La crónica en la web canarista

.

EL IBEROSTAR TENERIFE TIRA DE CORAJE PARA GANAR EN BONN

Victoria contra viento y marea. El Iberostar Tenerife se impuso en la prórroga a un buen Telekom Bonn (92-99), no sin tener que superar antes un buen puñado de contratiempos. El grupo de Txus Vidorreta sacó adelante un partido que se le puso realmente cuesta arriba (63-53, min. 27) tras tener que sobreponerse a las lesiones de Thadd McFadden cuando apenas habían transcurrido tres minutos (sufrió un golpe en el cuádriceps izquierdo, pendiente de pruebas para valorar el alcance); y de Rodrigo San Miguel, con un esguince en el tobillo izquierdo, que también le impidió jugar en la recta final.

Un parcial de 0-16 al inicio del último cuarto, activado por dos triples consecutivos del capitán Nico Richotti, brillante en su reaparición; la fe del grupo en los momentos más delicados; otro partido de nota de Sebas Saiz al cuatro, y una buena gestión de la prórroga, con dos triples claves de Javier Beirán y Lucca Staiger, explican en parte la meritoria y sufrida victoria conseguida por los aurinegros en tierras alemanas este martes noche.

Pero para llegar hasta ese triunfo hubo que remar mucho, ya que que fueron diversas las adversidades surgidas por el camino. Arrancó bien el conjunto insular, explotando sus señas de identidad y haciendo daño desde el triple (8-15), pero la precoz pérdida de McFadden por lesión y hasta tres 2+1 casi consecutivos de Breunig acabaron por afearle su puesta en escena (23-20, min. 9).

Eso y la irrupción de Joshua Mayo, números en manos actual líder en triples de la Bundesliga, metieron en aprietos a los tinerfeños, que tuvieron un partido más que reinventarse para opositar al triunfo. Saiz hizo otra vez buenos minutos al cuatro y Niang cumplió en la faceta reboteadora. Por ahí, el Canarias se marchó al descanso tres abajo (43-40) y amagó incluso con darle la vuelta al guión a la vuelta del vestuario, gracias a cuatro puntos consecutivos de Colton Iverson.

El caso es que el Telekom Bonn también jugó sus bazas. Di Leo sacó provecho de sus continuas visitas al tiro libre y los alemanes comenzaron a sumar de tres en tres. Sufría entonces sus peores minutos el Iberostar Tenerife, al que le costaba jugar con la fluidez deseada en ataque. Sin embargo, y ya con la rotación exterior aún más mermada por los problemas físicos de San Miguel, el conjunto insular respondió con entereza a las dificultades (63-53).

Salió Richotti al rescate y el bloque remontó desde la defensa, ahogando por momentos a los anfitriones, que apenas pudieron sumar desde el tiro libre durante seis minutos largos. El Canarias se llevó entonces el partido a su terreno para ponerse incluso diez arriba (65-75), ya que a los aciertos del capitán le siguieron otros triples de Saiz y Bassas. Aún así, a los locales les quedaba aún una bala en la recámara para reaccionar, circunstancia en la que también tuvo que ver los errores en el tiro libre de los aurinegros.

El encuentro volvió al alambre, hasta el punto de que Breunig firmó el 82-82 con 1,9 segundos para el cierre. Lo intentó el conjunto de Vidorreta pero no pudo levantar el tiro y el choque se fue a la prórroga. Una vez ahí, los canaristas sofocaron ya del todo el ímpetu de los alemanes. La seguridad de Tim Abromaitis en los libres y, sobre todo, dos triples fundamentales de Javi Beirán y Lucca Staiger, cuando más caliente andaba la cosa, sentenciaron por fin la sufrida pero merecida victoria de los auriegros.

— Pinchar aquí para ver las estadísticas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *