La polémica en los diarios deportivos nacionales

.

Los dos errores clamorosos de los árbitros que marcan la final

DIARIO MARCA.

La final de Copa entre el Real Madrid y el Barcelona es la demostración perfecta de cómo tirar por el sumidero en cinco segundos el buen trabajo de más de 40 minutos. Los árbitros fueron los tristes protagonistas de un partido que llevaban a la perfección y que estropearon de mala manera al final. Y ni siquiera les sirvió la ayuda de la tecnología. Hay pocas o ninguna justificación a la concatenación de errores que marcó la Copa del Rey de baloncesto.

La Polémica

Por desgracia, la final de Copa ahora es pura polémica y pocos hablan del campeón o del MVP. Lo peor es que da la impresión que los árbitros, con su decisión sobre el tapón e Randolph (o rebote como dice Laso), compensan el error pocos segundos antes con la falta de Randolph a Singleton. Y eso es lo peor. Los colegiados ‘rechazaron’ la ayuda de la tecnología para ser justos cuando antes habían cometido un error inexplicable..

La Jugada

Más que la de Tomic y Randolph, la jugada clave es la falta de Randolph, porque ahí se acababa todo. Me cuesta mucho creer que un árbitro no la vea, cuando la jugada es clarísima, ambos jugadores están solos, y la intención clara del madridista es que Singleton no anote. La falta, en realidad, empieza cuando el jugador del Barça inicia la penetración, con una mano en su espalda, y luego llega la falta que además es antideportiva. Inexplicable.

La Clave

La fe del Barcelona en el último cuarto. Y su acierto. Remontar al Madrid es complicado y el mérito del Barça fue no tirar la toalla cuando los blancos iban 17 arriba. Y sobreponerse al golpe que fue la canasta de Llull que envió el partido a la prórroga.

El Crack

Heurtel, claro. MVP del partido y crucial en la remontada del Barça, el francés hizo un prodigio con 14 puntos en el último acto y le convierten en el jugador del partido… tristemente eclipsado por la triste labor arbitral.

El catacrack

Juan Carlos García González, Miguel Ángel Pérez Pérez y Benjamín Jiménez Trujillo son los árbitros que se cargaron la final. Difícilmente se puede fallar tanto en cadena, -falta e Randolph, falta de Ayón a Tomic, tapón legal de Randolph…- y ser tan protagonista. Son los daminificados de este partido, pero por sus propios errores. Ya lo decía Juancho Hernangómez: «Es muy difícil ser árbitro, pero también es muy difícil cagarla tanto».

Diario as

Tomic y el vídeo tumban al Madrid y dan la Copa al Barça

El pívot, en el día de su cumpleaños, se jugó el último tiro de la prórroga. El balón no entró, Randolph lo cogió con una mano y tocó el tablero con la otra. Los árbitros dieron canasta en el Instant Replay por error.

El Barça de Pesic va en serio, queda claro, y la maldición del anfitrión, también. Campeón de Copa por segundo año seguido, esta vez en Madrid, en casa de su eterno enemigo, y tras vencer en la prórroga con una canasta de Ante Tomic que no entró pero que los árbitros validaron en el Instant Replay. Los madridistas no saben por qué. El balón viene de tocar el aro y Randolph lo agarra con la mano izquierda mientras que con la derecha toca el tablero, pero ya fuera de la circunferencia del aro. 

Fue Tomic, sí, el héroe del polémico desenlace. Ese jugador acusado de blando y vituperado por su antigua afición y que justo este domingo cumplía 32 años. Para él la canasta ganadora y para él los abrazos, aunque el MVP se lo llevó Thomas Heurtel (22 puntos, 13 en el cuarto periodo, y 6 asistencias). Y todo después de que el Barcelona remontara 17 tantos (58-41) entre el final del tercer cuarto y el inicio del último, en apenas cinco minutos con un parcial de 3-20. Y antes de que Llull casi la embocara, casi e incluso algo más, desde su campo en la que hubiera sido ‘la mandarina suprema’, quizá la mejor de todos los tiempos. La pelota voló en la dirección correcta y se salió de dentro porque rozó el aro. 

Un final de película y más allá, ni guionizado en Hollywood hubiera estado mejor escrito. De ahí que los trofeos los entregaran lo protagonistas de la premiada película ‘Campeones’. Trepidante todo, aunque solo hemos contado lo más sustancial. Porque, cuando el Madrid pasó de viajar rumbo a su sexta Copa en ocho años a dar un volantazo y salirse a la cuneta, le dio para incorporarse, no una, sino dos veces. 

La primera, con una canasta de raza de Llull para forzar la prórroga (77-77) y la segunda, con otro milagro del baloncesto: descerrajó un 6-0 en 17 segundos (triple de  Randolph, intimidación del americano con posible falta cuando Singleton iba a anotar solo y 2+1 de Carroll). Esa sucesión de acciones colocó al Madrid uno arriba: del 87-92 al 93-92

Entonces apareció Tomic frente a Ayón, el balón toca el aro y no entra y el salto de Randolph. En el videoarbitraje los colegiados dieron canasta y todavía quedaba Llulla la heroica…. El Madrid pide ahora que se reconozca el error tras la falta a Taylor del año pasado en Gran Canaria. Uno de los finales de Copa más locos de todos los tiempos, qué espectáculo y qué polémica, pero la Copa ya viaja a Barcelona. 

MUNDO DEPORTIVO

Así fue el increíble manotazo de Randolph a Singleton que quedó sin castigo

  • Una acción que podría considerarse antirregamentaria de Randolph a Singleton quedó sin castigo y puso en entredicho el triunfo del Barça

Pocas finales de la Copa del Rey de baloncesto se recuerdan tan espectaculares, desconcertantes y con tanta polémica como la vivida este domingo. De entre todas las jugadas polémicas sin duda hubo uno que se llevó la palma y fue el manotazo de Randolph a Singleton cuando éste intentaba acabar una contra.

Video insertado

Gigantes del Basket
 

Una de las dos acciones polémicas del final de partido: Randolph VS Singleton
(Vídeo: @MovistarBasket)

El jugador del Madrid golpea claramente en la cabeza al del Barça, pero los tres colegiados no vieron nada y dejaron seguir el juego ante la incredulidad de todo el equipo blaugrana. No sólo era falta, sino que hasta los comentaristas de televisión decía que era antideportivas.

Esta acción se producía a falta de 9” con el marcador 90-92

¿Por qué los colegiados dieron validez a la acción final de Tomic?

Cuando todavía todo el mundo se estaba haciendo cruces de cómo era posible que ninguno de los tres colegiados viera ninguna acción punible en el manotazo a la cabeza de Randolph a Singleton, esta apasionante final de Copa del Rey de baloncesto todavía iba a tener otra acción polém ica y decisiva.

Video insertado

Basket en Movistar+

@MovistarBasket

La otra acción que pudo decidir el partido.

 
 

Ataque del Barça para todo o nada. Balón a Tomic bajo el aro, sobre cuya espalda se monta Ayón. Tras remontar la línea el pívot del Barça busca la canasta a aro pasado y de nuevo Randolph en el eje de la polémica. Con sus manos toca el tablero y toca la pelota, impidiendo que ésta vaya a canasta.

Los jugadores del Madrid y la afición blanca celebraban el triunfo, pero los colegiados revisaron la jugada y dieron los dos puntos al Barça, que acabaría ganando una final de locos.

Supuestamente los colegiados interpretaron que el tapón de Randolph fue ilegal, bien porque tocó el tablero con una mano o porque tocó el balón después de que éste hubiese contactado con el tablero. De todas formas, antes el balón toca ligeramente el aro, lo que también debería haber influido en la decisión final.

SPORT

El Barça salió airoso en la Copa del Rey en el ‘robo del siglo’

Una falta técnica intencionada que no señalaron a Randolph sobre Singleton, a punto estuvo de costarle el título al Barça

En una decisión final controvertida, decidieron darle una canasta a Tomic tras bloquear Randolph su tiro en el tablero

El Barça logró la Copa del Rey por segundo año consecutivo (93-94) después de un final de infarto, y donde los colegiados estuvieron a punto de dársela al Madrid, en una acción clarísima, donde se comieron el pito de manera vergonzosa.

El Barça sacó de fondo, y Tomic lanzó un balón largo a Chris Singleton, que con toda la ventaja del mundo, iba a decidir la final. Pero llegó por detrás Anthony Randolph que soltó un sopapo increíble a la cara del estadounidense, saliendo rodando por el suelo.

Ante el desespero del equipo azulgrana, en una acción que se merecía una falta técnica por la violencia de la acción del madridista, los colegiados no señalaron absolutamente nada, y en la siguiente acción, JC Carroll logró anotar además de sacar la falta personal, para poner al Madrid por delante, a solo cuatro segundos del final.

Canasta para Tomic

En esos cuatro segundos, Tomic recibió debajo del aro y lanzó a canasta, y tras tocar el aro, Randolph, el gran protagonista de los últimos segundos, bloqueó el balón en el tablero. Los colegiados revisaron esa última acciòn, y después de un minuto de suspense, decidieron dar la canasta al Barça y que les situaba por delante definitivamente, 93-94.

En el segundo final, Llull se jugó un triple desde su campo, pero no entró y el Barça era el justo campeón, porque si el título se hubiera decidido por la acción antideportiva de Randoph, hubiera sido el robo del siglo.

Felicidades Barça, justo campeón en una reacciòn en la segunda parte, con Thomas Heurtel, dirigiendo las operaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *