Restauración

¡Qué no te engañen! Esta es la artimaña que usan los bares para cobrarte más

Utilizan una fórmula relacionada con las matemáticas y jamás habías caído en ella

En todos los establecimientos aplican diferentes formulas para llamar la atención de los clientes e incentivar la compra. Por ejemplo, en los supermercados introducen nuevos productos o retiran otros para después de un tiempo volverlos a insertar en sus lineales y así, estimular al cliente para captar su interés.

Los establecimientos de restauración también tienen sus propias estrategias para que el cliente consuma más productos de su carta. Se trata de la táctica de los números primos y funciona a la perfección.

Estrategia de los bares para que consumas más

Por mucho que se pueda llegar a creer, las raciones en los bares no están elegidas al azar y las unidades que componen los platos están pensadas para que el cliente vuelva a pedir otra ración.

Se trata de la fórmula de los números primos. Los números primos son aquellos que solo se pueden dividir entre el mismo número o entre uno. El matemático Santi García Cremades ha sido el encargado de explicar en que consiste esta fórmula durante la emisión del programa "Mapi" en Televisión Española (TVE).

Explicación matemática

El matemático Santi García empezó su exposición lanzando una pregunta retórica: ¿Por qué las tapas siempre van en número impar y uno se tiene que comer una de más o una de menos?

Esta pregunta que se formuló tiene una sencilla razón, la formula de los números primos. Esta consiste en servir raciones en números primos, de esta manera cuando se pide una ración para cuatro comensales, vendrán cinco unidades del producto, por lo tanto, repartir las unidades entre todos exactamente es imposible y alguien comerá una unidad de más. Si se sirven dos, tres, cinco u once unidades, a no ser que el número de comensales coincida, nunca se podrán repartir de manera equitativa.

Volviendo al ejemplo anterior, si para cuatro comensales se sirven cinco unidades, existen dos opciones, o que alguien coma una unidad de más o volver a pedir otra ración. "Estamos obligados a pedir más y más hasta cuadrar este número dichoso", zanjó el matemático.