La familia de JUSTO OCÓN agradece las muestras de cariño recibidas

 

 

CARLOS MARTÍN HERNÁNDEZ.

«En nombre de nuestra familia, y en el mío propio, me tomo la libertad de agradecer a todos y cada uno de los que a lo largo de estas últimas 24 horas, de manera directa y desde la distancia, nos han hecho llegar sus calurosas muestras de respeto y cariño, que en definitiva, eran las que le profesaban a mi cuñado Justo.

Yo no voy ahora a explicarles quién fue, porque todos sabemos de su inmensa calidad como persona y deportista, y porque de una manera u otra en todos ha dejado un recuerdo imborrable, pero sí decirles que es el producto del cariño, educación y esfuerzo de una gran madre, mi suegra, hoy castigada por una cruel enfermedad que le impide tener conciencia de lo que sucede a su alrededor, y de su hermano y hermana mayor, que en ausencia de su padre, siempre encauzaron por el buen camino su personalidad rebelde.

Cuando entré en la Capilla estaba convencido de que podría dirigirme a todos y ofrecer personalmente nuestro agradecimiento, pero el dolor y el llanto contenido me impidió hacer aquello que todos merecían. Mis más sinceras disculpas.

Agradezco a Agustín Arias me permita usar este medio para llegar a todos con nuestro mensaje. Es evidente que se ha ido antes de tiempo, nos ha dejado un gran vacío y muchas cosas que hacer con él, pero en lo que a mi respecta, lo tendré siempre presente en mi corazón y en mi vida, como siempre ha sido desde que lo conocí siendo un “impertinente” mocoso de 10 años, a raíz del inicio de mi relación con su hermana, hace ya 44 años.

Fue el “culpable” de que mis dos hijos practicaran este bello deporte que a todos nos cautiva: El Baloncesto, lo que siempre le agradeceré

Reiterando nuestro agradecimiento».

 

Deja un comentario en: “La familia de JUSTO OCÓN agradece las muestras de cariño recibidas

  • 28/05/2019 en 12:31
    Permalink

    Fue un Grande y siempre lo será, ya que estará en nuestros corazones.
    Dios ha querido llevárselo de nuestro lado, y, aunque no queramos, tenemos que aceptarlo.
    Ya me lo estoy imaginando allí arriba, creando un Equipo para seguir jugando con todos esos recordados y añorados amigos que también se fueron antes de tiempo.
    Un fuerte abrazo Carlos, para ti y para toda su Familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *