30 de julio de 2020
30.07.2020
Clima

Las inundaciones costeras amenazarán al 20 % del PIB global en 2100

El 4,1 % de la población global se verá amenazada, en especial en China, Australia y Estados Unidos

30.07.2020 | 20:12
Imagen de una inundación en China

Las inundaciones costeras pueden amenazar activos por valor de hasta el 20 % del Producto Interior Bruto (PIB) mundial en el año 2100, según señala un estudio publicado este jueves por la revista Nature.

De acuerdo con un modelo elaborado por investigadores de la Universidad de Melbourne (Australia), para entonces, 278 millones de personas, un 4,1 % de la población global se verá amenazada por este tipo de fenómenos.

Las zonas con mayor riesgo, señala la investigación, serán el sudeste de China, los territorios al norte de Australia, el este y sudeste de Asia, el noreste de Estados Unidos y el noroeste de Europa, donde destacan Reino Unido, Francia y el norte de Alemania.

En caso de que las emisiones de gas de efecto invernadero se mantengan en los niveles actuales y no se fabriquen nuevas estructuras de defensa, el territorio afectado a principio del próximo siglo por las inundaciones costeras puede aumentar hasta un 48 %.

Según el estudio, un 68 % de esas inundaciones estarán causadas por la crecida de mareas y tormentas, mientras que el 32 % corresponderá a las previsiones de aumento del nivel del mar.

Los investigadores basaron sus estimaciones en un método que usa datos globales sobre el nivel del mar tomados durante tormentas extremas, combinados con las proyecciones para diferentes escenarios con distintos niveles de emisión de gases de efecto invernadero.

Para las previsiones acerca del número de personas y el valor de los bienes en riesgo, usaron información sobre la distribución de la población global y del PIB en las áreas en cuestión.

Estos hallazgos, aseguran los científicos, advierten de la necesidad de reducir la emisión de gases contaminantes y de aumentar el nivel de inversión en estructuras de defensa para prevenir los desastres en zonas costeras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook