«Que los políticos no nos «roben» el seguir viendo baloncesto femenino de élite»

.

ARTÍCULO DE OPINIÓN

DE AGUSTÍN ARIAS

El Baloncesto femenino tinerfeño sigue siendo la «cenicienta» de la «nueva» clase política. Se habla de respaldar, potencial, igualar, defender, mimar el deporte femenino y a la hora de la verdad, nada de nada.

Eso sí, que no los dejen fuera de las fotos oficiales, porque para eso son la autoridad competente y gestionan «don dinero». El CB Clarinos, al que no llamaremos más Ciudad de La Laguna Tenerife hasta que el Ayuntamiento socialista y el Cabildo socialista no cumplan con el pago de las ayudas o subvenciones recogidas de oficio o prometidas por las citadas corporaciones, está sufriendo la caótica situación de ver cómo su caja está vacía, lo que repercute en el NO COBRO de las profesionales.

El presidente Claudio García del Castillo indica que se les adeuda dos meses y que esta dura situación hace que las jugadoras se planten a la hora de entrenar. Si no se paga, no se trabaja. Es una medida de presión para que al directiva tenga argumentos de fuerza para acudir a las puertas de las dos instituciones públicas y les exponga la situación.

Eso sí, con tal de salir en los medios y quedar retratados por los compañeros gráficos, estos políticos no duda en buscar dinero para traer la Copa Intercontinental a Tenerife, mientras un club femenino, de la Liga Endesa, está al borde de renunciar a su participación en la Copa de la Reina por no disponer de liquidez para abonar los billetes de avión a la agencia de viajes, siendo más alarmante aún que se les adeude dos meses a las jugadoras. Igual ambos temas llevan caminos bien diferenciados, pero…

Siempre he tenido claro que para afrontar un reto tan serio como poner un equipo en la élite nacional es preciso garantizar el respaldo económico del sector empresarial, del institucional, además del publicitario y de venta de abonos/entradas. Porque, como se observa, depender exclusivamente de las subvenciones públicas, es arriesgar en exceso y estar condenados a la voluntad política.

¿Tiene razón el presidente Claudio García del Castillo cuando afirma que «hasta la fecha apenas hemos recibido alrededor de 30.000 euros por parte del Cabildo»? También añade el dirigente que «en absoluto dudo de la buena voluntad, pero si solo existen gestiones y no resultados, no nos sirve para nada; todo se ha retrasado«, dijo textualmente en el periódico EL DÍA a mi compañero Carlos García.

¿En qué cajón queda esa defensa a ultranza de la mujer deportista? ¿En aplaudirlas en un partido o dos a la temporada que acuden a verlas jugar en el Santiago Martín? Siempre he defendido que el dinero, de todos los tinerfeños, para el deporte debe estar centrado en la base, de hecho hay acuerdos firmados, pero también hay que cumplir cuando existen compromisos u obligaciones con los clubes federados, máxime si se pasea el nombre de la Ciudad lagunera o de la Isla tinerfeña por los rincones de la España cestista. 

Espero y deseo, como defensor del deporte, tanto masculino como femenino, que el señor presidente del Cabildo de Tenerife, don Pedro Martín, o el vicepresidente, hombre de basket, Enrique Arriaga, así como el alcalde de Aguere, don Luis Yeray Gutiérrez, se interesen por esta delicada situación, pidan explicaciones a su consejera y concejala de Deportes y traten por todos los medios que la Hacienda, insular y municipal, cumplan con los tiempos a la hora de aplicar las subvenciones y/o ayudas.

Porque poner en peligro la continuidad de un bonito y necesario proyecto femenino en la élite del baloncesto español, después de muchos años de ausencia, sería una bofetada en toda regla para tan elevado número de niñas que practican este deporte y que tienen en las componentes del CB Clarinos a sus ídolos. ¿O debo indicar «ídolas», señores del poder?…

Deja un comentario en: “«Que los políticos no nos «roben» el seguir viendo baloncesto femenino de élite»

  • 13/02/2020 en 18:25
    Permalink

    Siempre la pasta.En este caso habrá que saber cuál es la verdadera verdad. Uno ya es mayor y sabe que cosas pasan con la pasta.La pasta es la que es y la pasta prometida puede ser que no sea igual a la pasta recibida. Veremos lo que pasa con la pasta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *