Uno puede encontrar de todo en Tripadvisor. Desde reseñas que ayudan mucho a otros turistas o clientes hasta otras que te sorprenden por inverosímiles. En este artículo presentamos una que se acerca al segundo de esos tipos. Unos turistas británicos se quedaron sorprendidos ante las respuestas de unos dueños de un restaurante de Lanzarote.

"En nuestra segunda noche en Lanzarote, vimos las buenas críticas que tenía este restaurante y decidimos darle una oportunidad y cenar allí. El tiempo fue excelente durante todo el día y siguió igual por la noche por lo que decidimos sentarnos en la terraza", asegura la pareja de turistas en Tripadvisor.

"Sin embargo, nada más sentarnos los dueños del establecimiento nos comentaron que no podíamos sentarnos en la terraza. Aquello era muy raro así que preguntamos por la razón. ¿La respuesta? 'No servimos comida afuera porque se enfría muy rápido'". Los clientes se quedaron a cuadros, pensaban que era una broma.

"Solo estamos sirviendo comida adentro porque hoy ha hecho mucho calor", eso es lo que les dijeron los dueños un poco después. Esto les dejó muy desconcertados. O porque se enfría la comida o porque hace mucho calor, pero las dos cosas a la vez...

Una respuesta "grosera"

Los británicos continuaron con la narración. "Les pedimos que hicieran una excepción debido al calor que hacía dentro a lo que nos respondieron: 'vienen de vacaciones a un lugar caluroso, qué esperan...'". "Qué grosería", pensaron estos clientes.

"Queríamos cenar al aire libre, pero sin problema. Gracias y que tengan buen día". Esto es lo que dijeron antes de salir del restaurante para buscar otro que cumpliese sus expectativas. "La comida se veía fantástica y el restaurante era muy agradable, pero tratar a cualquier cliente de esa manera es arrogante, grosero y vergonzoso".

"Desde el punto de vista del negocio, rechazaron al menos 150 euros ya que siempre comemos tres platos y habríamos estado un buen rato bebiendo varias botellas de vino. Habría sido una noche agradable para ambas partes". Así termina la reseña de la pareja de turistas, que terminó pasando su segunda noche en Lanzarote en otro restaurante.