En Granada, la policía tenía una misión especial: felicitar a Micaela, una niña de tan solo cuatro años que acaba de salir del hospital tras una operación de corazón . Así de emocionada, cantando y bailando, ha recibido la sorpresa esta pequeña que ha atravesado momentos muy duros durante este confinamiento. Los globos ya presagiaban una gran celebración. Las sirenas, una sorpresa que Micaela jamás habría soñado. La policía de Granada en misión especial. Felicitarla por su cuarto cumpleaños. Ha pasado prácticamente todo el confinamiento en el hospital. No hay más que verla para comprobar que su mejor regalo es estar ya recuperada.