Apuntes del partidazo del Canarias en Jerusalem

.

Solo 4.800 espectadores de un total de 11.600

Como se aprecia en la imagen de FIBA, el Palacio de los Deportes de Jerusalen registró algo más de media entrada. De hecho apenas se ocuparon medio centenar de asientos del segundo anillo. El aforo del recinto roza las 11.600 personas, pero hoy asistieron al partido de cuartos de final de la BCL alrededor de 4.800 aficionados

.

Los tifosis apretaron… pero el Canarias dio la talla

Cuando el Hapel iba con ventaja en el marcador los hinchas se contagiaban y hacían ondear sus fubandas. Pero cuando el Iberostar Tenerife protagonizó el 0-17 el pabellón se enmudeció. Ahora, todo se decidirá en el Santiago Martín. Haber perdido por 2 no significa que ya esté todo comido. Este rival es muy potente. Solo con una grada abarrotada y con la afición apoyando al máximo (los que piesen en pitar que se abstengan de asistir) se podrá lograr el pasaporte para la Final Four. Será una cuestión de todos.

.

Una gran defensa será la clave

Para superar en casa al Hapoel Jerusalem será necesario hacer un gran partido en defensa. Asfixiar a los rivales, como se hizo esta noche en la segunda mitad, será determinante para seguir soñando con metas mayores. En la foto se aprecia a tres aurinegros dejando sin opción de pase a Owens, americano al que dejaron en solo 6 puntos. 

.

Amar´e Stoudemire apenas jugó 16 minutos

Tiene 36 años y fue jugador de la NBA. Ayer dispuso de apenas 16 minutos, en los que aportó 13 tantos y capturó 5 rebotes. Al menos hoy el MVP del Hapoel fue  el ex ACB James Feldeine, con +19, anotando 18 puntos y ayudando con 4 rebotes.A Stoudemire se le puede parar perfectamente, lo que no hay que dejarle ni correr ni darle ventaja en la zona.

.

Txus le ganó en la pizarra a David-Oded Kattache

Tras un segundo cuarto con altibajos, no tan fuertes en defensa y con errores arriba, en la segunda mitad el Iberostar Tenerife le ganó claramente la partida al Hapoel. Y, lo que es lo mismo, Vidorreta superó en estrategia a David-Oded. Su defensa presionante, con dos hombres subiendo al base en los segundos finales de la posesión, sorprendió a los locales. Esa pizarra será la que deberá a volver a marcar las diferencias en el Santiago Martín.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *