Real Betis Energía Plus y la apuesta de la pizarra “Segura”

.

En la temporada 2001/2002 trabajó en el Tenerife  Baloncesto de LEB-Oro

 
Del Palacio de los Deportes de León en un ya lejano 2005 a la madrileña cancha de Pez Volador en la noche de un 5 de abril que formará ya para siempre parte de la historia del Real Betis Energía Plus. Ese es el tiempo que separa el primer ascenso logrado por Curro Segura en la Liga LEB Oro del cosechado en el día de ayer para culminar la triple corona personal de un técnico que comienza a ser sinónimo de éxito seguro en la competición.
 

Trayectoria

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

“Llevo más de 20 años entrenando alrededor de todo el mundo, pero nunca había entrenado a un grupo como este. Chicos,gracias por todo”. Con estas palabras en la intimidad que tan sólo el vestuario puede dar, el técnico Curro Segura agradecía a sus jugadores el trabajo realizado a lo largo de una temporada en la que el Real Betis Energía Plusacababa de culminar su ascenso deportivo a la Liga Endesa.

Un humilde gesto alejado de las cámaras y el foco mediático que había rodeado al equipo durante toda la semana y con el que el técnico andaluz cedía todo el protagonismo del ascenso a una plantilla que ha sido capaz de cumplir con creces con las expectativas de un técnico cuya apuesta parecía ser “Segura” a tenor de su currículo.

Todo un reto dentro de una exigente competición que, sin embargo, no era ni mucho menos desconocido para un Curro Seguro curtido en mil batallas y que había dominado ya anteriormente la competición tanto con el Menorca Básquet(2004/05) como en el CAI Zaragoza (2007/08). Dos proyectos a los que logró llevar a la Liga Endesa y cuya historia estará asociada para siempre al nombre de un técnico que sabe muy bien cómo obtener el máximo de todos y cada uno de sus hombres.

Y es que, si por algo se ha caracterizado el campeón de la Copa Princesa de Asturias y reciente campeón de la Liga LEB Oro ha sido por su capacidad de adaptación a una competición en la que sus estrellas han sido capaces de brillar a una menor intensidad personal para, en conjunto, poder convertirse en ese chorro de luz que ha hecho de su plantilla un grupo prácticamente indestructible.

La clave de un éxito con carácter de histórico pero con un denominador común, la fortaleza de la pizarra portada por un Curro Segura clave en el retorno del conjunto verdiblanco a la máxima competición nacional.

 Curro Segura: “Esta temporada puede ser un punto de inflexión ilusionante”

 

Visiblemente emocionado como consecuencia de una histórica temporada, el técnico Curro Segura analizaba a la conclusión del encuentro un año que pasará para siempre a la historia de la competición.

Un año al que Curro ponía la mejor nota posible: “El balance de la temporada es sobresaliente porque desde el primer el trabajo de la plantilla ha sido excelente. Los resultados nos ayudan a la horade explicar que durante nuestro día a día el equipo ha trabajado muy bien para poder lograr ya no sólo ese premio que es el poder ser campeones de Liga a través de la regularidad sino también un ascenso que se ha conseguido en una fecha que habla muy bien del equipo. Creo que todos lo hubiéramos firmado durante el verano ascender el 2 de junio en la Final Four así que imagínate sinos hubieran dicho que íbamos a poder hacerlo el 5 de abril, a cuatro partidos del final de Liga y sacándole cinco al segundo”.

Todo un sueño cumplido y que ha venido avalado, tal y como explicaba el técnico nazarí, por la combinación de una serie de factores claves a la hora de poder triunfar en la Liga LEB Oro: “La confección de la plantilla fue una de las primeras claves para que hayamos podido llegar hasta aquí. Durante el verano se hizo un laborioso trabajo para traer a jugadores muy meditados porque queríamos tener aquí a los hombres ideales para nuestro equipo. A partir de ahí el día a día ha sido muy bueno demostrando que éramos un equipo sin egoísmos y en el que el interés global de todos ha estado por encima de las estadísticas. A todo esto le unimos que fuimos capaces de creer en nosotros mismos y en nuestro trabajo y todo eso en su conjunto nos dio la solidez necesaria para poder culminar el ascenso”.

De este modo, los verdiblancos han podido ilusionar de nuevo a una afición volcada con su equipo: “Ver a tantísima gente ilusionada con lo que poco a poco íbamos consiguiente, el recibir mensajes de la afición a través de las redes sociales o el poder encontrarte por las calles de Sevilla con gente a la que no conocías pero que te paraba para darte ánimos nos ha ayudado mucho a la hora de comprender lo que este club significa para la ciudad y sus aficionados. Para nosotros ha sido una alegría ver el Pabellón de San Pablo en días como la final de la Copa Princesa y un orgullo el haber podido recuperar a toda esa gente en un año que esperamos sea un punto de inflexión para el club”.

Toda una experiencia positiva en la carrera de un técnico que parece haberle tomado la medida a la Liga LEB Oro: “Para mí supone una alegría enorme porque hemos hecho un gran sacrificio para poder tener la oportunidad de ascender y de tener un proyecto en el que se pueden hacer las cosas muy bien. Estoy satisfecho por el trabajo,porque todo lo que se ha planteado ha salido muy bien y contento porque creo que el futuro puede ser ilusionante”.