14 de agosto de 2019
14.08.2019
banner buzzeando
Virales

España, resumida en tres imágenes

No dejes de ver las fotos "costumbristas" recopiladas por una tuitera y que se han hecho virales

14.08.2019 | 11:31

Twitter a veces depara, entre tantos hilos de mal rollo, insultos y odio, mensajes que despiertan sonrisas y carcajadas. Es el caso de la recopilación de tres sorprendentes imágenes "costumbristas" que ha hecho una usuaria y que ha suscitado respuestas tan hilarantes como las propias fotografías.

La paella

Nuestro aplauso para el fotógrafo, que logró captar el momento preciso. La señora gritando al ver cómo la paella del domingo se cae al suelo, justo el sitio que no estaba forrado de papel de periódico. Mientras el hijo (si no lo es, podría serlo) sujeta la paellera mirando a cámara con orgullo y... ¡dejando entrever en la cintura lo que parece ser un tanga! El cuñado (si no lo es, podría serlo) hace con la mano el gesto de los cuernos sin mirar al objetivo. El patriarca (este sí tiene todas las papeletas para serlo) observa impertérrito, vaso de vermú en mano, cómo la comida del día se precipita de forma inexorable hacia el suelo.




Las gaviotas

Todo el mundo sabe que comer en la playa a veces resulta incómodo: el viento, la arena, el calor... Pero hay ocasiones en que puedes tener invitados inesperados. Es el caso de las gaviotas que convirtieron el aperitivo de estos bañistas en un cuadro digno de haberlo pintado Munch. Aquí, de nuevo, el fotógrafo, sea por casualidad o por pericia, logró captar la belleza del instante de una coreografía espontánea que ya quisiera Tarantino para una de sus películas. Las cuatro mujeres y el hombre de la foto, que se diría que estaban a punto de brindar con agua, reaccionan ante el robo de las aves como si hubieran visto a un extraterrestre. No se recuerda tanto espanto en una cara desde la famosa foto del después de la fallida declaración de la independencia catalana.

La mudanza

¿Quién necesita un servicio de mudanza teniendo amigos y una muleta? En el número 28 de esta calle ilocalizada se vivió el tenso momento de la bajada de este sofá por el balcón. Se desconoce el desenlace de la operación, pero qué podría ir mal con esta improvisada torre humana y el señor con muleta que hace buena la frase de Arquímedes "dadme un punto de apoyo y moveré el mundo".
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook