Los árbitros del Obradoiro-Iberostar Tenerife acertaron con el 2+1

obr-ibt (19).

El error o despiste estuvo en el auxiliar del crono que no lo paró cuando se pitó la falta

images

 

 

 

 

Bien es verdad que los árbitros del encuentro entre el Obradoiro y el CB Canarias no tuvieron su mejor actuación, no mirando por el mismo rasero lo acontecido en una zona y en la otra. La quinta falta inexistente a Aaron Doornekamp cuando trataba de salir de un bloqueo, la falta no señalada a Tim Abromaitis a falta de 9 segundos y que convirtieron en un «campo atrás»…

Sin embargo sí acertaron al dar como válida la acción de 2+1 de Allen, a escasos segundos de la conclusión. Fue la acción ofensiva del Obradoiro que llevó, en dos ocasiones, al árbitro principal a verla repetida en dos ocasiones.

¿Recuerdan la jugada? Penetra Allen en la zona en los últimos segundos de la posesión de 24 segundos siendo objeto, según uno de los colegiados, de falta de un defensor canarista. El jugador local continua la acción y tira a canasta, logrando anotar. En un primer momento se determina jugada de 2+1, pero los de gris deciden ver el replaytv. Se decide, en primer término, anular la canasta al considerar que, efectivamente, se había logrado cuando la luz roja del tablero estaba ya encendida. Señalan dos tiros libres.

Hay protestas de los de casa y vuelve el árbitro a comprobar el vídeo. Y aquí se da cuenta de una circunstancia decisiva: el cronómetro no se paró en el momento exacto en el que se pitó la falta, por lo que no se debe tener en cuenta todo lo que suceda a partir de hacer sonar el silbato. Hay acción continuada y se da por válida la canasta, más un tiro libre adicional.

¿Dónde estuvo entonces el error? en el comisario de mesa encargado del cronómetro que no fue capaz de pararlo en el momento justo, de ahí que se pudiera apreciar en la grabación que en el momento del lanzamiento de Allen la luz roja estaba encendida, precisamente por el «despiste-negligencia-error» del auxiliar.

El colegiado principal, Pérez Pizarro, habló con los dos entrenadores y le comentó lo acontecido en esa acción. Moncho Fernández y Txus Vidorreta lo entendieron, como también lo entiende así algunos colegiados de la FEB consultados por BASKETMANÍA esta misma tarde.

Y, como se dice: «Al César lo que es del César… Y a los árbitros las disculpas por fijarnos en el crono y no en la norma que dice que cuando suena el silbato de un árbitro el partido se detiene automáticamente.

Deja un comentario en: “Los árbitros del Obradoiro-Iberostar Tenerife acertaron con el 2+1

  • 02/06/2018 en 5:37
    Permalink

    Pués te equivocas de cabo a rabo, el cronómetro de juego no lo detiene el «auxiliar» como dices en tú artículo.

    Para eso está la cajita de los árbitros en la cintura. El crono se debe de parar automaticamente con el sonido del silbato. No cargues al cronometrador con un fallo técnico de un dispositivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *