El UB La Palma, a punto de volver a sorprender al Navarra

– Los palmeros cayeron ante un Navarra que iguala la serie

GRUPO IRUÑA NAVARRA 79 (15+23+24+17)
UB LA PALMA ISLA BONITA 76 (17+28+18+13)
***

GRUPO IRUÑA NAVARRA
Iñaki Sanz (8), Iñaki Narros (16), Nikola Rakocevic (0), Jorge García (9), Ondreg Starosta (15) –quinteto inicial–. También jugaron: Kevin Langford (4), Anton Savitski (4), Mikel Uriz (13), Víctor Pérez (10).

UB LA PALMA ISLA BONITA
Christian Díaz (16), Román Martínez (16), Alex López (6), Roeland Schaftenaar (2) y Walter Tavares (0)–quinteto inicial–. También jugaron: Fabio Santana (4), Antonio Peña (15), Luke Sikma (2), Joaquín Bonhome (3), Sebas Arrocha (10), Edwoud Kloos (2).

ARBITROS
Andrés Fernández Sánchez y Juan Morales. Eliminaron por cinco faltas al jugador local Iñaki Narros; así como al visitante Luke Sikma.

PARCIALES
15-17, 38-45 –descanso–, 62-63 y 79-76.

INCIDENCIAS
Polideportivo Anaitasuna, ante unos 1.800 espectadores.

El UB La Palma Isla Bonita cayó en Anaitasuna ante el Grupo Iruña Navarra por un ajustado 79-76 en el segundo partido de la serie por la fase de ascenso a la ACB. Tras ganar el primer partido, los de Carlos Frade volvieron a poner en apuros a un cuadro navarro que tuvo en Mikel Uriz a su hombre más determinante. La eliminatoria se traslada ahora a tierras canarias con un equipo blanquiazul que ha revertido la ventaja de campo que tenían los de Ángel Jareño.

El partido comenzó con un ritmo frenético digno de un encuentro de la ACB en el que el equipo palmero arrancó con una marcha más. Tras poco más de cinco minutos, los canarios se encontraron con un parcial favorable de 0-6, gracias a la soberbia actuación desde la línea de tres de Christian Díaz. En los últimos compases del primer cuarto, el equipo visitante bajó un poco el ritmo y, aunque vio como se reducía la distancia, supo llegar al final del primer tramo del choque con una pequeña renta (15-17).

Durante el segundo parcial, los navarros apretaron los dientes y comenzaron a dominar el encuentro anotando un parcial de 7-0 nada más comenzar, quedando patente el formidable estado de forma de Iñaki Narros. Sin embargo, el conjunto de La Palma supo responder y mantuvo la distancia con las canastas de Christian Díaz y Román Martínez, que devolvían el control al lado insular.

Conforme avanzaba el encuentro, el partido se empezó a trabar. Entre las imprecisiones de los visitantes y el nerviosismo del conjunto local, obligado a ganar en su feudo, el choque se llenó de interrupciones que comenzaron a decantar el juego hacia el lado del Grupo Iruña Navarra. Así, cuando el tercer cuarto murió, los locales tan sólo caían por un punto (62-63).

El cuarto parcial supuso la debacle de los canarios, que pasaron a ir a remolque de un cuadro navarro muy peleón. Los locales impusieron una defensa en zona y un alto ritmo de juego que forzaban las pérdidas palmeras. Con ello, y con el buen criterio en el reparto del juego de Narros, los de Jareño lograban sostenerse por encima en el marcador.

Los palmeros supieron sin embargo mantenerse a corta distancia y perpetuaron la igualada hasta el último minuto (76-76). No obstante, Iñaki Sanz deshizo la paridad (79-76), y aunque Langford perdonó a los blanquiazules desde el tiro libre, Arrocha dispuso de un último tiro que podría haber sido salvador en los últimos suspiros. Su muñeca falló y el UB La Palma cayó.