Kostas Vasileiadis regresa como «enemigo» al Santiago Martín

.

comunicación cbc

Menos de 48 horas después de estrenar su casillero de victorias ante el Breogán (90-78), el Iberostar Tenerife saltará de nuevo este sábado al parqué del Santiago Martin para afrontar otro desafío importante contra un rival gallego (19:30 hora insular). El Monbus Obradoiro, invicto hasta la fecha (2/0), visitará a los tinerfeños, tras superar ayer al Granca en la prórroga (92-93). Otro reto de lo más exigente para la #ConexiónAurinegra.

La capacidad de recuperación de unos y otros, tras el considerable esfuerzo de este jueves noche,  en pleno maratón de partidos (el grupo de Txus Vidorreta volverá a jugar el martes, ya en competición europea), será un factor a tener en cuenta para el duro compromiso que tendrá que afrontar el conjunto canarista ante un adversario, el de Moncho Fernández, muy bien trabajado y con refuerzos realmente significativos. El último de ellos, el del ex NBA Kyle Singler.

El Iberostar Tenerife encarará el partido con las bajas consabidas de Nico Richotti y Tomasz Gielo; mientras que la escuadra gallega viene con De Zeeuw tocado de un tobillo y con la opción incluso de hacer convocatoria, bien para dar entrada al citado Singler o para mover sus piezas según sus intereses (ayer fueron el propio Singler y Laksa los que se quedaron fuera de los doce inscritos en acta). Los de Santiago de Compostela han fichado centímetros para la pintura, versatilidad y buena mano para el perímetro; por lo que serán un rival difícil de batir.

Con Pepe Pozas y Albert Sábat ejerciendo otra vez de timoneles en la dirección, el ex aurinegro Kostas Vasileiadis, el alemán Andreas Obst o el rookie Kendall Stephens son algunas de las nuevas amenazas exteriores del Obradoiro; mientras que su juego interior mantiene el hambre de élite y la progresión de Nick Spires o el oficio de Llovet, amén de haberse reforzado con jugadores significativos, caso del cedido Hlinason o del eslovaco Brodziansky.

.

Moncho Fernández felicitó a sus jugadores

Moncho Fernández felicitó a su equipo por la exhibición de «coraje, inteligencia y bravura» que demostró a partir del comienzo del último cuarto, incluso desde los últimos instantes del tercero, cuando volvió a meterse en el partido hasta conseguir la victoria final en la prórroga por un solo punto. Para Moncho, el Obradoiro «demostró un carácter enorme».

El técnico de Pontepedriña, exultante por el comportamiento de sus jugadores, explicó que el primer tiempo del encuentro habría transcurrido «como en nuestro mejores sueños, todo nos salió bien, tanto en el aspecto defensivo como ofensivo».

 Moncho Fernández señaló que en el descanso habló a sus jugadores de lo que podía ocurrir en la segunda mitad por la reacción del rival: «Había que tener mucho cuidado porque ellos iban a subir mucho la tensión defensiva, y el nivel físico, y había que cuidarse mucho de no perder balones». Y ocurrió. El técnico reconoció haber sido «un poco agorero» y el Gran Canaria se puso por delante. El tercer cuarto (30-10 en el marcador) fue nefasto para el equipo compostelano, pero a partir de su último tramo el Obra reaccionó tirando de carácter. «Cuando el equipo parecía que estaba muerto, demostró un carácter enorme, reflejado, por ejemplo, en los tiros libres al final», afirmó el Alquimista de Pontepedriña. «Fuimos capaces de volver al partido, y eso demuestra un carácter enorme», insistió Moncho Fernández.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *