Arranca la NBA con 9 españoles

.

 

 Selección Española de Baloncesto FEB

 Una temporada más sin dormir 😴 

Una temporada más siguiendo a los nuestros 
Una temporada más SOÑANDO con la NBA Spain 

SUERTE para todos los integrantes de nuestra gran#LaFamilia 🤩

#SelMAS 🇪🇸 #SomosEquipo

Artículo de Lucas Sáez-Bravo en EL MUNDO

El pasado mes de febrero se cumplió una década del traspaso que cambió su vida. Pau Gasol salía de los Grizzlies, ‘atascado’ a sus 27 años, urgencias prematuras. Rumbo a los Lakers, donde antes de los 30 ya había ganado dos anillos. Esta semana afrontará su 18ª temporada en la NBA, con más de 200 millones de dólares sólo en salarios en sus bolsillos, casi 1.400 partidos a sus espaldas. Ahí sigue Pau, toda una leyenda ya de la Liga, despejando incertidumbres. Tampoco le faltan ahora.

Como el año pasado, serán nueve los españoles de partida. Ninguna baja, ningún regreso a Europa, pero también cero caras nuevas. Los últimos nacionales en debutar fueron Abrines y los hermanos Hernangómez hace ya dos años. Puestos a buscar, ahí van dos denominadores comunes. A priori, todos parecen lejos de la lucha por el anillo. Sin embargo, para cada uno se antojan meses clave: sólo Ibaka tiene 100% garantizado su porvenir contractual.

Quizá desde aquella época en los Grizzlies nunca se presentaban tan grises las cosas, deportivamente, para Pau. Corren nuevos tiempos en los Spurs, aunque no cambie la era Gregg Popovich. Sin Kawhi Leonard, sin Manu Ginóbili y sin Tony Parker. Suman 21 temporadas de carrerilla en los playoffs y nunca se apostó tan fuerte porque esa racha se puede romper. Para colmo, una de sus perlas, Dejounte Murray, cayó gravemente lesionado. El pívot español tiene dos años más de contrato, pero la franquicia podría rescindir el segundo a cambio de 6,7 millones. En lo deportivo, es previsible (y lógico) que su cantidad de minutos en pista pueda continuar la tendencia descendente (el curso pasado, 23,5).

La rondarán los rumores de traspaso, como también a su hermano Marc, el nacional que más ganará este curso, otra vez (24 millones). Sus Grizzlies, donde ha jugado cada una de sus 10 campañas en la NBA, tocaron fondo –«ni se disfrutó ni se compitió»-, pero su paciencia resistió. Le quedan dos años, pero podría optar por salir al mercado, donde sería una de las perlas el próximo verano: sigue siendo uno de los pívots más determinantes del mundo.

Ricky, Abrines y Mirotic

En ese mercado estarán, seguro, Ricky Rubio, Alex Abrines y Niko Mirotic. Los tres terminan contrato, también Calderón, quien firmó, a sus 37, un año con Detroit, donde ya jugó 28 partidos hace unas temporadas. Hasta 2020 tienen garantizado los hermanos Hernangómez, aunque tanto Willy en Charlotte como Juancho en Denver necesitan dar un paso adelante definitivo. Por algo llevan todo el verano preparándose.

Si alguno de ellos encontró definitivamente su rumbo fue Ricky, quien deberá confirmar individual y colectivamente su buena onda en Utah. «La temporada pasada nos quedamos con ganas de más». Lo peor para los Jazz es la extrema competitividad en el Oeste, donde los Lakers de LeBron se unen a los Warriors en busca del ‘Three Peat’ o los Rockets de Harden. Abrines con los Thunder de Westbrook y Mirotic con los Pelicans de Anthony Davis deberían estar sin problemas en esos playoffs.

De todos, quizá el que más puede soñar con arrimarse al anillo, desde el Este, sea Ibaka. Y no faltará morbo en Toronto. Ni por la llegada de su nueva estrella Kawhi Leonard tras abandonar de mala manera los Spurs. Ni por la de Sergio Scariolo al banquillo, con quien coincidió en la selección en 2011 y 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *