El primer partido de 2020 debe llenar el Santiago Martín

.

La afición sabe que estar en la COPA del REY pasa por ganar el día 5 al Fuenlabrada

La presencia del ex capitán NICO RICHOTTI será otro gran aliciente

ARTÍCULO DE:

AGUSTÍN ARIAS

 

El próximo domingo el IBEROSTAR TENERIFE afrontará el compromiso más importante de la temporada. A falta de dos jornadas para completarse la primera vuelta, un montón de equipos, entre ellos el aurinegro, se juegan las cuatro plazas que están en litigio para la COPA DEL REY que se disputará en el mes de febrero, en el «Martín Carpena» de Málaga.

Los de Vidorreta, desde una extraordinaria cuarta plaza, con 9 victorias en la talega, necesitará ganar al rival del día 5 de enero, el Montakid Fuenlabrada para recibir de la ACB el cartel gigante que le dará la clasificación matemática entre los ocho que disfrutarán, con sus respectivas aficiones, de la fiesta del basket en cancha malagueña.

El partido no será nada fácil, lo que hace obligará a los hombres que dirige Txus a completar un buen juego, que, como solemos decir una y otra vez los periodistas, comenzará desde una firme y acertada defensa, donde no se le debe conceder ni un centímetro a los «matadores» del «Fuenla» (Christian Eyenga, Nico Richotti, Anthony Brown, Karvel Anderson…) a la vez que en la «pintura» se hará necesario fortalecer la pugna por el rebote e impedir que sus hombres altos, léase Egidijus Mockevicius (2,08), Osas Ehigitor (2,07)  o Vyacheslav Bobrov (2,03), reciban, anoten y hagan daño. Sus directores del juego son los experimentados Tomás Bellas y EJ Rowland, de los que deben encargarse de «frenar en seco» Alex López y Gabriel Lundberg.

También gran parte de la soñada victoria pasará por mostrar la mejor versión en el ataque. La compenetración Huertas-Shermadini es una bendita realidad, si bien los «franco-tiradores» desde la línea del 6,75, léase Sasu Salin, Dani Díez, Santi Yusta, el mismo Alejandro el lagunero, y el recuperado para la causa Tomasz Gielo deben tener sus tiros «afinados» para sumar de tres en tres.

Sería un gravísimo error, cosa que no va a suceder por lo mucho y bien que Marco Justo y Nacho Yáñez van a plantear el scouting del rival al plantel, creer que la situación clasificatoria y preocupante del Fuenlabrada va a convertir el partido en un «paseo de flores». Al revés, los de rojo vendrán al Santiago Martín con la clara consigna de jugar al nivel que lo están haciendo, pero con algo más de suerte en los instantes finales. Porque si el lector analiza los partidos del rival, tanto en el «Fernando Martín» como en sus salidas, comprobará cómo buena parte de los mismos han terminado por decantarse en los minutos decisivos. En Galicia cayeron ante Obradoiro por un ajustado 78-77 y en la pasada jornada perdieron por un punto (81-82) con el Unicaja, tras canasta de Carlitos Suárez coincidiendo con la bocina.

Y, ¡ojito! que los de Jota Cuspinera fueron capaces de ponerle la cara colorado al Baskonia, todavía entrenado por Perasovic, cuando le endosaron un 80-92 en el mismísimo «Buesa Arena». Eso sí, en el otro lado de la balanza está el correctivo sufrido en su visita al Gran Canaria Arena (102-78).

Vuelven a casa los ex Nico Richotti y Pierre-Antoine Gillet

Dos serán los jugadores del rival que el domingo volverán a jugar en el Santiago Martín tras defender la camiseta de Iberostar Tenerife. Uno será eternamente «fiebre amarilla», Nicolás Richotti; el otro, Pierre Antoine Gillet, permaneció una temporada (18/19), eso sí, aportando lo mejor de sí (145 puntos en 28 encuentros) en beneficio del club que se proclamó subcampeón de la Champions League.

Pero Gillet sabrá entender si el Santiago Martín aplaudirá a rabiar cuando se le rinda tributo al eterno número 5 del CB Canarias, don Nicolás Richotti, el escolta que ha defendido la elástica aurinegra entre las temporadas 10/11 y 18/19, con 1.849 puntos, 433 asistencias y 182 partidos de aurinegro en la Liga Endesa, además de las campañas en LEB-Oro. Un jugador emblemático que ha sabido ganarse el cariño y la admiración de una afición que, sin duda alguna, el domingo hará sonar su nombre y apellido en las gradas del Santiago Martín.

Su camiseta no será retirada en esta ocasión ya que viene luciendo la del Fuenlabrada, pero ese momento, como anunció el presidente Félix Hernández, llegará en el día más apropiado. Tal vez cuando este argentino con pasaporte tinerfeño diga SÍ a formar parte del club en otra faceta bien distinta.