Las ayudas privadas al deporte base desgravarán hasta un 90% y sin límites

11892348_873393606071664_5305656300172088606_o.

El CSD ha incluido en la Ley de Presupuestos Generales para 2016 el ‘Plan 2020 de apoyo al deporte de base’, al que se ha dotado de la consideración de evento de excepcional interés público

El director general del Consejo Superior de Deportes (CSD), Óscar Graefenhain de Codes, adelantó en una entrevista con El Confidencial que el organismo que preside Miguel Cardenal «está trabajando ya en una orden que sacaremos antes de acabar la legislatura para que pasen a ser al menos cinco las mujeres que formen parte de las juntas directivas de las federaciones o un porcentaje en función del número de licencias». Sin embargo, esta no será la única medida que el actual equipo directivo del CSD tome antes de las elecciones del 20 de diciembre.

Tal y como señaló el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo, en los Desayunos de Europa Press, «durante esta legislatura se han conseguido cosas importantes, como la reducción de la deuda histórica de los clubes de fútbol, el impulso a la gobernanza en las federaciones deportivas y el del deporte femenino«, y para esto último puso como ejemplos a Carolina Marín, doble campeona del mundo de bádminton, y a la tenista Garbiñe Muguruza.

Además del deporte femenino y, por supuesto, la alta competición, el CSD considera estratégico ayudar al deporte de base. Para ello, en la Ley de Presupuestos Generales para 2016 ha creado un plan, denominado ‘Plan 2020 de apoyo al deporte de base’, al que se ha dotado de la consideración de evento de excepcional interés público, lo que permitirá hasta un 90% de desgravación fiscal sobre las aportaciones privadas. A falta de concretar este plan, al que se ha llamado 2020 en referencia a los Juegos que ese año se celebrarán en Tokio, lo que es seguro es que no habrá límites, al menos por arriba, pues cuanto más dinero inviertan y se desgraven las empresas privadas, más se ayudará al deporte de base.

Considerado «el plan más ambicioso de la historia de apoyo al deporte para todos», según señalan fuentes del CSD, una de las especificaciones es que estará canalizado a través de las federaciones, para de este modo tener un mejor control de los deportistas y los clubes que reciben estos patrocinios. Además, el organismo que preside Miguel Cardenal cree que su puesta en marcha permitirá que los recursos lleguen al tejido deportivo de toda España, sobre todo después de la crisis que, como dijo Óscar Graefenhain, «golpeó al deporte como nunca lo había hecho». Así, este también tomará un nuevo impulso en los retos de hábitos de vida saludable, integración y educación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *