«La diferencia entre buena, muy buena y extraordinaria»

.

AGUSTÍN ARIAS.-

El 95% de las opiniones vertidas por aficionados canaristas en las distintas redes sociales, en referencia a la temporada que ha firmado el Iberostar Tenerife, son de agradecimiento y felicitación a técnicos, jugadores, entidad y afición, con elogios que van entre «buena, muy buena y extraordinaria». El otro 5% hace uso de palabras tan desagradables como «fracaso o decepción«. 

Entiendo que, a la hora de una valoración, se hace necesario tener muy claro «quienes somos y de dónde venimos». Y nada mejor para ello que situarse en el «kilómetro cero» para que la valoración a un trabajo tenga fundamentos razonables. Y ese punto de partida cumple, precisamente hoy, día 27 de mayo, 12 años de vida.

Fue un 27 de mayo de 2007 cuando el CB Canarias lograba, en una épica cita final del play off de ascenso a la LEB-Oro jugado en el Juan Ríos Tejera, el salto al baloncesto profesional. La LEB2 lo era, aunque ni la repercusión social era la misma, ni los sueldos que se le pagaban a los jugadores y menos aún el organigrama de la entidad.

Una vez situados en el recordado Ríos Tejera y con algunos datos en la mano, podemos definir con criterio las diferencias entre una buena, muy buena y extraordinaria temporada.  Miren, en estos doce años el club nacido en San Cristóbal de La Laguna en 1939 le ha regalado a su afición y pueblo tinerfeño:

Una Copa del Príncipe. Un ascenso a la Liga ACB.

Siete temporadas consecutivas entre los 18 mejores equipos del baloncesto nacional.

Dos clasificaciones para los  play-offs por el título.

Cuatro participaciones en la Copa del Rey, con dos accesos a las semifinales.

El título de campeón de la Basketball Champions League FIBA en 2017.

Un subcampeonato de la BCL en 2019.

Una Copa Intercontinental.

Unos méritos a los que se hace necesario añadir el crecimiento social de la entidad, el pasar de tener 1.600 socios a contar con casi 4.000 abonados y el dejar atrás un presupuesto de «andar por casa» a los más de ocho millones de euros. Vamos, un crecimiento bestial, eso sí, con unos dirigentes que siguen teniendo muy claro que la clave de los éxitos ha estado y sigue estando en no gastar un euro más de lo que entra en cada «saquito» (patrocinio, subvenciones, taquilla/abonos, publicidad estática, derechos de TV, etc).

Desde esta perspectivas, sabiendo lo que nos ha costado llegar a ser parte de la élite del baloncesto, se califica mucho mejor lo conseguido y dejado de conseguir en esta ya concluida 18/19 para la «familia canarista».  Empecemos pues.

BUENA

Lograr la novena posición, con 17 victorias, no entrando en play off por el basket average particular con el Manresa.

Asegurar la participación en la Basketball Champions League 19/20.

Clasificarse como cabeza de serie (cuarto) para la Copa del Rey de Madrid.

Eliminar en cuartos de final del torneo del KO al Unicaja de Málaga y tutear al mismísimo Barcelona.

Ser el campeón de la fase de grupos de la BCL y superar las eliminatorias de octavos y de cuartos de final.

Clasificarse para la Final Four de Amberes y derrotar en semifinales al anfitrión, para concluir como subcampeón de la competición europea. 

MUY BUENA

Haber conseguido cerrar la liga regular con 18 victorias y la clasificación para los play-off.

Clasificarse como cabeza de serie (cuarto) para la Copa del Rey de Madrid.

Eliminar en cuartos de final del torneo del KO al Unicaja de Málaga y tutear al mismísimo Barcelona.

Ser el campeón de la fase de grupos de la BCL y superar las eliminatorias de octavos y de cuartos de final.

Clasificarse para la Final Four de Amberes y derrotar en semifinales al anfitrión, para concluir como subcampeón de la competición europea. 

EXTRAORDINARIA

Haber entrado en los play-off de la Liga Endesa.

Haber conquistado, por segunda vez en tres años, el título de la Champions League.

Clasificarse como cabeza de serie (cuarto) para la Copa del Rey de Madrid.

Eliminar en cuartos de final del torneo del KO al Unicaja de Málaga y tutear al mismísimo Barcelona.

El propio Txus Vidorreta ha valorado de «BUENA» esta 18/19 por lo expuesto. Y, además, no conviene olvidar -lo digo por aquellos que se «atrevieron» a silbar al equipo tras las siete derrotas consecutivas- , que gran culpa de aquellas semanas de incertidumbre se debió a las lesiones de dos jugadores emblemáticos y determinantes en el plantel aurinegro, Rodrigo San Miguel y  Javier Beirán, consecuencia de otro dato a tener en cuenta, la aportación de Iberostar Tenerife de TRES JUGADORES, los dos citados más Sebas Saiz, a la selección española de Sergio Scariolo. Fue, precisamente, con la vuelta a la competición del «00» y del «33» cuando el equipo logró el pasaporte para la Final Four de Amberes y las victorias consecutivas ante Andorra, Joventut, Breogán y Obradoiro.

¿De verdad ha sido un fracaso o una decepción el papel de Iberostar Tenerife en esta 18/19? en ABSOLUTO. Ha sido una BUENA temporada, que pudo haber sido MUY BUENA como también EXTRAORDINARIA.

REACCIONES

«Las cosas no salieron como deseábamos en Fuenlabrada y no pudimos clasificarnos para los Playoff. Aún así, no hay que olvidar los logros que alcanzamos (a pesar de las dificultades que nos surgieron por el camino): Copa del Rey como cabezas de serie, Final de

Txus Vidorreta:

«Nos quedamos fuera de play-off, pero jugaremos competición europea por cuarta temporada seguida»

«El balance es bueno. Ser capaces de competir en todo hasta el final tiene mucho valor. Como hoy estamos decepcionados, no podemos ponerle un calificativo más alto»

«Da igual lo que pase y lo que digan, gran temporada, otra más. Lo difícil no es llegar, lo difícil es mantenerse y el lo hace y consigue año tras año. Felicidades a todos los que forman el club, un club grande»

«Aunque no pudo ser, estoy orgullosa del equipo aurinegro . No hay que olvidar que se puede estar mejor pero también peor. Gracias por hacernos vibrar toda la temporada

 

 

2 thoughts on “«La diferencia entre buena, muy buena y extraordinaria»

  • 27/05/2019 en 21:53
    Permalink

    Absolutamente fuera de lugar los comentarios de «fracaso» y demás calificativos.
    Los jugadores han demostrado, una vez más, su profesionalidad y entrega en cada uno de los partidos. Unas veces salen bien las cosas, otras no tanto. Pero nunca hay que olvidar que esto es deporte. Cuando se gana, salimos contentos. Cuando perdemos, salen contento los aficionados del otro equipo. Todos tiene derecho.
    Seguimos creciendo.

  • 28/05/2019 en 7:20
    Permalink

    Felicitaciones al Canarias y a la afición por la muy buena temporada que ha hecho al equipo.
    No entiendo a algunos periodistas que lo mismo nos pone en los altares que nos unde en la miseria con sus comentarios sin una visión global de todo.
    Allá ellos.
    FELICIDADES CANARIAS Y CANARISTAS.
    Nos vemos la próxima temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *