20 de Febrero de 2019
20.02.2019

Transformar la principal carretera portuense costará 32 millones

Cabildo y consistorio presentan un proyecto que cambiará la imagen de la ciudad a lo largo de los cinco kilómetros de la TF-312.

2019-02-20
Transformar la principal carretera portuense costará 32 millones

El Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento del Puerto de la Cruz presentaron ayer el proyecto para transformar por completo los 5 kilómetros de la principal carretera de la ciudad turística, la TF-312, que une las vías de Las Arenas y El Botánico a través del casco urbano y soporta a diario unos 23.000 vehículos. La actuación cuesta 32 millones de euros y se divide en cinco tramos, donde se prevé la construcción de seis rotondas y un gran enlace en dos niveles (en Las Cabezas) para acabar con todos los cruces peligrosos; más espacios para el tránsito de peatones; más zonas verdes; ubicaciones más seguras para paradas de guaguas, zonas de carga y descarga o contenedores; canalización de redes, incluido el gas; nuevo alumbrado; drenaje, y semáforos accesibles.

Este proyecto viario es el más ambicioso y complejo que se ha presentado para el Puerto de la Cruz en las últimas décadas. Tras casi dos años de trabajo previo, la ciudad dispone de una propuesta que, según la directora insular de Carreteras, Ofelia Manjón, pretende acabar con los principales puntos negros y adaptar la vía a las personas y al entorno.

El ayuntamiento tiene encomendada la tarea de poner a disposición del Cabildo los terrenos necesarios para los trabajos, "la mayoría de propiedad municipal", según informó el edil de Urbanismo, Juan Carlos Marrero (CC).

El consistorio espera poner el suelo a disposición del Cabildo este año, con el objetivo de que la primera fase pueda comenzar en 2020. Los tramos prioritarios son el pulpo de Las Cabezas, cuya estructura está en mal estado, y el ubicado junto al Jardín Botánico.

El plazo de ejecución de todas las fases suma ocho años de obras, pero es posible que la reforma de varios tramos coincida para poder reducirlo.

El Cabildo aportará 21 millones de euros, el 66% del coste, y el Ayuntamiento portuense, otros 11 millones, el 34% restante. Una vez finalizada la reforma integral, la vía será de titularidad municipal.

El alcalde, Lope Afonso (PP), aseguró que se trata de un proyecto "verdaderamente ilusionante" que "marca la movilidad del futuro y resuelve problemas históricos". Una gran obra que este ayuntamiento "puede ahora cofinanciar tras el esfuerzo realizado para sanear las cuentas".

El presidente insular, Carlos Alonso (CC), valoró la importancia de esta iniciativa y recordó el esfuerzo inversor que realiza el Cabildo en la ciudad, con iniciativas como la nueva estación de guaguas, "que estará operativa en primavera"; la calle San Juan y la plaza Concejil; las calles Quintana y La Hoya; la TF-31; el parque San Francisco; la Casa de la Aduana, o el concurso del hotel Taoro, que ha recibido dos ofertas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook