21 de Marzo de 2019
21.03.2019
LA LAGUNA

Una residencia de mayores ocupará una parte del Seminario

La instalación estará a cargo del grupo Clece y tendrá 167 plazas Se ubicará en el ala que albergó hasta hace unos años la Residencia Universitaria Santo Tomás de Aquino.

2019-03-21
Una residencia de mayores ocupará una parte del Seminario

Una parte del Seminario Diocesano de Tenerife será destinada a una residencia de mayores. Esta contará con 167 plazas y está previsto que sea abierta a principios del próximo año, según confirmaron fuentes oficiales del grupo multiservicios Clece, que se encargará de gestionar el recinto.

Concretamente, será en el ala que albergó la Residencia Universitaria Santo Tomás de Aquino donde se ubicará el espacio, "que forma parte del proyecto junto con otras zonas".En total son 6.900 metros cuadrados construidos, distribuidos entre el bajo y cuatro plantas, según la información aportada por Clece, que también puso de relieve que se crearán casi 100 puestos de trabajo de la mano de esta instalación, que recibirá el nombre de Residencia de Mayores San Cristóbal.

Las actuaciones para que el edificio pueda acoger este nuevo uso comenzaron en enero y hoy se pueden observar desde la Vía de Ronda, que bordea parte del inmueble en el que se encuentra el Seminario Diocesano, actualmente dirigido por Domingo Navarro, que fuese vicario general del Obispado y deán de la Catedral de La Laguna.

La construcción de este recinto para la formación religiosa comenzó con el movimiento de tierra en 1964; la primera piedra fue colocada un año más tarde, en 1965, y para recaudar fondos se llegaron a realizar peregrinaciones de las cuatro patronas insulares de la Diócesis por cada una de sus islas. Finalmente, la infraestructura fue inaugurada en 1974 por el obispo Luis Franco Cascón. En su camino posterior, el edificio acabó compartido con otras organizaciones, como el Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias (Istic) o la citada residencia universitaria, que echó el cierre en 2015 debido a las pérdidas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook