Todo parecía indicar que no habría problemas. Ir con las cámaras de TVE a la Cañada Real, una zona humilde y que sufre repetidos cortes de luz, y narrar cómo es la vida de los vecinos allí. El problema con el que se ha encontrado el ente público es con uno de los detalles que parece mostrar un pequeño fragmento del reportaje. Rápidamente se ha convertido en tendencia y las redes han apuntado a algo que nadie esperaría ver en ese contexto: un Porsche y un BMW aparcados en el lugar.

Una reportera entró en una de las chabolas y entrevistó a una mujer que relataba la situación trágica que vive con su familia.

Esta denuncia que "las cosas se conservan sin nevera del frío que hace" y muestra que lo que tienen para calentarse diciendo que es peligroso porque "pasa cualquier cosa y salimos volando todos". Después la mujer se dirige a un coche en el que están sus dos hijos y dice que uno está "enfermo del frío que hace". 

Sin embargo, lo que ha terminado llamando más la atención a los usuarios de las redes sociales son los dos coches que hay aparcados delante de la vivienda.

"Pues para ser humilde tienen buenos coches", dice un usuario en Twitter. "Con que vendan uno de los coches dan calefacción o en su defecto brasero para dos años", critica otro.