a su reconocimiento jurídico y al derecho de poder delimitar sus espacios marítimos" (publicado en la Revista Electrónica de Geografía y Ciencias Sociales-Scripta Nova, Universidad de Barcelona, vol. IX, nº. 185, 15 de marzo del 2005).

Increíble para la Universidad de La Laguna y para la citada revista, pero cierto. Y esta es la tesis que viene enseñando en la Universidad, el hijo de diputado y fundador del PNC, Victoriano Ríos, y precisamente don Fernando Ríos va a ser enviado al Congreso de los Diputados en Madrid, sustituyendo al Sr. Perestelo, para colocarles este cuento a sus patronos españoles.

político del Movimiento

de Liberación Africano,

el MPAIAC

cnc@elguanche.net

cubilloantonio@hotmail.com

elguanche@elguanche.net