Marcelinho Huertas, uno de los descartes en la paliza de Brasil a Uruguay (100-53)

.

La selección masculina de Brasil comenzó con buen pie su camino a la Copa Mundial de China. Incluso sin la participación del pívot Anderson Varejao y la baja del base del Iberostar Tenerife Marcelinho Huertas, descartados por el seleccionador Aleksandar Petrovic, el equipo brasileño se paseó ante Uruguay en el primer amistoso entre los dos equipos. Con una gran multitud en el Newton Faria International Gymnasium y buenas actuaciones en solitario de Didi, Benite, Caboclo y Leandrinho, Brasil ganó por 100 a 53 (53 a 25) y venció el clásico sudamericano el jueves, en la ciudad de Anápolis (GO). Los dos países se encontrarán nuevamente este sábado, a las 20h, en el Arena Guilherme Paraense, en Belém.

«Logramos anotar muy bien, confiamos en la cancha, y aunque el equipo uruguayo es muy joven, juegan duro. Para el primer amistoso, creo que fue muy positivo, porque nos enfocamos mucho en el lado defensivo». en defensa, un factor positivo para que el equipo gane cuerpo y enfoque para la Copa del Mundo «, dijo el jugador Alex García.

«Un juego muy fuerte al principio, pero logramos mantener bien nuestra defensa. Desde el marcador, creo que este es el camino. Ahora es concentrarse, trabajar y pensar en la próxima etapa. Tenemos que hacer algunos ajustes todavía, pero el equipo fluyó bien y trajo un resultado positivo «, dijo Didi.

«El desempeño de todo el grupo fue muy bueno, y como fue un primer juego, realmente disfruté nuestro desempeño. Incluso con algunos errores, sentí que el equipo es firme y sincronizado. Ahora es el momento adecuado para los próximos desafíos. Hasta la Copa del Mundo Mundo tendremos más confianza «, agregó Leandrinho, la canasta con 20 puntos.

«Fue una muy buena experiencia para el equipo. Porque salimos de esa rutina de práctica y salimos a la cancha con un oponente anotador. Ahora será un paso a la vez, el equipo está mejorando y mejorando. Fue un excelente primer amistoso». Destacó el exterior Vitor Benite.

«Como primera prueba, pensé que teníamos un balance muy positivo. Aposté por un quinteto joven, solo experimenté a Alex al comienzo del juego y abrimos 18-2. Sin embargo, incluso con la victoria, sabemos que Uruguay no es una referencia del Brasil encontrará en la Copa del Mundo. Así que tenemos que jugar intensamente cada minuto del juego, no relajarnos cuando abrimos una ventaja. Brasil tiene que concentrarse en los 40 minutos, esa es la forma «, dijo el entrenador Aleksandar Petrovic.


EL JUEGO

Con solo Alex García entre los expertos senior en quintetos, Brasil comenzó sofocando a Uruguay con una defensa agresiva y un excelente desempeño ofensivo. Joaquín Rodríguez incluso anotó los primeros dos puntos del juego, pero el equipo nacional se enfrentó al primero y anotó 18 puntos seguidos. Los recién llegados Bruno Caboclo y Didi son responsables de 12 de ellos. Los uruguayos solo anotaron nuevamente a 3’55 desde el final del primer período con Nicolás Borcellino. Santiago tomó el impulso y anotó tres más, pero Rafa Luz dio el cambio en la misma moneda. Cuando el equipo se sintió cansado, Petrovic cambió. Primero entró en Yago, luego fue el turno de Marquinhos y Vitor Benite. Leandrinho y Augusto Lima fueron los últimos. Con esta formación, la selección terminó los 10 minutos iniciales ganando por 25 a 14.

Benite abrió la segunda mitad con una bola de tres. Joaquín Rodríguez repitió la dosis en el siguiente ataque y no permitió que aumentara la ventaja. Pero Benite tenía una mano cálida e hizo una más. Si al frente los movimientos se produjeron naturalmente, detrás de Marquinhos se levantó el gimnasio con un tocón sensacional y proporcionando un contraataque que terminó con dos puntos de Leandrinho. La ventaja ya era de 21 puntos cuando Petrovic puso a Rafael Hettsheimeir en lugar de Marquinhos. Mientras Uruguay erró un ataque tras otro, Leandrinho y Hettsheimeir mantuvieron la puntería de Brasil en la bola tres. Con un tiro derecho más de cada uno, la brecha saltó a 27. Los uruguayos trataron de reducir el daño, pero se toparon con la fuerte defensa brasileña y se fueron al medio tiempo perdiendo 53-25.

Uruguay volvió a cometer un error en la segunda mitad e incluso logró equilibrar el juego en los primeros cinco minutos. Pero después de que Caboclo anotó otra bola de tres y Petrovic intercambió al por mayor, poniendo a Yago, Hettsheimeir y Augusto Lima a la vez, Brasil golpeó la defensa y aumentó la brecha a 35. En los minutos finales del período, Uruguay incautó una cierta cantidad. relajación y redujo la lesión a 31.

Con Leandrinho en lugar de Didi, el equipo nacional no dio respiro a los rivales sudamericanos en los últimos 10 minutos. Incluso con la victoria asegurada, Brasil apretó la marca, dejó de perder el ataque y rápidamente abrió 40 puntos de ventaja. Liderados por Vitor Benite y Leandrinho, los máximos anotadores del choque de 19 y 20 puntos, respectivamente, Brasil no disminuyó la velocidad, entusiasmó a los fanáticos y comenzó el viaje a China con una convincente victoria por 100-53.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *