«Existe la posibilidad de quedarme, pero aún no lo sé», afirmó en EL DÍA Tim Abromaitis

.

«Estoy contento con la vida, el equipo, compañeros y amigos de aquí, pero es algo que habrá que hablar con mi agente y con Aniano Cabrera. Veremos qué opciones de otros equipos en Europa hay»

ENTREVISTA DE: J. RODRÍGUEZ (EL DÍA)

Tim Abromaitis es una apuesta segura. El ala pívot norteamericano ha vuelto a destacar en el curso efectuado por el CB Canarias. Después de tres años en la entidad lagunera, es uno de los jugadores que terminan contrato. Su principal intención es no abandonar la Liga Endesa. Veremos si la pericia del director deportivo Aniano Cabrera logra convencerlo para seguir defendiendo los colores del representativo insular. De momento, a Tim no le preocupa su futuro.

¿Qué nota le pone a la temporada del equipo?

Buena. Tuvimos bastantes expectativas al principio con la plantilla y por lo que sucedió el año anterior. Hubo momentos difíciles y malas rachas, pero seguimos luchando, ganamos partidos importantes y logramos cosas que pensábamos que no eran posibles por momentos, como jugar y ganar en la Copa del Rey o disputar los «playoffs». Estoy bastante contento sobre lo que hicimos.

Consecución de la Copa Intercontinental, semifinales de Copa, cuartos de final en los «playoffs»… No ha estado nada mal. La Basketball Champions League fue el único borrón.

Sí. Queríamos ganar el título de nuevo. Es un fracaso perder así, pero Murcia es un buen equipo, que estaba especialmente bien en ese momento. Quizás tuvimos suerte en el año anterior de no jugar ante un equipo como ellos. Fue un partido -el de la vuelta- que jugamos mal.

¿Sintieron la presión por ser el campeón y tener que pasar?

Creo que no. Si la había, no la sentimos. La temporada anterior nos sirvió como referente. El talento lo teníamos y sabíamos que podíamos volver a ganar, pero sin obligaciones.

Visto con la perspectiva del tiempo transcurrido, ¿por qué falló el proyecto con Nenad Markovic?

No lo sé. Él tenía un estilo que quizás no funcionaba muy bien para nosotros. Somos un equipo de talento y habilidad individual. Quizás necesitábamos un poco más de disciplina y reglas. Para mí es un buen entrenador. Te deja jugar, pero a lo mejor necesitábamos algo más estricto.

¿Sentía que no había «feeling» con el bosnio?

Cuando perdimos cuatro partidos seguidos -en la ACB- hubo un sentimiento de «algo falla aquí». Por eso creo que se tomó la decisión del cambio de entrenador.

Luego llegó Fotis Katsikaris. ¿Qué es lo que modificó especialmente para que el equipo tuviera un mejor funcionamiento?

Cambió algunas cosas en ataque, en particular algunos sistemas. Jugamos un poco más rápido. Nos dio un poco más de confianza en que podíamos ganar partidos grandes. Al principio nos dijo que había una buena plantilla y que estaba contento de trabajar con nosotros. Sentimos esa confianza.

Personalmente, ¿cree que ha hecho su mejor temporada desde que está en España?

Puede ser. Hice algunas cosas mejor, como el lanzamiento de tres. Probablemente sea mi mejor año en esa faceta. Jugué más minutos que en otras temporadas y eso me ayudó.

¿Tiene alguna explicación esa mejora desde el triple?

Todos los años hago la misma rutina de tiro, antes y después de los entrenamientos. Quizás, en ataque, Nenad y Fotis me insistieron en que me moviera más. Con Txus -Vidorreta- estaba más en la esquina. Pude encontrar más tiros abiertos.

El último tramo de la temporada le ha tocado participar mucho más por la lesión de Rosco Allen. Físicamente, ¿cómo lo llevó?

Bien. He tenido suerte de poder jugar toda la temporada sin lesiones. Rosco ha tenido bastante mala suerte. No encontró el ritmo y al final se lesionó.

Usted fue el único jugador de la plantilla que disputó todos los partidos. Las lesiones se han vuelto a poner en contra del equipo en esta campaña.

Lo hemos hablado. Ha habido equipos de la ACB que han tenido muchas lesiones, pero nosotros también. Nico -Richotti-, Rosco, Davin -White-… Casi todo el mundo ha tenido algo a lo largo del curso. Ha sido difícil para nosotros, pero ha sido una parte de mala suerte. Yo la he tenido a favor. No he tenido nada grave.

¿Cree que el baloncesto se está equivocando con tanta carga de partidos?

Creo que sí. Las ventanas FIBA me han venido bien para descansar. Los compañeros que jugaron con sus respectivas selecciones notaron el cansancio. En mi opinión, este calendario no tiene mucho sentido.

Tres años ha cumplimentado ya en el Iberostar Tenerife. ¿Habrá al menos un cuarto?

Aún no lo sé. Existe la posibilidad. Estoy contento con la vida, el equipo, compañeros y amigos de aquí, pero es algo que habrá que hablar con mi agente y con Aniano -Cabrera-. Veremos qué opciones de otros equipos en Europa hay. Ahora mismo no tengo ni idea de lo que hay para mí. No estoy preocupado por ello.

¿Están negociando ya?

No hay nada en concreto. Creo que para el equipo el entrenador es la prioridad. Es lo más importante en este momento, para luego hablar con nosotros, los jugadores.

Si no renovara, ¿cuál sería su prioridad? ¿Seguir en España o en otra liga europea?

Lo he pasado tan bien en España que me gustaría seguir aquí. Hay muchos otros sitios que me podrían encantar.

¿Qué le parece que Fotis Katsikaris se vaya a ir a la NBA?

Es interesante si tiene la opción de ir. Si la oferta es buena, estaré contento porque nos llevamos bien y me gusta como entrenador y como persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *