Cerdo que parece resfriadoPandemia, mascarillas, protocolos de actuación, un inocente niño como el primer caso, tenemos todos los ingredientes que hemos visto en las pantallas de cine, el mundo se va a acabar.

Nada tan alejado de la realidad. De momento tiene un comportamiento parecido al de la gripe común que mata a cientos de personas al año debido a que ya tenían otras complicaciones. Aún así los medios no dejan de bombardearnos con minutos y minutos de televisión con imágenes que nos recuerdan a las películas. Hasta el momento no se ha detectado que el virus haya mutado y tampoco se tiene constancia del nivel de mortalidad.

Me comenta un amigo que está en la capital de México que no se vive en la calle lo que nos transmite la televisión. Existe un riesgo y hay personas con mascarilla pero no existe esa preocupación. En todo caso la embajada tiene a su disposición un médico. No están abandonados a su suerte.

Los mejores informados vuelven a ser los activos internautas que navegan una y otra vez por la Red buscando información de los casos, su origen, las características que tiene el virus y de otros casos en el pasado. Curiosamente Google predice dónde se van a producir los nuevos casos porque las personas que tienen síntomas probablemente buscan en la web las respuestas que no les da el mundo real. “Flu trends” se llama el servicio.

El problema de este virus es que mute de una forma que no pueda ser curada fácilmente. No se trata de estar alarmados, sino de estar preparados e informados.